Reportaje al dr.Héctor-Hugo Barbagelata

Sobre un proyecto absurdo

Con Héctor Hugo Barbagelata

Escrito por: Salvador Neves

Fuente:"Brecha", 05.04.2013

Adverencia. La Revista agradece a nuestro amigo Pedro Weinberg haber alcanzado este excelente reportaje.

A principios del mes pasado el gobierno envió al Parlamento un proyecto de ley modificando la de negociación colectiva en la forma indicada por la OIT cuyo Comité de Libertad Sindical se hizo eco de las quejas de las patronales uruguayas. Es un buen motivo para visitar al eminente laboralista y aprovechar para asomarse a algún otro costado de su trayecto. "Preguntale al Hugo. Lo que el Hugo diga se hace", se le oía decir a menudo a José "Pepe" D"Elía cuando todavía era secretario general de la Federación de Empleados de comercio. El aludido, doctorado en derecho laboral aquí y en

Francia, fue el primer abogado contratado por ese sindicato en tiempos en que sólo aebu tenía uno.Ahora tiene 90 años y sostiene con orgullo que nunca defendió una empresa.

Se ha señalado que, junto a su colega Américo Plá Rodríguez, Barbagelata sentó las bases de lo que se conoce y respeta como escuela uruguaya de derecho laboral."En los peores momentos de la ofensiva neoliberal contra el derecho del trabajo, Plá y Barbagelata fueron dos pilares que desoyeron los cantos de sirena que a tantos sedujeron, [...] lo que a la postre reforzó el respeto internacional a una doctrina que ellos construyeron", escribió una vez Óscar Ermida Uriarte.

Sin embargo esquiva los homenajes, y cuentan sus amigos que, cuando creyeron haber conseguido que aceptase uno, logró transformarlo, con su discurso, en un homenaje a la escuela pública uruguaya.

Trabajaba en su escritorio cuando los periodistas llegaron a su casa, pero prefirió que la entrevista se hiciera en el jardín de invierno que Electra, su esposa, pobló de verde. Hace tres años, cuando ella murió, bautizó con su nombre a una fundación creada para apoyar a los estudiantes del interior del país que buscan graduarse en derecho laboral. La fundación también edita unos breves cuadernillos a propósito de la materia, y el diálogo comenzó por uno de ellos (Comprender el derecho del trabajo a través del cine, de Hugo Barreto Ghione). En nuestra materia se utiliza regularmente el cine como recurso didáctico. Se presta para eso. No sucede lo mismo con el derecho civil, pero nosotros, tradicionalmente, hemos pasado Germinal y nos ha dado resultado. A diferencia de otras ramas del derecho, para entender el derecho laboral hay que comprender la realidad del mundo del trabajo, y esto es toda una dificultad, porque cuando los muchachos llegan a este punto vienen de haber incorporado los criterios del derecho civil donde todo parece derivarse de formulaciones abstractas. Por eso también me gustaba decir a mis alumnos que el diario debía ser su texto principal. No se puede ser laboralista sin tener un firme anclaje en las realidades de la vida social y sin estar atento a las transformaciones que la tecnología, por ejemplo, introduce en ella.

En su último libro usted recuerda que inicialmente...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba