Relación laboral del profesor

RESUMEN

Palabras claves: Contrato de trabajo- profesor universitario- prestación de servicios- presunción- art. 23 LCT- carga de la prueba Está fuera de discusión que el actor prestó servicios para la demandada, en el establecimiento educativo-explotado por ésta, lo que hace presumir la existencia de un contrato de trabajo, aun cuando -como en el caso- se invoquen figuras contractuales no laborales... (ver resumen completo)

 
EXTRACTO GRATUITO

SENTENCIA N° 94.386 CAUSA N° 19.569/2008

SALA IV

-BECHER RICARDO ALBERTO C/ FUNDACION DEL CINE S/ DESPIDO- JUZGADO N°19

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 05 DE NOVIEMBRE DE 2009, reunidos en la Sala de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso interpuesto contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

El doctor Héctor C. Guisado dijo:

I) A fs. 123/125 la demandada apela la sentencia de primera instancia de fs. 114/122 que hizo lugar parcialmente a la acción.

II) La recurrente se agravia, en primer término, de que se haya tenido por acreditada la existencia de una vinculación laboral entre las partes, pese a que -según su criterio- no se desprende de la prueba testifical que existiera una relación jerárquica con la Fundación, -sino que, por el contrario-los programas son elaborados por los profesores, los horarios son consensuados y el profesor los puede modificar-el profesor designa y paga a su reemplazante sin injerencia alguna por parte de la demandada- y -el actor no es docente de profesión sino un director de cine-.

Anticipo que la queja no merece trato favorable.

En efecto, está fuera de discusión que el actor prestó servicios para la demandada, en el establecimiento educativo (-Universidad del Cine-) explotado por ésta, lo que hace presumir la existencia de un contrato de trabajo, aun cuando -como en el caso- se invoquen figuras contractuales no laborales para caracterizar el contrato (art. 23 de la LCT).

Por ser ello así, el actor no estaba obligado a probar la existencia de dependencia jerárquica (como parece entender la apelante), pues, según la opinión predominante en la jurisprudencia y en la doctrina, que esta Sala comparte, el reconocimiento de la prestación de servicios torna operativa la presunción indicada y obliga al demandado a aportar la prueba tendiente a desvirtuar tal extremo (cfr. Fernández Madrid, Juan Carlos, -Tratado práctico de derecho del trabajo-, t. I, p. 628; esta Sala, S.D 94.243 del 19/8/09, -Pisera, Diego Gabriel c/ Ponte, Ricardo Fabián s/ despido-).

En tales condiciones, la apelante no puede escudarse en la alegada insuficiencia de la prueba testifical aportada por la contraparte, ya que, en virtud de la presunción referida era la demandada la que tenía la carga de desacreditar la versión del actor y de demostrar que éste era un empresario o que el vínculo obedecía a una causa no laboral.

Pues bien, pese al esfuerzo dialéctico de la apelante para demostrar que el actor no era docente sino director de cine, surge del contrato agregado a fs. 23 que el actor fue contratado para -dictar una asignatura Dirección y Realización- en la Universidad de la demandada, es decir para -transmitir conocimientos en la materia- a los alumnos de ese establecimiento educativo, por lo que es obvio que el actor desempeñaba una labor relativa a la enseñanza, es decir -docente- (conforme el Diccionario de la Lengua Española de la RAE).

Cabe recordar que la Ley de Educación Superior 24.521 no excluye a los profesores de las instituciones universitarios de la normativa de la LCT, sin perjuicio de que autoriza a fijar el régimen de acceso, permanencia y promoción del personal docente (art. 29, inciso h) y a designar y remover el personal (art. 29, inciso i). El hecho de que la actividad docente estatutaria se rija por su propio...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA