Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - SALA I, 14 de Agosto de 2015, expediente CNT 022941/2013/CA001

Fecha de Resolución14 de Agosto de 2015
EmisorSALA I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA IX 22941/2013 R.G., L.M. c/ ACTIONLINE DE ARGENTINA S.A. Y OTRO s/DESPIDO CABA, 14 de agosto de 2015.- DT Se procede a votar en el siguiente orden:

El Dr. Á.E.B. dijo:

  1. Contra la sentencia dictada en primera instancia que admitió el reclamo articulado al inicio, se alzan las codemandadas Telefónica de Argentina S.A. y Actionline de Argentina S.A., a tenor de los memoriales obrantes a fs.

    551/557 y a fs. 558/567, respectivamente, mereciendo en ambos casos la réplica de su contraria a fs. 587/602.

    A su turno, la parte actora expresa agravios en los términos de su presentación de fs. 571/583, la cual mereció la respuesta de las codemandadas a fs. 614/617 y a fs. 624/627.

    A fs. 542, el perito contador cuestiona sus estipendios por entenderlos exiguos.

  2. La codemandada Telefónica de Argentina S.A. se agravia, en primer término, porque entiende que la Sra. Jueza “a quo” considera que al actor se desempeñaba durante la jornada completa con la categoría de vendedora, en virtud de las declaraciones testimoniales rendidas en la causa, las que estima “parciales”. Se queja, asimismo, por la remuneración tenida en cuenta por la Dra. R. para practicar la liquidación indemnizatoria, por la procedencia de los recargos Fecha de firma: 14/08/2015 Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA - SALA IX contemplados por el art. 2º de la ley 25.323 y por el art. 45 de la ley 25.345 y por su condena solidaria a la entrega de la documentación exigida por el art. 80 de la LCT. Objeta el progreso de la acción por daños y perjuicios derivados de la falta de ingreso de aportes al seguro “La Estrella” y su condena en los términos del art. 30 de la LCT, en tanto entiende que el servicio prestado a su parte por la codemandada Actionline de Argentina S.A. no hace a su actividad habitual, normal y específica. Cuestiona, finalmente, la imposición de costas y los honorarios regulados al perito contador y a los profesionales intervinientes por la parte actora, pues los considera elevados. Por el contrario, estima que los regulados en favor de su representación letrada lucen exiguos (v. fs. 557, punto “2”).

    La codemandada Actionline de Argentina S.A. destaca la supuesta arbitrariedad del decisorio atacado pues, a su ver, la magistrada omitió ponderar el material fáctico del pleito.

    Se agravia, asimismo, por la decisión de considerar inaplicable al caso el art. 198 de la LCT y, en consecuencia, determinar la procedencia de las diferencias salariales reclamadas por jornada completa y las indemnizaciones derivadas del despido incausado. Critica el progreso de los recargos indemnizatorios de los arts. 2º de la ley 25.323 y 45 de la ley 25.345. Considera irracional su condena al pago de daños y perjuicios por la omisión del ingreso de aportes al sistema de retiro complementario y se agravia por la base de cálculo utilizada por la sentenciante, así como por la condena solidaria de Telefónica de Argentina S.A., por la imposición Fecha de firma: 14/08/2015 Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA IX de costas y por los honorarios regulados en favor de los profesionales intervinientes.

    La parte actora cuestiona la remuneración utilizada como base de cálculo, el importe de las astreintes establecido para el caso de incumplimiento en la entrega de la documentación exigida por el art. 80 de la LCT y la desestimación de los planteos deducidos al inicio acerca de la “imprescriptibilidad” de las diferencias salariales, de la inconstitucionalidad del art. 4º de la ley 25.561 y de la temeridad y malicia en que habrían incurrido las contrarias, de acuerdo a lo dispuesto por el art. 275 de la LCT.

  3. He de destacar, de modo liminar, que no considero que hubiese mediado arbitrariedad alguna en la valoración de la prueba efectuada en grado, pues pese a lo alegado por la codemandada Actionline de Argentina S.A. en su escrito recursivo para convencer al Tribunal acerca del error de juicio de la sentenciante, considero que la ponderación de los distintos elementos probatorios ha sido correctamente realizada conforme los lineamientos impuestos por la sana crítica (art. 90 de la L.O., y arts. 386 y 456 del C.P.C.C.N).

    Por lo demás, se advierte que el pronunciamiento atacado –más allá de su acierto o error- ha sido debidamente fundado y argumentado en las constancias probatorias arrimadas al litigio y en el derecho positivo aplicable al caso, lo que deja sin ningún sustento a este segmento del recurso y lleva a su desestimación.

  4. Aclarado ello, me abocaré a analizar las quejas incoadas por las demandadas en torno a la procedencia de las diferencias salariales reclamadas con fundamento en el art. 92 Fecha de firma: 14/08/2015 Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA - SALA IX ter de la LCT aunque –adelanto- no recibirán favorable acogida.

    Ello así pues no puedo menos que coincidir con lo decidido al respecto en la instancia anterior, en tanto arriba firme a esta Alzada que el reclamante se desempeñaba en calidad de vendedor “B” de acuerdo al C.C.T. 130/75, cumpliendo una jornada semanal de 36 horas (lunes, martes, miércoles y viernes de 15:00 a 22:00 horas y jueves de 14:00 a 22 horas, v. fs. 208 vta., punto “3.2”, acápite “b”) por lo cual, indudablemente, se devengó en su favor la remuneración correspondiente a un trabajador de jornada completa.

    R. que el inc. 1º del art. 92 ter de la LCT, texto según la ley 26.474 (B.O. 23/01/09) establece que “… El contrato a tiempo parcial es aquel en virtud del cual el trabajador se obliga a prestar servicios durante un determinado número de horas al día o a la semana, inferiores a las 2/3 partes de la jornada habitual de la actividad. En este caso la remuneración no podrá ser inferior a la proporcional que le corresponda a un trabajador a tiempo completo, establecida por ley o convenio colectivo, de la misma categoría o puesto de trabajo. Si la jornada pactada supera esa proporción, el empleador deberá abonar la remuneración correspondiente a un trabajador de jornada completa…”.

    Del dicho texto normativo se advierte con claridad que todo trabajador cuya jornada resulte inferior a la habitual de la actividad pero alcance sus dos tercios o los supere, debe ser remunerado como si laborase la jornada completa.

    En tal inteligencia, resulta claro que la jornada acordada en el caso de autos (36 horas) es superior a las dos Fecha de firma: 14/08/2015 Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA IX terceras partes de la jornada legal (32 horas), por lo que el disenso resulta inatendible.

    R. que se arribaría a idéntica conclusión si se considerase la jornada habitual de la actividad invocada por la apelante de acuerdo a lo estipulado por la Resolución 381/09 del M.T. y S.S. (36 horas semanales), pues, en tal caso, nos encontraríamos ante un trabajador que cumplía, de modo íntegro, el tiempo de trabajo máximo fijado para quienes se desempeñan en “call centers”, por lo que el reclamante tiene derecho –de todos modos- a la remuneración correspondiente a la jornada completa.

    Sobre el punto he señalado en otros casos análogos, que “… si la jornada “especial” de los que cumplen tareas de call center como era el caso de la actora es de 36 horas, la remuneración no podrá ser otra que la correspondiente a la categoría profesional prevista por el convenio colectivo aplicable. De otra manera se estaría aplicando una quita proporcional a quienes cumplen esa tarea como si se tratara de una jornada a tiempo parcial cuando, como se dijo y fue admitido por la propia demandada, se trata de la jornada habitual y completa…”(arg. cfr esta S. in re “Tkaczyk, N.A.c. Argentina S.A. s/despido”, S.D. Nº

    17.579, del 16/02/12; ídem “E., A.G. c/PBO Contact Center S.A. y otro s/despido”, S.D. 19.545 del 18/17/14, entre otros).

    En efecto, comparto la interpretación efectuada por la magistrada de grado en relación con lo dispuesto por la cláusula octava del acuerdo colectivo suscripto el 16/06/2010 en el marco del C.C.T. 130/75 (v. fs. 92/96), en cuanto a que Fecha de firma: 14/08/2015 Firmado por: A.E.B., JUEZ DE CAMARA - SALA IX Firmado por: R.C.P., JUEZ DE CAMARA - SALA IX la intención de la partes fue fijar, para los aludidos call center una jornada normal y habitual de 36 horas, toda vez que allí se acordó, asimismo, que las horas laboradas en exceso de aquella extensión horaria deben considerarse como extras y, por ende, canceladas con el correspondiente recargo de ley.

    Desde esta perspectiva es que debe entenderse, asimismo, la expresión “… el salario, en tales casos, se liquidará

    conforme al régimen de jornada acordada...”, consignada sobre el final de dicha cláusula. Me explico: Si la jornada habitual de la actividad es de treinta y seis horas semanales, dicho lapso debe ser considerado como la jornada completa para los trabajadores que desempeñen tales tareas y el empleador debe abonar la remuneración prevista por la escala salarial del sector, sin reducción proporcional.

    Una interpretación en sentido contrario constituiría una vulneración de normas imperativas e indisponibles, de acuerdo a lo establecido por los arts. , , 12 y 92 ter de la LCT y 7º de la ley 14.250, conclusión de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba