Reconocer a quienes se esfuerzan por lograr consensos

 
EXTRACTO GRATUITO

Muchos ciudadanos se muestran cansados de la política. Algunos suelen ir más lejos al extender ese hartazgo a "los políticos" en general, especialmente después de un año electoral agotador y con un estado de cosas que tiene como responsable, por acción o por omisión, a buena parte de esa clase dirigente.Desde estas columnas, hemos criticado tanto el gasto superfluo y dispendioso como las sesiones improductivas de nuestros órganos legislativos, hemos llamado la atención sobre los cuestionables aumentos de dietas y el trabajo sobre normas irrelevantes en desmedro de las leyes de fondo con las que urge contar. Hemos reprobado duramente a quienes pretenden ampararse en sus fueros para evitar que los alcance la Justicia, así como también desaprobamos las bochornosas escenas que coronaron algunos debates entre nuestros representantes.Sin embargo, hoy queremos destacar lo ocurrido anteayer en la Cámara de Diputados, durante la última sesión del período ordinario del Congreso."Hizo de la construcción de puentes su forma de conducir la Cámara. Se lo va a extrañar", planteó Cecilia Moreau, diputada del bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, en referencia a Emilio Monzó, antes del tratamiento del temario previsto para la sesión de cierre del año. El diputado nacional por la provincia de Buenos Aires y presidente de la Cámara baja desde diciembre de 2015 participaba de su última sesión antes del recambio legislativo del mes próximo.Los jefes de las principales bancadas, como Mario Negri (UCR); Agustín Rossi (Frente para la Victoria); Pablo Kosiner (PJ) y Graciela Camaño (Consenso Federal) despidieron a los diputados salientes y destacaron la gestión de Monzó.Camaño lo calificó como un hombre de consensos que ha reivindicado la política. Monzó, abogado de larga trayectoria, oriundo de la localidad de Carlos Tejedor, en la provincia de Buenos Aires, fue uno de los principales armadores de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA