Reinas de la matemática

Probablemente no sea exagerado afirmar que la comunidad de cultores de la "reina de las ciencias", la matemática, fue una de las más renuentes a aceptar la participación de las mujeres. Desde los tiempos de Hipatia, que vivió en Alejandría a principios del siglo V, se instaló la idea de que estas no tenían la capacidad de cultivarla y, cuando lo hacían, se pasaban por alto incluso logros sobresalientes.Por suerte, las cosas parecen estar empezando a cambiar. Hace cuatro años, la iraní Maryam Mirzakhani se convirtió en la primera en recibir el premio más prestigioso de su especialidad, la medalla Fields (que se entrega cada cuatro años a matemáticos menores de 40 años). Mirzakhani, considerada una virtuosa de la geometría de las superficies complejas, hizo historia con esta distinción que desde 1936 habían ganado solamente hombres; 52 en total.La semana última, el Premio L'Oréal-Unesco reconoció por primera vez a dos matemáticas. Una es Ingrid Daubechies, laureada por América del Norte y la primera mujer en convertirse en presidenta de la Unión Matemática Internacional. Catedrática de la Universidad de Duke, es reconocida mundialmente por su trabajo en las llamadas "ondeletas" (wavelets), una herramienta matemática utilizada para analizar datos en diferentes escalas y resoluciones. La otra, laureada por Europa, es la francesa Claire Voisin, que tiene un teorema con su nombre, recibió la medalla de oro del Centre National de la Rechecherche Scientifique (CNRS, algo así como el Conicet de Francia) y fue la primera matemática mujer en formar parte del Collège de France. (Un dato que sorprende es que todo esto no le impidió ser madre de ¡cinco hijos!)Finalmente, hace un par de días se anunció que por primera vez desde que se instituyó, en 2002, y después de 19 ganadores hombres, el premio Abel (que entrega más de 700.000 dólares estadounidenses), se otorgó a una mujer, la profesora emérita de la Universidad de Texas en Austin Karen Uhlenbeck. A propósito de la distinción, la revista Nature dijo que Uhlenbeck es...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba