Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala B, 11 de Abril de 2017, expediente CIV 031122/1999/CA001

Fecha de Resolución11 de Abril de 2017
EmisorCamara Civil - Sala B

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B “RAVAZZANO, R.A. Y OTROS c/ TRANSPORTE SAN VICENTE S.A.T Y OTROS s/ DAÑOS Y PERJUICIOS (ACC. TRAN. C/ LES.

O MUERTE)” (Expte. Nº 31.122/1999) - JUZGADO NACIONAL DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL N° 74 Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de abril de dos mil diecisiete, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Excma.

Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, S. “B”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados: “R., R.A. c/

Transporte San Vicente S.A.T. s/ s/ ds. y ps.” (E.. N.. 31.122/1999)

respecto de la sentencia de fs. 577/583, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden Señores Jueces Doctores: PARRILLI-RAMOS FEIJOO-MIZRAHI A la cuestión planteada, el doctor P. dijo:

  1. - Los antecedentes del caso y la sentencia impugnada.

    R.A.R.; M.Á.C. y G.M., demandaron a “Empresa San Vicente S.A. de Transporte”; H.R.B. y “Protección Mutual de Seguros del Transporte Público de Pasajeros”

    –esta última en los términos del art.118 de la ley 17.418- pretendiendo el resarcimiento de los daños y perjuicios que dijeron haber sufrido el día 9 de septiembre de 1998, cerca de las dos y media de la madrugada. Según dijeron, aquél día recorrían la jurisdicción de la comisaría 28ª de esta Ciudad, a bordo del automóvil F.F., dominio WEJ-352 cuando, al llegar a la intersección de las Avenidas Caseros y Entre Ríos, observaron un vehículo Renault 19 estacionado con tres ocupantes dentro, quienes al advertir su presencia se dieron a la fuga sin acatar la orden de detención. En estas circunstancias, dijeron haber colocado la baliza y encender la sirena, para comenzar la persecución de los sospechosos por la Av. Caseros y, al llegar a la calle R.C., giraron hacia el Sur, cuando fueron violentamente embestidos en la parte trasera izquierda por el interno 51 de la Línea 79 conducido por B.; producto de la colisión, fueron desplazados hacia la vereda impactan contra un árbol y un poste, Fecha de firma: 11/04/2017 Firmado por: DR. M.L.M. , JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: R.P., JUEZ DE CAMARA #13672544#171583862#20170411091747635 provocando el siniestro, las lesiones que describen y los daños y perjuicios por los que accionan.

    El sentenciante de grado, encuadró el caso en las previsiones del art. 1113, 2° parr., in fine del Código Civil de Vélez y luego de examinar las pruebas producidas consideró probado que el accidente se produjo por culpa del conductor del móvil policial por lo que rechazó la demanda, con costas a los accionantes vencidos (v. fs. 577/583 vta.).

  2. - Los recursos de apelación. R. de los agravios.

    La sentencia fue apelada por los actores a través del recurso articulado a f.

    584 concedido libremente a f. 585, primer párrafo, y fundado mediante la expresión de agravios agregada a fs. 619/621.

    Las quejas de los actores se dirigen a cuestionar el rechazo de la demanda.

    Afirman que habiéndose acreditado que sucedió el choque, eran los demandados quienes debían probar que ocurrió por culpa del conductor del Ford Falcon en el cual viajaban los actores para quebrar el nexo causal entre el riesgo creado y el daño y entienden que no lo han hecho. Destacan que no se probó que el automóvil conducido por R. haya embestido al colectivo sino lo contrario. Añaden que de la declaración prestada por el testigo A. en el expediente penal surge que el móvil policial circulaba con la señal lumínica de color azul, la cual debió

    ser advertida por el conductor del colectivo. Agregan que “si el colectivo de la demandada impactó al móvil policial es porque circulaba a una velocidad que le impedía ejercer en todo momento el pleno dominio del rodado de gran porte que guiaba”. Refieren que “por aplicación del art. 61 de la ley 24.449 los vehículos de emergencia están relevados de respetar la prioridad de paso y las normas sobre circulación, velocidad y estacionamiento pero esa libertad está

    condicionada tanto a la utilización de las balizas distintivas de emergencia y al accionar de la sirena, como también a que sea absolutamente imprescindible en la ocasión que se trate y siempre y cuando no ocasionen un mal mayor que aquél que intenten resolver” (ver f.620 vta). Concluyen afirmando que “ninguno de los eximentes previstos por la citada normativa han sido acreditados en autos” (ver f.

    621) por lo que requieren se revoque la sentencia y se haga lugar a la demanda.

    El traslado de la referida expresión de agravios fue contestado a fs. 623/625 por la letrada apoderada de la demandada y su aseguradora, quien hace hincapié en la excesiva velocidad a la cual el móvil policial emprendió un giró de 160° grados por la Avenida C. interponiéndose...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR