Sentencia de Cámara Federal de Apelaciones de Salta, 1 de Octubre de 2013, expediente FSA 011000327/2010

Fecha de Resolución 1 de Octubre de 2013
EmisorCAMARA FEDERAL DE SALTA

Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE SALTA “RENGIFO ARENAS, GUALBERTO c/ OSPES s/ Ley de discapacidad”, EXPTE. N° 11000327/2010 (Juzgado Federal de Salta N° 1)

ta, 1 de octubre de 2013 VISTOS:

Los recursos de apelación deducidos por el actor a fs. 361, y por la demandada a fs. 362 y 397, fundados a fs. 368/372; 373/379 vta. y 402/403, respectivamente, y; CONSIDERANDO:

  1. Que vienen las presentes actuaciones en virtud de las impugnaciones de referencia, las de fs. 361 y 362, contra el decisorio de fs. 353/356 del 21 de marzo de 2013, que hizo lugar parcialmente al levantamiento de astreintes y embargo solicitado por la demandada por la suma de $17.958, dejándose establecido que subsisten por $21.381, conforme surge de la planilla efectuada; e impuso las costas por el orden causado.

    La deducida a fs. 397 contra la resolución de fs.

    396 vta., del 06 de mayo de 2013, que aclaró los términos de la mencionada con anterioridad en el sentido de dejar consignado que la circunstancia de que las cuotas por los meses de junio, julio y agosto de 2010 quedaran impagas, obedece a la reimputación realizada en la resolución dictada a fs. 253/256 y no Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE SALTA a la falta de depósito por parte de la obra social, por lo que no corresponde el cómputo de las astreintes por dichos períodos, procediendo en cambio su intimación para que deposite el total adeudado de las tres cuotas mencionadas con más los intereses correspondientes a la tasa pasiva de uso judicial que publica el Banco Central de la República Argentina.

  2. A fs. 368/372 el actor fundó el recurso incoado solicitando se revoque la resolución de fs. 353/356 y, en consecuencia, se tengan por pagados los meses de noviembre/diciembre de 2010 y enero/febrero de 2011 en las fechas por él denunciadas; y por impagas las de marzo, abril, mayo, junio, julio y agosto de 2011.

    Expuso inicialmente que se agravia de la consideración del a quo respecto a la validez de los recibos acompañados por la demandada con los que se pretendió imputar los pagos de noviembre/

    diciembre de 2010, y enero/febrero de 2011, por la sola circunstancia de que el suscripto no desconoció la firma inserta en los mismos.

    Sobre el particular indicó que tales documentos fueron predatados por su contraria y que el reconocimiento de la firma no resulta suficiente para otorgarles validez probatoria.

    Señaló que de las constancias de la causa surge que cada vez que su parte recibió un pago por parte de la demandada así lo denunció, sin que esta última dijera algo al respecto.

    Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE SALTA Adujo que las constancias de esos pagos que acompañara son las mismas que las presentadas por la Obra Social pero predatadas. En este punto sostuvo que esto se explica porque la accionada le hizo firmar los recibos sin fecha para luego agregársela según su conveniencia, aprovechándose de su inexperiencia y necesidad.

    Luego de considerar en detalle los instrumentos en discusión, señaló que fue necesario iniciar juicio para lograr el cumplimiento de las obligaciones a cargo de la accionada; efectuar denuncia por desobediencia judicial; informar la situación de autos a la Superintendencia de Servicios de Salud; imponer astreintes y trabar embargo sobre sus cuentas, todo lo que demuestra la conducta reticente de su contraria.

    En ese contexto, destacó que no tiene asidero lógico pensar que la prestataria de salud haya pagado cuotas por adelantado y de más, como sostiene en defensa de su posición.

    Apuntó asimismo que su contraria consintió

    sucesivas intimaciones a cumplir con el pago de las cuotas sin formular objeción alguna, lo que opera como presunción de que los pagos no habían sido realizados en tiempo y forma.

    Hizo notar de igual modo, que en la sucursal de la demandada en esta ciudad sólo hay dos personas, no pudiendo en consecuencia demorarse más de un mes en llevar los recibos a su apoderado para que éste los presente en juicio.

    Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE SALTA Por otra parte se agravió el accionante de la falta de valor probatorio otorgada a la prueba pericial contable realizada en la ciudad de Buenos Aires sobre los libros de la Obra Social en cuestión, en la que se concluyó que no se registra ningún pago al actor, y a partir de la cual se puso de manifiesto que las delegaciones del interior se encuentran autorizadas a realizar pagos a sus afiliados y que la rendición de los fondos no contabiliza esos egresos individualizados sino agrupados.

    Afirmó que debe tenerse presente que al abrir a prueba el incidente de levantamiento de embargo interpuesto por la demandada, estando ésta notificada de los puntos de pericia ofrecido, informó tres meses más tarde, al momento de realizarse la pericia, que los libros se encontraban en Buenos Aires; a lo que añadió que se le acusó negligencia en la producción de la pericia de marras cuando la demandada ya tenía conocimiento de que ya se había realizado con resultado desfavorable para su parte.

    En este marco aseguró que de haber algún pago asentado en relación de su parte, debía estar en la sucursal local, donde la propia accionada impidió que se lleve a cabo la aludida pericia.

    Asimismo expuso que de restársele entidad probatoria al dictamen del perito contador se lo colocaría ante una prueba diabólica, pues no advierte el modo en que podría verificarse la inexistencia de pagos sino es a través de los libros de la Obra Social.

    Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE SALTA Finalmente, en lo que atañe a la imposición de las costas, puso de manifiesto que en autos no hubo vencimiento parcial y mutuo ya que la demandada dio lugar a la fijación de astreintes y al consecuente embargo sobre sus cuentas por lo que corresponde que soporte las costas del incidente en cuestión. Hizo reserva del caso federal.

  3. A su turno, a fs. 373/379 vta. la accionada expresó agravios.

    Luego de efectuar un relato de las circunstancias del caso, señaló que aun cuando se encuentra acreditado y reconocido por el a quo que el pago de la cuota del mes de octubre se hizo en tiempo y forma, no se declaró la improcedencia de las sanciones que habían sido impuestas como consecuencia de la denuncia de incumplimiento de ese mes, que, en razón de las circunstancias expuestas, carecían de sustento o causa.

    Aclaró que es el actor quien se encontraba en mora, ya que habiéndose obligado por convenio a abrir una cuenta en la que se efectuarían los depósitos no lo hizo (ver fs. 70).

    Explicó que en la sentencia en crisis se omitió

    pronunciamiento sobre la excesiva carga onerosa que significaba para una Obra Social unas astreintes de $50 diarios, por un incumplimiento no acreditado y que representa, tomando su valor diario al mes, casi el 500% del valor de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR