Reclaman una ayuda económica

Representantes de industriales y productores de peras y manzanas de las provincias de Río Negro y Neuquén reclamaron ayer al gobierno nacional una ayuda económica de 92 millones de dólares para salvar el díficil momento que atraviesa el sector.

La presentación estuvo a cargo de dirigentes de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI), de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y de la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén, que representan la totalidad de los productores de peras y manzanas del país. Fueron recibidos en la Casa Rosada por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Agricultura, Carlos Casamiquela, y por el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, entre otras autoridades.

Los productores advirtieron por la grave situación económica y financiera con la que las empresas del sector finalizaron 2014 como consecuencia de la caída de los precios, los costos en alza, los menores volúmenes exportados y la cadena de amenazas que enfrentan hacia adelante, con una mayor cantidad de hectáreas fuera de producción, cuando faltan pocos días para iniciar la cosecha 2015.

Entre las principales amenazas que citaron las entidades están las importantes devaluaciones de las monedas tanto en los mercados que le compran a la Argentina (euro, rublo...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba