Se resiente el trigo por la falta de lluvias y también está afectada la ganadería

 
EXTRACTO GRATUITO

Las últimas lluvias fueron insuficientes para reponer la humedad en las zonas con sequía y con la caída de rindes que se está proyectando en campos arrendados los márgenes brutos pasarán a terreno negativo en el trigo. Además, la siembra de maíz está frenada en varias regiones. En tanto, la producción ganadera enfrenta restricciones por la caída de la oferta forrajera.Este es el impacto de la falta de precipitaciones importantes en la provincia de Buenos Aires y en gran parte de la pampa húmeda. Como informó LA NACION sobre la base de datos que proporcionó Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación de Recursos Naturales del INTA, en septiembre pasado en la región pampeana las lluvias estuvieron entre 80 y 100% por debajo de lo histórico para ese mes.Anteayer, en un informe sobre el trigo en la zona agrícola núcleo, la Bolsa de Comercio de Rosario estimó que ya se vislumbran pérdidas del 10 al 40 por ciento en el rendimiento potencial del cultivo.Desde Pehuajó-Trenque Lauquen hacia La Pampa, se estima una afectación del rinde potencial del trigo del 15 al 20 por ciento, con posibilidades de empeorar si no hay lluvias de 80 a 100 milímetros en los próximos días, según destaca un informe de la consultora AZ Group.Además, en el sudoeste bonaerense, según señaló Sebastián Salvaro, director de esa consultora, allí los productores están "muy preocupados por la evolución del trigo, que debe atravesar las etapas reproductivas sin reservas de agua en el perfil y dependiendo de las próximas lluvias". Salvaro advirtió que, para el trigo, con la caída de rindes estimados "los márgenes brutos proyectan que se cambiará la plata en campos arrendados cuando se hayan implantado cultivos con fondos propios". Y agregó que "el resultado será negativo si hubo que financiar los gastos de producción con las tasas vigentes; solo dará una renta discreta la agricultura en campo propio".Por el impacto de la falta de lluvias en el sudoeste provincial, para el coordinador de los CREA de esa región, José Ansaldo, "se trata de la sequía más grave de los últimos 50 años".Donde hubo un alivio en los últimos días fue en la región costera del sur bonaerense, donde se registraron de 30 a 60 milímetros el lunes pasado. Allí el trigo y la cebada habían emergido en condiciones de buena humedad y "venían con muy pocos ataques de enfermedades, por lo que están en carrera para dar rindes de tendencia si lloviera normalmente en las próximas semanas", según cuentan los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA