De rebelde a millonario: fondos, dólares y rock & roll

 
EXTRACTO GRATUITO

La participación en The Rise Fund no es la única inversión de . El líder de U2 ya demostró tener un talento especial para los negocios. En 2009, Paul David Hewson (el nombre real de Bono) fue uno de los fundadores de Elevation Partners, un fondo privado que se hizo con 2% de las acciones de la red social Facebook. Esta inversión le resultó más que rentable al músico irlandés ya que le reportó ingresos por US$1400 millones. De ese total, a Bono y sus socios les corresponde un 20%, es decir nada menos que US$280 millones.es otro rockero que supo conjugar el mundo de la música con el de las finanzas. A fines de los 90, el cantante inglés se asoció con el operador de Wall Street, David Pullman, para el lanzamiento de los bonos Bowie, unos títulos respaldados por regalías derivadas de las ventas en Estados Unidos de los discos que produjo entre 1969 y 1990, incluyendo clásicos de su carrera como Hunky Dory, The rise and fall of Ziggy Stardust, Heroes y Scary Monsters.Con esta operación, Bowie no solo obtuvo ingresos por US$55 millones, sino que también se anticipó a los cambios que vivió la industria discográfica y los cambios en el negocio que provocó la irrupción digital.también supo reconvertirse como empresario, aunque en su caso con un negocio ligado al de la música. El líder de Jane's Addiction -un grupo que lideró una movida alternativa a las propuestas más mainstream- a principios de los 90 puso en marcha el festival Lollapalooza. Lo que se inició como un evento independiente, en los últimos años vivió una verdadera explosión, con ediciones en grandes ciudades del mundo, incluyendo a Buenos Aires, donde se convirtió en el festival más taquillero.Nichos millonariosUn nicho ligado al de la música también fue el que encontró el rapero Dr. Dre. En 2009 el fundador del combativo grupo NWA -famoso...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA