Resolución 118/2009

Emisor:Ministerio de Salud
Fecha de la disposición:10 de Febrero de 2009
Art. 10

Derógase la Resolución Nº 1678/07 del MINISTERIO DE SALUD del 6 de diciembre de 2007.

Art. 11

Comuníquese por intermedio de la SECRETARIA DE POLITICAS, REGULACION E INSTITUTOS a la ACADEMIA NACIONAL DE MEDICINA, AFACIMERA, AMA, COMRA y CONFECLISA, a la Dirección Nacional de Registro, Fiscalización y Sanidad de Fronteras y a los Colegios Médicos, y al Ministerio de Salud del Gobierno de la Nº 31.591 7.

Que a la luz de los nuevos objetivos es preciso incorporar criterios que permitan desarrollar más eficientemente las acciones que posibiliten el acceso universal y continuo a los servicios de salud; considerado el lugar central del sistema de salud, con territorio adscripto de forma tal que permita el planeamiento y la programación descentralizada.

Que en el marco descrito, es necesario integrar la gestión y los recursos de los Programas existentes, reformulando sus objetivos, con el propósito de reforzar y acrecentar el desarrollo de la Atención Primaria de la Salud en nuestro país.

Que en virtud de todo lo expuesto resulta necesario crear el PROGRAMA DE SALUD FAMILIAR, cuyo objetivo será establecer en las jurisdicciones Equipos Interdisciplinarios de atención primaria de la salud, con población nominal a cargo y educación permanente en servicio, integrándose además con los objetivos del PROGRAMA DE APOYO NACIONAL DE ACCIONES HUMANITARIAS PARA LAS POBLACIONES INDIGENAS (ANAHI); del PROGRAMA NACIONAL DE RECURSOS HUMANOS PARA LA ATENCION PRIMARIA DE LA SALUD; del PROGRAMA DE MEDICOS COMUNITARIOS y de la COMISION DE NACIONAL DE PREVENCION Y CONTROL DEL COLERA.

Que la DIRECCION GENERAL SE ASUNTOS JURIDICOS, ha tomado la intervención de su competencia.

Por ello,

LA MINISTRA DE SALUD RESUELVE:

Artículo 1º

Créase en el ámbito del MINISTERIO DE SALUD el PROGRAMA DE SALUD FAMILIAR, el que actuará en la órbita de la SUBSECRETARIA DE PREVENCION Y CONTROL DE RIESGOS, cuyo objetivo será establecer en las jurisdicciones Equipos Interdisciplinarios de atención primaria de la salud, con población nominal a cargo y educación permanente en servicio, integrándose además con los objetivos del PROGRAMA DE APOYO NACIONAL DE ACCIONES HUMANITARIAS PARA LAS POBLACIONES INDIGENAS (ANAHI) establecido por Resolución Nº 472/00; del PROGRAMA NACIONAL DE RECURSOS HUMANOS PARA LA ATENCION PRIMARIA DE LA SALUD, establecido por Resolución Nº 1077/04; del PROGRAMA DE MEDICOS COMUNITARIOS establecido por Resolución Nº 915/04 y sus modificatorias Nº 1782/06 y Nº 961/07; y de la COMISION NACIONAL DE PREVENCION Y CONTROL DEL COLERA establecida por Resolución Nº 302/94.

Art. 2º

Apruébanse los lineamientos estratégicos generales que regirán las pautas emanadas del Programa creado en el artículo precedente, que se agregan como ANEXO I a la presente Resolución.

Art. 3º

Créase la Unidad Coordinadora Central del PROGRAMA DE SALUD FAMILIAR la que tendrá a su cargo la elaboración de los planes de corto y mediano plazo destinados al logro de los objetivos y metas aprobados en el artículo 2º, que estará conformada por las siguientes áreas programáticas: Administrativa; Gestión de Equipos; Educación Permanente en Servicio; Evaluación y Monitoreo; y Pueblos Originarios.

Art. 4º

La Unidad Coordinadora Central, creada por el artículo anterior, será coordinada por el Dr. Mario Gustavo ACUÑA D.N.I. Nº 14.941.323 y subcoordinada por el Dr. Fernando Enrique COPPOLILLO, D.N.I. Nº 20.572.789.

Art. 5º

Invitar a las jurisdicciones a suscribir convenios que permitan desarrollar los objetivos del Programa, cuyo modelo se agrega como ANEXO II.

Art. 6º

Aquellas jurisdicciones que no suscriban los convenios, mantendrán el sistema vigente establecido por Resolución Nº 472/00, Resolución Nº 1077/04, Resolución Nº 915/04 y sus modificatorias Nº 1782/06 y Nº 961/07 y la Resolución Nº 302/94.

Art. 7º

El gasto que demande el programa se afectará al presupuesto de este ministerio y del proveniente de organismos internacionales.

Art. 8º

Regístrese, comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívase. -- María G. Ocaña.

ANEXO I.

LINEAMIENTOS DEL PROGRAMA DE SALUD FAMILIAR CAPITULO 1

  1. FUNDAMENTOS La Declaración de Alma Ata, en 1978, define la estrategia de Atención Primaria de la Salud (APS) y destaca la importancia de garantizar adecuadas condiciones de salud para la población, procurando la corrección de las desigualdades a través del acceso universal a servicios básicos integrales, fomentando la participación comunitaria, la acción intersectorial y el uso racional de los recursos. De acuerdo a esta declaración, los componentes de la Atención Primaria de la Salud (APS) incluyen, por lo menos:

    · Educación en relación a los problemas de salud prevalentes y los métodos para prevenirlos o controlarlos.

    · Promoción del abastecimiento de alimentos y de una adecuada nutrición.

    · Adecuado suministro de agua potable y de servicios sanitarios básicos · Atención de la salud materno-infantil, incluyendo planificación familiar · Inmunización contra las principales enfermedades infecciosas · Prevención y control de las enfermedades endémicas locales · Tratamiento apropiado de las enfermedades y lesiones comunes · Provisión de medicamentos esenciales La APS como estrategia global para mejorar la salud de las comunidades incluye muchos componentes cuya implementación no depende sólo de los profesionales de la salud sino que requieren del aporte integrado de muchas disciplinas y fundamentalmente, de decisiones políticas firmes y sustentables en el tiempo.

    En esta Estrategia, la contribución de los médicos y de otros profesionales del equipo de salud como los enfermeros, psicólogos, trabajadores sociales, agentes sanitarios, etc. se torna especialmente relevante.

    La APS puede ser abordada para su estudio y evaluación desde dos grandes perspectivas: la que tiene que ver con el reconocimiento de necesidades, diagnóstico y manejo de los problemas que afectan al paciente y su familia desde un contexto microsocial, y la que se relaciona con la identificación de las necesidades y la resolución de problemas de la comunidad en un contexto macrosocial.

    La APS implica privilegiar la asignación de los recursos allí donde están las necesidades, donde están los problemas de salud, en definitiva donde está la gente y donde la gente decida. Esto significa, en la práctica, reorientar el financiamiento hacia la comunidad, hacia el Primer Nivel de Atención, hacia la Prevención Primaria; allí donde el recurso es más eficiente y asegura la equidad. Desde esta perspectiva se visualiza la necesidad de producir cambios fundamentales en los servicios de salud, centrando el eje de abordaje en la Salud Familiar y Comunitaria.

    Poner en marcha un programa de Atención Primaria de la Salud que modifique las características profesionales de un equipo Interdisciplinario, y que logre un mejor aprovechamiento de los distintos niveles de atención del sistema sanitario, así como la constitución de redes comunitarias entre los distintos sectores involucrados se constituye en una necesidad impostergable para lograr un adecuado impacto en la salud en Argentina.

    La Salud Familiar y Comunitaria desde su perspectiva bio-psico-social propone una atención integral, global y continua de la persona y la familia a lo largo del ciclo vital. Esto se hace explícito en los principios y fundamentos de la propuesta entre los cuales encontramos:

    · Atención comunitaria: el conocimiento de los problemas de salud de la comunidad y los recursos de la misma (tanto sanitarios como de otros sectores) permiten priorizar acciones que den respuesta a los problemas locales de mayor importancia. Esta necesidad se sostiene en el hecho de que los factores socioculturales y medioambientales son determinantes de un gran número de enfermedades, los cuales difícilmente puedan ser modificados sin acciones comunitarias.

    · Atención familiar: la familia tiene una importancia trascendental en las condiciones de salud de sus integrantes. Cómo y cuándo enferman sus miembros, la forma en que se expresa la necesidad de atención sanitaria y el modo de resolución de los problemas, están fuertemente ligados a las condiciones genéticas, biológicas y psicosociales de la familia. Este enfoque ofrece al equipo de atención familiar, una perspectiva práctica que le ayudará a dar respuestas en forma integral, trasladando la unidad de cuidado de la atención individual al conjunto de personas que conforman una familia, sin alejarnos del contexto social donde se encuentra inmerso. La familia constituye un recurso fundamental en el mantenimiento de la salud de sus miembros, y también en el cuidado y la resolución de problemas. Pero también, puede ser generadora de enfermedad y perpetuadora de síntomas, hábitos de vida inadecuados y conductas de salud...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba