Relato y victimización en lugar de política

 
EXTRACTO GRATUITO

El "modelo" cruje por todos lados. La única estrategia oficial es echarles la culpa a otros. Y cada vez hay más enemigos. El http://www.lanacion.com.ar/1579188-randazzo-no-quiero-pensar-que-hay-complicidad-entre-empresarios-y-gremialistasagregó ahora a la lista a los sindicatos y las empresas del http://www.lanacion.com.ar/1579101-pese-a-la-presion-del-gobierno-sigue-el-paro"No hay interlocutores", dicen empresarios y gremialistas.El sector es un ejemplo de los desajustes brutales causados por el Gobierno y que Cristina Kirchner se niega a solucionar. Si hay colapso, es culpa de otros, avariciosos, que están en contra del modelo nacional y popular. ¿Será el plan sostener el "modelo" a capa y espada, y si todo explota victimizarse y denunciar un "golpe de mercado", como dijo Domingo Cavallo? Muchos otros piensan lo mismo, pero no lo dicen, a diferencia del ex ministro, que nunca fue muy afecto a matizar sus opiniones.Hace poco más de un año el Gobierno le quitó los subsidios al transporte de pasajeros de larga distancia y redujo a la mitad el aplicado al subterráneo porteño. La intención era doble: hacer que crezca más despacio el monumental déficit fiscal y que el costo lo paguen otros.Mientras, Cristina Kirchner siguió tratando de congraciarse con la clase media ofreciéndole subsidios multimillonarios a Aerolíneas Argentinas para que haga jugosas ofertas para viajar por el país y el exterior. El mismo gobierno que se niega a subsidiar un pasaje en subte desde Plaza de los Virreyes a Bolívar, en la Plaza de Mayo, pone fortunas para abaratar los pasajes a Miami.Pero resulta ser que quienes viajan quieren comprar dólares, y allí aparece el ministro Julio De Vido para tratarlos de apátridas.La política para el sector de transporte de larga distancia es, en palabras del viceministro de Economía, Axel Kicillof, que sufran "rentabilidades negativas" por un período de duración incierta. Los empresarios se quejan de que desde que el Gobierno congeló los precios de los combustibles apareció un gasoil "blue", más caro.Las tarifas que aplican son demasiado parecidas a las ofertas de Aerolíneas. "Cristina dejó la gestión en manos de estos chicos que pasaron de la facultad directo al gobierno y que no entienden nada; si manejan un quiosco tienen problemas para calcular el vuelto de un Beldent", dice un economista que siempre tuvo visiones tan distantes del ultrakirchnerismo como del ultra-antikirchnerismo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA