Las restricciones a las importaciones son muy poco reales

 
EXTRACTO GRATUITO

La principal preocupación de la mayoría de los empresarios con los cuales tuve contacto en las últimas semanas es que la Secretaría de Comercio Interior les apruebe las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importaciones (DJAI), sin las cuales les resulta imposible conseguir insumos y materiales que necesitan para producir localmente. ¿Con qué criterio se aprueban o se rechazan; hasta cuándo seguirá funcionando el esquema?, se preguntan.Al respecto, entrevisté al escocés John Marcus Fleming (1911-1976), quien se desempeñó como funcionario internacional (en la Liga de las Naciones, las Naciones Unidas y el Fondo Monetario Internacional). Como Ruggero Leoncavallo (autor de I pagliacci ), escribió varias obras, pero es recordado por una monografía titulada "La mejor manera de restringir las importaciones", que publicó en 1951.-Usted se ocupó de una cuestión que hoy preocupa a muchos empresarios argentinos. ¿Qué consejos daría?-Muy pocas recomendaciones son atemporales en economía. Además, escribí un trabajo esencialmente taxonómico. A mediados del siglo pasado, existía el control de cambio, importantes brechas cambiarias, acuerdos comerciales bilaterales (en el caso de la Argentina, principalmente con España), y la perspectiva de que la nueva moneda internacional, el dólar, fuera escasa, por el superávit comercial de Estados Unidos. Hoy las economías son mucho más abiertas, el control de cambios existe en muy pocos países y el financiamiento internacional abunda.-¿Qué protege a la producción local frente a la extranjera?-Los costos de transporte, el tipo de cambio, los aranceles y el resto de las trabas a las importaciones. El primer factor genera protección natural y explica que, desde hace siglos, el mercado de las especias está globalizado, mientras que el de arena todavía no comenzó. Ordené el resto de las herramientas en el sentido preferido por los economistas. A propósito: la reforma arancelaria introducida por el entonces presidente Arturo Frondizi a comienzos de 1959, buscó transformar las restricciones cuantitativas en aranceles, para que la Argentina pudiera ingresar en el GATT, que luego se transformó en la Organización Mundial del...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA