La realidad virtual ya es realidad: los argentinos que participan del negocio

 
EXTRACTO GRATUITO

El público quieto, en silencio y mirando al frente. La sala oscura y el momento compartido. Nada de eso es parte de la nueva experiencia del VR cine que inauguró hace algunas semanas en Amsterdam. En ese extraño auditorio sin pantalla, las butacas fueron reemplazadas por sillones giratorios, porque el espectador decide hacia dónde mirar. El visor Samsung Gear VR cubre sus ojos y unos auriculares terminan de aislarlo del entorno para que empiece el show, un espectáculo individual en el que poco importa quién se siente al costado.

Es apenas una muestra de la revolución que la realidad virtual podría desatar en poco tiempo. Aunque todavía cuenta con una cartelera limitada, la compañía europea ySamhoudmedia pretende replicar el modelo en otras ciudades del Viejo Continente, para poner esta tecnología al alcance de un público masivo, por sólo 12,5 euros.

De eso se trata el principal desafío de este negocio, cada vez más próximo de alcanzar: la masividad ya no parece imposible, dado que la industria avanza derribando los escollos (como el precio de los dispositivos) que durante los últimos años mantuvieron esta tecnología lejos de los hogares. De allí el crecimiento en las cifras de los pronósticos, que anticipan un movimiento de dinero de US$ 5100 millones para este año, desde los US$ 660 millones en 2015. El salto será aún mayor hacia adelante: en 2018, el total del negocio treparía a US$ 12.300 millones, según lo previsto por la consultora de mercado Super Data Research.

Pese a que novedades surgen en mercados más desarrollados y que la conquista más acelerada se espera en Europa, América del Norte y Asia, la realidad virtual avanza en forma global. Y en ese progreso, la Argentina es un participante activo para impulsar la multiplicación de contenidos que constituye otro de los retos para la instalación a escala doméstica.

"Del lado de la tecnología, los grandes como Google y Facebook están invirtiendo, porque se sabe que es la próxima cosa grande que va a pasar, pero todavía no hay un rumbo claro en relación adónde va a llevar, y eso es lo que lo hace tan interesante", dice Martín Nanni, director tecnológico de Gaming y Realidad Virtual de Globant, la tecnológica local que cotiza en el NYSE y cuenta con una enorme mayoría de clientes fuera de la Argentina.

En este entorno experimental, la firma trabaja en desarrollos relacionados con la salud y educación que, según Nanni, son ideas patentables. Y hay también proyectos que, por ejemplo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA