La segregación residencial, un problema que requiere urgencia

 
EXTRACTO GRATUITO

Las villas de emergencia constituyen una forma de hábitat urbano que se caracteriza por la irregularidad en la ocupación del suelo. Se trata de ocupaciones de tierras que en general son fiscales y que tienen buena accesibilidad a áreas centrales. Y están definidas por una laberíntica trama circulatoria producto del máximo aprovechamiento del espacio.También se destacan sus deficitarias condiciones habitacionales. Las casillas de las villas carecen de servicios básicos. Camiones cisterna para la provisión de agua o el transporte público automotor no pueden más que acceder a algunos sectores periféricos. Además, las viviendas tienen críticos índices de hacinamiento, y llegar a vivir en muchos casos más de cuatro personas por cuarto.Finalmente, las villas representan una fractura del resto de la ciudad: en general se localizan entre barreras urbanas, como puentes, vías, zanjones o arroyos. La accesibilidad suele ser deficiente y las condiciones ambientales, malas.Así, la segregación residencial genera problemas urbanos de accesibilidad y de falta de servicios y de equipamientos, y otros, sociales, derivados del aislamiento físico. Si bien las distancias sociales se han incrementado, en los mismos términos se han reducido las espaciales. Esta aproximación conduce a procesos de fortificación...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA