Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala K, 27 de Diciembre de 2016, expediente CIV 094504/2010/CA001

Fecha de Resolución27 de Diciembre de 2016
EmisorCamara Civil - Sala K

Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA K “REARTES, L.E. y otro c/ VUROSIC, A.M. y otros sobre Daños y Perjuicios”.

Expediente N° 94.504/2010.

Juzgado N° 22.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los días del mes de diciembre de 2016, hallándose reunidos los Señores Vocales integrantes de la Sala K de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, a fin de entender en los recursos de apelación interpuestos por las partes en los autos caratulados, “REARTES, L.E. y otro c/ VUROSIC, A.M. y otros sobre Daños y Perjuicios” habiendo acordado seguir en la deliberación y voto el orden del sorteo en estudio, el Dr. O.J.A. dijo:

  1. Contra la sentencia de fs. 453/464 apelan las partes expresando agravios los actores a fs. 529/533 y la citada en garantía a fs.

518/527, habiendo sido contestados sólo estos últimos a fs. 537/538.

Antecedentes

L.E.R. y C.G.M. de Oca promovieron demanda de daños y perjuicios a raíz del accidente que sufrieran el 27 de febrero de 2010, a las 8.45 horas., aproximadamente, en la intersección de la Avenida Perón (Ex Pierrastegui) con la calle P., del Partido de M., Provincia de Buenos Aires.

Adujeron que se desplazaban en una moto marcha Honda, modelo B. por la Avenida E.P. en dirección hacia el Norte y con semáforo en verde, cuando al llegar a la intersección con la calle P., un automóvil marca Peugeot, dominio DVJ-824 conducido por A.M.V., que circulaba por aquella arteria hizo una maniobra de Fecha de firma: 27/12/2016 Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.B.H., JUEZ DE CAMARA #12247791#169968883#20161227105357616 supuesta detención retomando inmediatamente su marcha embistiendo a los actores con la parte delantera del vehículo y en el medio de la Avenida, cuando ya estaban terminando de cruzar la calle P..

Producida la colisión, los accionantes pasaron por encima del capot y cayeron al pavimento sufriendo diversas lesiones.

Fueron trasladados en ambulancia al Hospital “Güemes” de la Localidad de H., Pcia. de Bs. As., donde se les realizaron las primeras curaciones y estudios médicos.

Imputaron responsabilidad al demandado y reclamaron por los daños y perjuicios sufridos.

  1. La Sentencia.

    La Sra. Juez aquo, luego de analizar la prueba producida, entendió que la responsabilidad del accidente recayó sobre A.M.V. y en función de ello hizo lugar a la demanda condenándolo a éste y a Liderar Compañía General de Seguros S.A. a abonar a favor L.E.R. la cantidad de pesos cuatrocientos cincuenta y dos mil veinte ($ 452.020) y a favor de C.G.M. de Oca la de pesos veintiún mil quinientos ($ 21.000), con más intereses y costas.

  2. Los Agravios.

    Los agravios de citada en garantía se dirigen a cuestionar la cuantificación de las partidas por “incapacidad psicofísica” y “daño moral”, entiende que los importes concedidos por las partidas indicadas son excesivos, también impugna la tasa aplicable para el cómputo de los intereses, requiere que se aplique la tasa pasiva de interés.

    Por su parte, los actores cuestionan en sus agravios el monto establecido para indemnizar el rubro por “incapacidad psicofísica”, “gastos por tratamiento psicológico y kinesiológico” y “gastos médicos y de traslado”, así como también la partida establecida para el “daño Fecha de firma: 27/12/2016 Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.B.H., JUEZ DE CAMARA #12247791#169968883#20161227105357616 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA K moral”, consideran exiguos los montos otorgados, en relación a las lesiones sufridas y porcentajes de incapacidad informados por los peritos.

    También cuestiona la extensión de la responsabilidad de la citada en garantía, entienden que el límite de cobertura pactado en el contrato de seguro convenido entre asegurado y compañía, les es inoponible, requieren además que se aplique la tasa activa de interés desde el hecho y hasta el efectivo pago. Finalmente, cuestionan la desestimación de los rubros reclamados por “recompensa económica” y “gratificaciones”.

  3. En primer lugar, he de señalar, atento la entrada en vigencia del nuevo Código Civil y Comercial (Ley 26.994 y su modificatoria Ley 27.077), de conformidad a lo previsto en su art. 7 y teniendo en cuenta la fecha de producción del siniestro en estudio, que resultan de aplicación al caso las normas del Código Civil de Vélez.

  4. Al no haberse expresado agravios respecto al modo en que fuera decidida la responsabilidad, corresponde analizar los agravios vertidos por las partes en relación a las indemnizaciones otorgadas en concepto de “incapacidad psicofísica”, “tratamiento psicológico y kinesiológico”, “daño moral”, “gastos médicos, de traslados” y los rubros desestimados por “recompensa económica” y “gratificaciones”, la tasa de interés aplicable y la extensión del resarcimiento de la compañía aseguradora.

  5. Incapacidad psicofísica.

    La a quo concedió a favor de L.E.R., la suma de $ 280.000 comprensivo del daño psicofísico.

    En los agravios, el coactor R. considera que la suma resulta exigua de acuerdo a las lesiones y secuelas sufridas a raíz del accidente y los porcentajes de incapacidad determinados, siendo que además no se ha tenido en cuenta, entre otros aspectos el daño a la vida en relación, el daño estético sufrido y las secuelas futuras.

    La citada en garantía aduce, por el contrario, que existe una absoluta desproporción entre la incapacidad física receptada como Fecha de firma: 27/12/2016 Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.B.H., JUEZ DE CAMARA #12247791#169968883#20161227105357616 elemento valorativo en el proceso y la indemnización fijada en consecuencia.

    Cabe entonces determinar, si el resarcimiento otorgado a los fines indemnizatorios en examen, resulta equitativo de conformidad a las consecuencias disvaliosas que padece la damnificada como consecuencia del accidente de autos y la afectación que tal daño ha tenido en los distintos aspectos de su vida.

    A tal fin, debe recordarse, que la incapacidad, es la inhabilidad o impedimento, o bien la dificultad apreciable en algún grado, para el ejercicio de funciones vitales (M.Z. de González, “Resarcimiento de daños”, T° 2a, p. 281). Comprende en consecuencia, la merma genérica en la capacidad futura del damnificado, que se proyecta en todas las esferas de su personalidad y constituye por lo tanto un quebranto patrimonial indirecto.

    A los efectos de su determinación, no sólo ha de tenerse en cuenta de que manera incide su gravitación en las aptitudes de la víctima para el trabajo futuro o en la frustración de obtener beneficios económicos, pues esa incidencia no es única ni exclusiva a los fines resarcitorios, sino además de que manera gravita en todos los demás aspectos de la personalidad de la víctima, tanto en su vida personal como de relación (esta Sala Exptes. 101.557/97; 31.005/01; L., J.J., "Tratado de Derecho Civil -Obligaciones", t. IV-A, pág.120, n.º2373; K. de C., en Belluscio - Zannoni, "Código Civil y leyes complementarias, comentado, anotado y concordado", t. 5, pág. 219, n.º 13; Cazeaux-Trigo Represas, "Derecho de las obligaciones", t. III, pág. 122; B., G.A., "Tratado de Derecho Civil Argentino - Obligaciones", t. I, pág. 150, n.º

    149; M.I., J., "Responsabilidad por daños", t. II-B, pág. 191, n.º 232; Alterini-Ameal- López Cabana, "Curso de Obligaciones", t. I, pág.

    295, n.º 652; CNCiv., Sala “F”, 21/11/02,JA 2003-IV-síntesis; C.. y Com. M., S. 1a, 1/10/02, JA 2003-II-síntesis; Id., S. 2a. 20/2/03, JA 2003-IV-262; CNCiv., Sala “H”, 23/5/02, JA 2003-I-síntesis, entre muchos otros).

    Así, el daño en la vida de relación, definido como la imposibilidad o dificultad del sujeto disminuido en su integridad de reinsertarse en las Fecha de firma: 27/12/2016 Firmado por: O.J.A., JUEZ DE CAMARA Firmado por: L.B.H., JUEZ DE CAMARA #12247791#169968883#20161227105357616 Año del B. de la Declaración de la Independencia Nacional Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA K relaciones sociales o de mantenerlas en un nivel normal, constituye una faceta lesiva peculiar que el magistrado debe tener muy en cuenta para justipreciar la indemnización.

    Por influencia de tales ideas, en las “Jornadas sobre temas de Responsabilidad Civil en Caso de Muerte o Lesión de las Personas”

    (Rosario, 1979), se suscribieron dos despachos unánimes: 1°) La determinación del daño resarcible en caso de lesiones no debe hacerse exclusivamente sobre la base de la disminución de la aptitud laboral de la víctima 2°) para la fijación del resarcimiento debe tenerse en cuenta la persona humana en su integralidad, con su multiforme actividad. Debe computarse y repararse económicamente toda lesión sufrida, sea en sus facultades culturales, artísticas, deportivas, comunitarias, religiosas, sexuales, etcétera (M.Z. de González, “Resarcimiento de daños”, T2a, pág. 376/81).

    En tal sentido ha sostenido la Corte Suprema de Justicia de la Nación que cuando la víctima resulta disminuida en sus aptitudes físicas o psíquicas de manera permanente, esta incapacidad debe ser objeto de reparación al margen de que desempeñe o no una actividad productiva pues la integridad física tiene en sí misma un valor indemnizable y su lesión afecta diversos aspectos de la personalidad que hacen al ámbito doméstico, social, cultural y deportivo con la consiguiente frustración del desarrollo pleno de la vida (Fallos: 308: 1109; 312: 2412, S. 621.XXIII, originario, 12- 9-95).

    De ahí que el monto que se conceda, no debe ser el resultante de un cálculo estricto efectuado en base a la "expectativa de vida" que pudiera tener la víctima, o a los porcentuales rígidos de incapacidad que surgen de los dictámenes periciales pertinentes.

    En tal sentido, las indemnizaciones tabuladas, atendiendo estric-

    tamente los porcentajes de incapacidad, tiene su esfera de aplicación exclusivamente en el ámbito laboral.

    El daño psíquico, a su vez, supone una perturbación...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR