Rechazan un resarcimiento por la muerte de Mario Santucho

 
EXTRACTO GRATUITO

La jueza en lo contencioso administrativo federal María José Sarmiento rechazó la pretensión de las hijas del líder y fundador del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), Mario Santucho, de recibir una indemnización de 10 millones de pesos para cada una por el secuestro, la tortura y el homicidio de su padre.

En el mismo fallo, el Estado fue condenado a indemnizar con 750.000 pesos más intereses a las tres hijas de Santucho por "daño moral" porque el Ejército nunca les entregó el cuerpo de su padre. La magistrada distinguió el secuestro y muerte del guerrillero de la no entrega de su cuerpo. Dijo que la oportunidad para demandar al Estado por los daños materiales, psicológicos y morales que le produjeron el secuestro, las torturas y la muerte de Santucho ya había pasado.

También indicó que las hijas de Santucho estaban habilitadas para iniciar este reclamo con el advenimiento de la democracia.

Así las cosas, dispuso que el Estado pague a Ana Cristina Santucho, Marcela Eva Santucho y Gabriela Inés Santucho la suma de 250.000 pesos a cada una más los intereses.

Y además repartió las costas del juicio: dijo que ellas deben pagar un 60% de los gastos y el Estado debe pagar un 40%.

Santucho fundó el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), del que surgió su brazo armado, el ERP. Esta organización cometió atentados, crímenes y secuestros durante los años 70, entre ellos el intento de copamiento del cuartel del Ejército en Azul, en enero de 1974.

Un grupo de tareas integrado por militares y policías, el 19 de junio de 1976, descubrió a Santucho en un departamento de Villa Martelli, en Florida, y entró a los tiros. Estaba comandado por el capitán Juan Carlos Lonetti. Allí se encontraban Santucho con su mujer, Liliana Delfino; Benito Urteaga y su hijo de tres años, Domingo Menna, y su esposa, Ana Lanzilotto de Menna, embarazada de seis meses. Los militares y policías mataron en el lugar a Urteaga, hirieron a Santucho y detuvieron a los demás.

Santucho fue llevado a Campo de Mayo -cuya...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA