Rehenes del Caribe

 
EXTRACTO GRATUITO

La reciente reunión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Cancún increíblemente no logró aprobar una resolución de condena del régimen autoritario que gobierna Venezuela a pesar del apoyo de 20 de los países miembros, los más poblados y significativos de la región, incluyendo a los Estados Unidos, Canadá, México, Brasil y el nuestro.

Ante una situación venezolana realmente desesperante y violenta que ya contabiliza 75 muertes en represiones, aquella mayoría se proponía aprobar una resolución que solicitara tanto la interrupción de la perversa convocatoria a una asamblea constituyente realizada por el presidente, Nicolás Maduro, como el respeto a las facultades de la Asamblea Nacional venezolana, dominada por la oposición.

La posibilidad de que, como es tradicional, un "grupo de países amigos" pudiera mediar para contribuir activamente a solucionar la crisis venezolana se desactivó también.

La resolución se frustró inexplicablemente porque algunos países del Caribe, como San Vicente, Granadinas, Dominica y San Cristóbal y Nieves, votaron en contra, mientras que otros se abstuvieron, tal como lo hicieron Haití, la República Dominicana, Granada, Trinidad y Tobago, y Antigua y Barbuda.

Desgraciadamente, el desinterés de los Estados Unidos contribuyó a que lo antedicho sucediera cuando a último momento su secretario de Estado, Rex Tillerson, decidió no concurrir a la asamblea. Por esto, la presión adicional que su presencia pudo haber significado estuvo ausente y no se alcanzaron los 23 votos necesarios para aprobar la resolución.

Es posible que los...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA