Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 3 de Septiembre de 2020, expediente CNT 039595/2015/CA001

Fecha de Resolución 3 de Septiembre de 2020
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

SALA I

SENTENCIA DEFINITIVA NRO. CAUSA NRO. 39595/2015/CA1

AUTOS: “RAMIREZ, NICOLAS DAMIAN C/ COOPERATIVA OCEAN DE PROVISIÓN

DE SERVICIOS PARA FERIANTES Y COMERCIANTES LTDA. S/ DESPIDO"

JUZGADO NRO. 9 SALA I

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los días del mes de de 2020, reunida la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, para dictar sentencia en la causa del epígrafe, y de acuerdo al correspondiente sorteo, se procede a votar en el siguiente orden:

La Dra. M.C.H. dijo:

  1. La sentencia de fs. 229/236 y aclaratoria de fs. 244, es apelada por la demandada a tenor del memorial de fs. 239/243, presentación que mereció la réplica de su contraria a fs. 246/247.

    De su lado, la representación letrada del actor apela los honorarios regulados a su favor, por considerarlos reducidos (fs. 238).

  2. El Sr. R. relató en su escrito inaugural que comenzó a trabajar bajo las órdenes de la Cooperativa Ocean de Provisión de Servicios para F. y Comerciantes LTDA, el 01/04/2008, como “vigilador” en el predio sito en “Juan José

    Valle 3202 de Ingeniero Budge, Pdo. de Lomas de Z., Pcia. de Buenos Aires”.

    Señaló que laboraba alternadamente una semana los días lunes, miércoles, viernes y domingos y la siguiente, los martes, jueves y sábados, en el horario de 10 a 23 horas y que percibía una remuneración mensual de $6.500.

    Asimismo, refirió que la relación de trabajo nunca fue registrada y que existían irregularidades en el pago de salarios, por lo que con fecha 18/09/2013 intimó

    a la demandada a que abonara las remuneraciones pendientes y registrara el vínculo.

    Finalmente, refirió que ante el silencio guardado por su empleadora, se consideró

    despedido con fecha 26/09/2013 (ver fs. 7/13).

    En oportunidad de replicar la acción incoada, la demandada rechazó el vínculo laboral invocado por el actor. Señaló que “no maneja el conjunto de locales comerciales mejor conocidos como “La Salada”, por el contrario la Cooperativa Ocean Ltda., única en este tipo, convive dentro de un “complejo comercial” conocido como Feria La Salada, integrada por diferentes F., todas independientes entre sí

    (…) Por otro lado también es necesario aclarar que la Cooperativa (…) no posee tampoco Personal de Seguridad, los trabajadores de la cooperativa se encuentran encuadrados dentro del C.C.T. 130/75, Empleados de Comercio, entre ellos cuenta con Fecha de firma: 03/09/2020

    Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    personal de vigilancia, y por ser un lugar privado de acceso público la seguridad,

    puertas adentro, es brindada por parte de personal adicional de la Policía de la Provincia y fuera del predio por Personal de Gendarmería Nacional y Policía de la Provincia de Buenos Aires” (ver fs. 83 vta. y 84).

  3. La Sra. Jueza a-quo hizo lugar a la acción incoada por el actor. Para así decidir, ponderó las declaraciones testificales producidas en autos, consideró

    acreditada la relación de trabajo entre las partes y condenó a la demandada a abonar al Sr. R. la suma de $ 318.162,15, más los intereses que dispuso en la sentencia.

    La accionada cuestiona el progreso de la acción. Se queja,

    particularmente, por la valoración del intercambio telegráfico y de la prueba testifical efectuada por la sentenciante de grado.

  4. En primer lugar, remarco que frente a la expresa y rotunda negativa efectuada por la accionada al contestar la demanda, incumbía al accionante acreditar los extremos allí invocados (art. 377 CPCCN).

    Sobre tales bases, observo, con relación al intercambio telegráfico, que el accionante cursó una misiva con fecha 18/09/2013 en la que intimó a la demandada en los términos de la ley 24.013, al domicilio sito en J.J.V. 3202 de Ingeniero Budge, Pdo. de Lomas de Z., Pcia. de Buenos Aires (fs. 4). Luego, remitió otro telegrama, el día 26/09/2013, en el que se consideró despedido y que fue dirigido a idéntica dirección que el anterior (fs. 5). Posteriormente, envió una comunicación el 18/05/2015, en la que requirió el pago de indemnizaciones y la entrega de los certificados previstos en el art. 80 de la LCT, a otro domicilio: J.S.4.,

    piso 1º, dto. B, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (fs. 6).

    La sentenciante de grado consideró que la demandada había guardado silencio frente a todo lo anterior, pues ponderó que el telegrama del 18/09/2013 había sido dirigido al mismo domicilio que el de fecha 18/5/2015 (contestado por la accionada), por lo que entendió que había ingresado a la esfera de conocimiento de esta última, sin perjuicio de que el primero de ellos había sido devuelto por el Correo Argentino por “desconocido”. La apelante critica tal interpretación de la a-quo y destaca que lo expresado por ella es “falso, absolutamente falso” (fs. 240 vta.).

    Sobre este punto, observo que si bien no es preciso –contrariamente a lo indicado por la magistrada de primera instancia- que el telegrama del 18/05/2015 haya sido remitido al mismo domicilio que el de fecha 18/09/2013, lo cierto es que el cursado el 26/09/2013, sí fue dirigido a idéntico domicilio y fue efectivamente notificado.

    En este orden, destaco que el Correo Argentino informó que el telegrama nº 397042653, correspondiente al 18/09/2013, fue devuelto por “desconocido” (fs. 107),

    mas a fs. 137, tal entidad comunicó que el telegrama 397878724, coincidente al de fecha 26/09/2013, fue notificado el 27/09/2013. En efecto, la misma demandada acompañó copia de tal telegrama a fs. 68, por lo que no existen dudas acerca de que la Fecha de firma: 03/09/2020

    Firmado por: M.V.M.C., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.C.H., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

    SALA I

    primera de las intimaciones efectuadas por el actor, fue dirigida al domicilio de la accionada.

    En este orden, considero que cuando una misiva es devuelta a su remitente porque el destinatario requerido o el domicilio resultan “desconocidos” o...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR