Sentencia de Cámara Federal de Casación Penal - CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4, 10 de Junio de 2022, expediente FCT 033021110/2011/TO01/25/CFC001

Fecha de Resolución10 de Junio de 2022
EmisorCAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4

Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4

FCT 33021110/2011/TO1/25/CFC1

REGISTRO N° 744/22

la ciudad de Buenos Aires, a los 10 días del mes de junio del año dos mil veintidós, se reúne la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal integrada por el doctor M.H.B. como P. y los doctores J.C. y G.M.H., asistidos por el secretario actuante,

para decidir acerca del recurso de casación interpuesto en la causa FCT

33021110/2011/TO1/25/CFC1 del registro de esta Sala,

caratulada “DÍAZ, R.A. y otros s/recurso de casación” de la que RESULTA:

  1. Que el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Corrientes, provincia homónima, el 4 de agosto de 2021, resolvió, en lo que aquí atañe: “…

    4º) ABSOLVER DE CULPA Y CARGO a MÓNICA DEL LUJÁN

    NABONE, DNI N° 16.993.972, ya filiada en autos, por los delitos por los que fuera requerida, en consecuencia, levantar las medidas cautelares dispuestas contra la nombrada, una vez firme la presente, sin costas (Arts. 530 y 531 CPPN). 5°)

    ABSOLVER DE CULPA Y CARGO a R.A.D.,

    argentino, de apodo "Pájaro", DNI N° 10.001.123, ya filiado en autos, por los delitos por los que fuera requerido, en consecuencia, levantar las medidas cautelares dispuestas contra el nombrado, una vez firme la presente, sin costas (Arts. 530 y 531

    CPPN). 6°) ABSOLVER DE CULPA Y CARGO a ENRIQUE JUAN

    PERCARA, DNI N° 27.834.926, ya filiado en autos, por los delitos por los que fuera requerido, en Fecha de firma: 10/06/2022

    Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: C.J.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION 1

    Firmado por: M.F.O., PROSECRETARIO DE CAMARA

    consecuencia, levantar las medidas cautelares dispuestas contra el nombrado, una vez firme la presente, sin costas (Arts. 530 y 531 CPPN). 7°)

    ABSOLVER DE CULPA Y CARGO a G.J.P.,

    DNI N° 21.667.618, ya filiado en autos, por los delitos por los que fuera requerido, en consecuencia, levantar las medidas cautelares dispuestas contra el nombrado, una vez firme la presente, sin costas (Arts. 530 y 531 CPPN). 8°)

    ABSOLVER DE CULPA Y CARGO a DIEGO JOSÉ PERCARA, DNI

    N° 22.246.263, ya filiado en autos, por los delitos por los que fuera requerido, en consecuencia,

    levantar las medidas cautelares dispuestas contra el nombrado, una vez firme la presente, sin costas (Arts. 530 y 531 CPPN). 9º) TESTIMONIAR las piezas pertinentes y remitir al Ministerio Público Fiscal a sus efectos…”.

  2. Que, contra dicha resolución, los representantes del Ministerio Público Fiscal interpusieron recurso de casación, el cual fue denegado por el a quo y concedido, queja mediante,

    por esta Cámara el 9 de septiembre de 2021 (Reg.

    1391/21.4).

  3. La parte fundó la procedencia de la vía recursiva en ambos incisos del art. 456 del Código Procesal Penal de la Nación, al sostener que la sentencia adolece tanto de vicios de procedimiento como de una errónea aplicación de la ley sustantiva.

    Luego de fundar la admisibilidad del remedio y reseñar los antecedentes del caso, sostuvo Fecha de firma: 10/06/2022

    Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    2

    Firmado por: C.J.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: M.F.O., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4

    FCT 33021110/2011/TO1/25/CFC1

    que el Tribunal de la instancia anterior efectuó una valoración parcial, conjetural, contradictoria y arbitraria sobre la responsabilidad penal de los imputados en el hecho por el que fueron acusados,

    mediante la cual arribó a una conclusión desacertada, al decretar su absolución.

    En esa dirección, afirmó que no se tuvieron en cuenta los argumentos vertidos por el Ministerio Público Fiscal al momento de alegar, ni las pruebas recolectadas en once cuerpos de expedientes y producidas en la audiencia de debate.

    En primer lugar, señaló que el Tribunal partió de una premisa errónea vinculada a la situación en la que se encontraban los trabajadores víctimas en el lugar en el que fueron hallados.

    Explicó que, de adverso a lo establecido en el auto impugnado, las cuarenta personas que se encontraban trabajando para la empresa “El Batelito”

    se hallaban “en condiciones de hacinamiento, sin las condiciones mínimas de trabajo, ni de salubridad,

    dormían en un tráiler y/o colectivo viejo, no tenían agua corriente, no tenían luz, la jornada laboral que tenían era muy variada, trabajaban de lunes a sábado e inclusive, también los días domingos.

    La remuneración también era variable,

    tampoco le proveían las herramientas de trabajo necesarias, porque los propios trabajadores manifestaron al momento de hacerse las planillas de relevamiento por personal de la AFIP, que trabajaban con las herramientas propias”.

    Fecha de firma: 10/06/2022

    Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: C.J.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION 3

    Firmado por: M.F.O., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Luego, indicó que la situación extrema y deplorable de los trabajadores se podía observar en las fotografías y videos que fueron reproducidos en la audiencia de debate.

    Destacó que, al contrario de lo expuesto por el a quo, los testigos de la AFIP habían sido concordantes en sus dichos y que la conclusión del Tribunal surgía de un análisis fragmentado de estas declaraciones.

    Señaló que los relevamientos efectuados fueron el primer contacto de las víctimas con los trabajadores del Estado, oportunidad en la que “pudieron manifestar con sinceridad y honestidad la situación laboral en la que se encontraban, donde se advirtió que se le estaban violando todos los derechos laborales, y que no los conocían”.

    También hizo hincapié en que el Tribunal había soslayado declaraciones que acreditaban las condiciones inhumanas en las que se encontraban los trabajadores víctimas, como la del testigo R.G., funcionario de la AFIP, quién había mencionado que las condiciones de vida eran deplorables y que “era doloroso estar en ese lugar,

    no contaban con agua potable ni luz eléctrica…, …

    estaban hacinados”.

    Manifestó que de la prueba testimonial brindada y de las fotografías y videos efectuadas se desprendía que no existían baños ni duchas,

    resaltando que eso también se desprendía de la declaración de dos de las víctimas, identificadas como DP y SG.

    Fecha de firma: 10/06/2022

    Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    4

    Firmado por: C.J.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: M.F.O., PROSECRETARIO DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4

    FCT 33021110/2011/TO1/25/CFC1

    En esa misma dirección relató que las víctimas no tenían luz eléctrica y que ello “se podía advertir claramente del campamento donde se encontraba apostado el colectivo en donde dormían las víctimas, las paupérrimas condiciones, y que de dichas circunstancias han dado cuenta los preventores y los funcionarios de AFIP que intervinieron, como los fotografías que fueron exhibidas durante la audiencia de debate”.

    A continuación, resaltó que se encontraba plenamente probado los trabajadores vivían en el lugar y que ningún testigo había señalado que le hubiesen ofrecido algún lugar para residir. Mencionó

    declaraciones en las que las víctimas referían que vivían en una casilla o conteiner, que dormían amontonados sobre tarimas.

    Criticó que el tribunal valorase que muchas de las víctimas habían comenzado a desempeñarse en el lugar hacía menos de un mes del momento en el que se produjo el allanamiento,

    recordando que “la rotación, recambio y sustitución de personas explotadas suele ser una modalidad propia del delito que fomenta su vulnerabilidad frente a los perpetradores”.

    Dijo que no se podía justificar “la explotación de 40 personas, quienes poseían una situación de vulnerabilidad extrema –falta de recursos, necesidades económicas apremiantes, escasa o nula educación-, que los imputados los acogieran en un lugar donde las condiciones laborales, de vivienda, higiene, salubridad eran inhumanas, y Fecha de firma: 10/06/2022

    Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: C.J.C., JUEZ DE CAMARA DE CASACION 5

    Firmado por: M.F.O., PROSECRETARIO DE CAMARA

    contrarias a la normativa vigente, y que el beneficio económico de esa explotación lo recibían los imputados”.

    En referencia a otro de los mecanismos de explotación que habría sido soslayado por el Tribunal de la instancia anterior, refirió que a las víctimas no se les proveían las herramientas necesarias, que habían señalado que trabajan con sus propias herramientas y, ante la carencia de elementos, no tenían otra opción más que adquirirlas de sus empleadores, generando una deuda que era descontada de lo poco que percibían. También señaló

    que “esto era también parte de los engaños con los que se generaba deudas ya que en apariencia se hablaba de ‘adquisición’ pero luego no dejaban que se las llevaran consigo”.

    Posteriormente, expresó que no se podía argumentar que este tipo de situaciones se encontraran asociadas a costumbres comunes en ámbitos rurales. En tal sentido, señaló que “cuando las costumbres son esclavizantes es deber de los Estados erradicarlas y garantizar su no repetición.

    Así lo establece nuestra propia legislación interna,

    en especial las siguientes disposiciones de la ley de trabajo agrario, referidas a algunas de las faltas más graves sobre los trabajadores”.

    Indicó que las gravísimas condiciones a las que habían visto sometidos los trabajadores no admitían ninguna forma de subsanación por parte del derecho laboral, o que demostraba la connotación delictiva de la conducta de los empleadores.

    Fecha de firma: 10/06/2022

    Firmado por: M.H.B., JUEZ DE CAMARA DE CASACION

    Firmado por: G.M.H., JUEZ DE CAMARA...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR