Resolución 2834/2015

Fecha de la disposición:16 de Septiembre de 2015
 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO



INSTITUTO NACIONAL DE CINE Y ARTES AUDIOVISUALES

Resolución 2834/2015Bs. As., 16/09/2015

VISTO la Ley N° 17.741 y sus modificatorias (t.o. Decreto N° 1248/01) y el Decreto N° 1536/02, el Expediente N° 8931/15/INCAA, y

CONSIDERANDO:

Que el INSTITUTO NACIONAL DE CINE Y ARTES AUDIOVISUALES tiene a su cargo el fomento y regulación de la actividad cinematográfica en todo el territorio de la República Argentina y en el exterior, en cuanto se refiere a la cinematografía nacional, de acuerdo a las disposiciones de la Ley N° 17741 y sus modificatorias (t.o. Decreto N° 1248/01) y Decreto N° 1536/02.

Que la actividad cinematográfica y audiovisual conforma un sector estratégico de nuestra cultura y de nuestra economía, contribuyendo al avance tecnológico, al desarrollo económico y a la creación de empleo.

Que el quehacer cinematográfico y audiovisual representa un gran aporte para la defensa de la diversidad cultural, constituyendo un elemento primordial para el desarrollo de las personas como tales.

Que es competencia del INSTITUTO NACIONAL DE CINE Y ARTES AUDIOVISUALES formular y ejecutar las medidas de fomento tendientes a desarrollar la cinematografía argentina en sus aspectos culturales, artísticos, técnicos, industriales y comerciales, pudiendo a tal efecto auspiciar concursos, establecer premios, adjudicar becas de estudios y emplear todo otro medio necesario para el logro de ese fin.

Que el Organismo, para acrecentar la difusión de la cinematografía y establecer y ampliar la colocación de películas con el objeto que las mismas lleguen a todas las provincias y localidades de nuestro territorio nacional, puede gestionar y llevar a cabo todo tipo de actividades para el logro de ese fin.

Que tanto la ampliación de los circuitos de exhibición como la creación de mercados audiovisuales locales tienen como finalidad primordial la difusión de la producción cinematográfica y audiovisual para todos los habitantes, con el objeto de garantizar la igualdad de posibilidades de acceso a las producciones cinematográficas nacionales, como así también a las realizadas por países extranjeros que contribuyan a la diversidad cultural.

Que a través de los circuitos de exhibición y mercados cinematográficos se generó un espacio de comunicación dinámica entre el Organismo y la sociedad en general.

Que el 20 de Octubre de 2005, la Conferencia General de la ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), de la que nuestro país es miembro, adoptó la Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales (La Convención), constituyéndose en el primer tratado internacional que tomó en cuenta los procesos y efectos de la globalización sobre la cultura, y también el primero en reconocer la doble naturaleza de los bienes y servicios culturales, a la vez económicos y portadores de identidades, valores y significados, afirmando que por ello no deben tratarse como si solo tuvieran valor comercial.

Que La Convención entró en vigor el 18 de marzo de 2007, habiendo recibido hasta el momento la ratificación o adhesión de 133 de los 169 países miembros de la UNESCO, entre ellos la República Argentina, que la ratificó por medio de la Ley 26.305, entrando en vigor en nuestro país el 7 de agosto de 2008.

Que entre sus CONSIDERANDOS, La Convención destaca la necesidad de los Estados de adoptar medidas para proteger la diversidad de las expresiones culturales y sus contenidos, especialmente en situaciones en las que las expresiones culturales pueden correr peligro de extinción o grave menoscabo.

Que La Convención señala que los procesos de mundialización, facilitados por la evolución rápida de las tecnologías de la información y comunicación, pese a que crean condiciones inéditas para que se intensifique la interacción entre las culturas, también constituyen también un desafío para la diversidad cultural, especialmente en lo que se refiere a los posibles desequilibrios que las mismas puedan generar entre los distintos países.

Que la Convención establece entre sus Principios Rectores, el derecho soberano de los Estados a conservar, adoptar y aplicar las políticas y medidas que estimen necesarias para proteger y promover la diversidad de las expresiones culturales en sus respectivos territorios (Principio de Soberanía, artículo 2 de La Convención) y que se aplicará a las políticas y medidas que adopten las Partes en relación con la protección y promoción de la diversidad de las expresiones culturales (Ámbito de Aplicación, artículo 3 de La Convención).

Que entre las medidas mencionadas en La Convención, se incluye expresamente aquellas encaminadas a proporcionar a las industrias culturales independientes nacionales y las actividades del sector no estructurado, un acceso efectivo a los medios de producción, difusión y distribución de bienes y servicios culturales (artículo 6 inciso 2 c)) y las destinadas a conceder asistencia financiera pública (artículo 6 inciso 2 d)).

Que en su artículo 8, La Convención también establece que, sin perjuicio de lo establecido en los artículos 5 y 6, los Estados Parte podrán determinar si en el ámbito de sus territorios hay situaciones especiales en las que las expresiones culturales corran riesgo de extinción, sean objeto de grave amenaza o requieran alguna medida urgente de salvaguardia, en cuyo caso podrán adoptar cuantas medidas consideren necesarias para proteger y preservar las...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA