Recuerdos de provincia para abogados

Autor:Jorge Horacio Gentile
Cargo:Abogado
RESUMEN

El conflicto del campo, entre otros temas, ha puesto en debate, otra vez, la crisis de nuestro federalismo

 
ÍNDICE
EXTRACTO GRATUITO
Advertencia

El tema presentado en esta Revista (estructamente federal) conlleva eln título tomado de la experiencia personal porque, si bien Dios vive en todas partes, parece atender solamente en Buenos Aires y no todos los días sino hasta el viernes al mediodía. Mientras el lector porteño no entenderá esta charada, el provinciano la sufre.

Cabe revertir pronto esta cruel realidad.

Rodolfo Capón Filas

Responsable académico de la Revista

El conflicto del campo, entre otros temas, ha puesto en debate, otra vez, la crisis de nuestro federalismo, no sólo por la concentración de poderes y recursos que, en los últimos años, acumuló el gobierno central en desmedro de las provincias; sino porque su desfiguración ha dado pie a que los ciudadanos de Buenos Aires tengan privilegios que no tenemos los que vivimos en el interior del país. Como sería largo enumerarlos, y como un simple recordatorio a mis colegas y gentes del interior, me limitaré a comentar sólo las injustas diferencias que padecemos los que abogamos para defender los derechos de nuestros comprovincianos.

Cuando recurro ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, como lo hago desde hace 40 años, se me exige presentar escritos en su mesa de entradas que está en Buenos Aires, que constituya domicilio en esa ciudad para que allí me notifiquen por cédula las resoluciones que se dicten, que concurra todos los martes y viernes a la referida mesa de entradas para enterarme de los decretos que por la ley se notifican “a la oficina” (hoy se consultan los expedientes por internet) y depositar 5 mil pesos en el Banco de la Ciudad de Buenos Aires -que no tiene filiales en el interior- cuando presento un recurso de queja directamente ante el Alto Tribunal, y tengo que ir para que me lo devuelvan, a ese mismo Banco, en avenida Corrientes esquina Uruguay, si la queja fue aceptada por la Corte.

Esto me obliga a viajar seguido a la Capital y a contratar los servicios de abogados de Buenos Aires para que reciban las cédulas de notificación, me las envíen a Córdoba y, luego, me presenten los escritos que les mando por correo, cuando no lo puedo llevar personalmente. Otros colegas directamente delegan la tramitación de estos recursos en abogados porteños.

El Correo Argentino, que lleva los expedientes desde los tribunales del interior a la Corte Suprema, con los recursos extraordinarios presentados o por ser pedidos por el AltoTribunal, y los trae de vuelta, lo hace con largas y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA