Regatas jugó por encima de su propio favoritismo

 
EXTRACTO GRATUITO

A propios y extraños. A todos sorprende que la final de la Liga Nacional muestre semejante desnivel entre Regatas Corrientes y Lanús. No en el resultado, 2-0 favorable al primero, sino en la distancia basquetbolística que hubo entre uno y el otro en la capital mesopotámica.Es cierto que había cierto favoritismo de Regatas, por ser el Nº 1 de la temporada regular y su consecuente ventaja de localía, por su plantel más fogueado y ganador. Pero esa preeminencia era leve. Muchísimo más que la imagen granítica que entregó en el 90-64 y el 65-55 en su estadio, donde se mantiene invicto en sus siete encuentros de playoffs.Sorprendió Regatas, y sorprendió Lanús. En el conjunto celeste sobresalió Jerome Meyinsse, un pivote que es suplente de Pedro Calderón pero que está encendido: acertó 16 de sus 18 lanzamientos. Y contuvo al siempre rendidor Robert Battle (10 de 18), que cumplió pero que no hizo ventajas en la zona pintada, donde pasa el grueso del ataque de Lanús. Regatas jugó a que recibiera más tarde el balón, con poco tiempo para definir, y está saliéndole bien.También en el perímetro hubo diferencias. Paolo Quinteros, el jugador más valioso de la etapa regular, recobró su puntería y, como Meyinsse, promedia 15 tantos; en contraste, el equipo granate ni siquiera tiene un claro escolta titular entre Leonel Schattmann y Patricio Prato. El paraguayo Javier Martínez descolló en Regatas en el encuentro inicial, mientras que Nicolás Laprovittola, figura granate, sobresalió más por pérdidas que por asistencias y conversiones.Antes de la final, Martínez opinó que la clave era la consistencia anímica, la absorción de la presión. En cambio, para Silvio Santander, el entrenador del club bonaerense, el factor decisivo sería los porcentajes de tiro. Pues Regatas marcó distancias en ambos aspectos. Se impuso tanto después de empezar atrás en el tanteador, como cuando estuvo al frente y debió cerrar un partido ajustado. Robó más el balón, lo cedió menos veces. Se lo pasó más, también. Y siempre con mejores intentos al aro (ver aparte).Además, la defensa, la herramienta que todos consideran decisiva en el básquetbol, estuvo del lado correntino: en...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA