El reino de lo absurdo

 
EXTRACTO GRATUITO

Opuesto a la razón, que no tiene sentido, extravagante, chocante, contradictorio y arbitrario. Todas esas expresiones son acepciones de "absurdo", según el Diccionario de la Real Academia Española. Cómo llenar esas definiciones de ejemplos es una tarea con la que los argentinos podemos contribuir sin temor a quedarnos cortos.

Entre nosotros, el "absurdaje" -si se permite el término, que no contempla ese diccionario- va desde lo mínimamente disparatado hasta lo escalofriante. Desde la queja de la ex presidenta Cristina Kirchner y de su equipo más fanático para que nadie que no sea La Cámpora garantice su seguridad hasta la confirmación del actual gobierno de que ella sola tiene entre 70 y 80 custodios que la siguen a todos lados porque deben cubrir todos los domicilios que declaró.

"Tiene la misma seguridad que le dimos a Obama", le retrucó la ministra Patricia Bullrich cuando Cristina Kirchner protestó por el domo de filmación de 360 grados que, por seguridad, le colocaron en la esquina de su casa de Recoleta, y que después sacaron los mismos que lo habían instalado para no invadir su intimidad. Del mismo modo, ahora se estudia bajarle la cantidad de custodios que la propia ex mandataria se había adjudicado antes de dejar su cargo de presidenta: un auténtico batallón a su disposición. Obviamente, otro disparate que recuerda al Vatayón Militante que, durante el kirchnerismo, sacaba presos de las cárceles para sumar presencia en los actos oficiales y que trocó su nombre por el de Agrupación Pingüinos, confirmando que era ésa la fauna política que motivaba su existencia.

"Absurdaje" es la mejor definición que le cabe al fuerte lobby y triunfo posterior logrado por el gremio de camioneros para impedir que las entidades bancarias suplan los resúmenes de cuenta impresos por comunicaciones electrónicas. Lo mismo que ordena una ley que dispone la obligación de todo proveedor de bienes y servicios de entregar al consumidor en "soporte físico" la información relacionada con las características de los productos comercializados. Un "soporte físico" es también un CD, pero la discusión de fondo no es ésa, sino garantizar que el gremio de los camiones tenga qué llevar, aunque sean papeles que ya resultan más arcaicos que una diligencia y cuya existencia se da de narices con las facilidades que brinda la tecnología. Imaginemos por un momento si la electricidad no hubiera superado a las velas o la imprenta a los juglares o Google Earth a los mapas. ¿Acaso...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA