Ray Romano, del deporte al rock

 
EXTRACTO GRATUITO

NUEVA YORK.- "Les hago una advertencia: si no me quieren ver desnudo, no miren el episodio siete", dice Ray Romano sobre su trabajo en Vinyl, y se gana las carcajadas de un grupo de periodistas de medios de todo el mundo.

Romano sabe cómo hacer reír. En los 80 comenzó su carrera como cómico de stand up, y en los 90 protagonizó Everybody Loves Raymond, una exitosísima sitcom que tuvo nueve temporadas. Pero no fue nada de eso lo que convenció a Martin Scorsese de ofrecerle el papel de Zan Yancovich, la mano derecha de Richie Finestra, el jefe de la discográfica de Vinyl. Según contó el mismo actor, el legendario director no tenía la más mínima idea de quién era él y, sin prejuicios, le pareció que Romano era perfecto para encarnar a ese personaje que promete ser bastante oscuro.

Para quienes sí lo conocen resulta un poco difícil identificar al comediante en la serie. "Varias personas me dijeron que cuando terminaron de ver el piloto tuvieron que fijarse para ver si era yo, porque casi no me reconocen. Creo que eso es genial. Everybody Loves Raymond estuvo al aire durante nueve años, así que mucha gente lo tiene grabado en su cerebro y me conocen de ahí. Después trabajé en otras cosas, algunas algo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA