Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I, 5 de Mayo de 2023, expediente CNT 056113/2015/CA001

Fecha de Resolución 5 de Mayo de 2023
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala I

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

SALA I

SENTENCIA DEFINITIVA CAUSA NRO. 56113/2015/CA1

AUTOS: “R.M., O. c/ LA CAJA ART S.A. s/ ACCIDENTE LEY

ESPECIAL”.

JUZGADO NRO. 39 SALA I

En la Ciudad de Buenos Aires, en la fecha de registro, la Sala Primera de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo procede a dictar sentencia en la causa del epígrafe y con arreglo al siguiente orden, conforme los resultados del sorteo efectuado:

El Doctor E.C. dijo:

  1. Contra el pronunciamiento de grado se alzan la demandada y el trabajador a tenor de los memoriales deducidos en igual fecha el 03.03.2022. Ambas presentaciones fueron replicadas conforme contestaciones del 11.03.2022 y 15.03.2022. Por otro lado, la perita psicóloga apela sus honorarios por estimarlos reducidos.

  2. La señora jueza de primera instancia hizo lugar a la demanda dirigida contra la aseguradora de riesgos del trabajo y orientada al cobro de una indemnización fundada en la ley 24.557 que repare las derivaciones dañosas del siniestro sufrido por el Sr. R.M. en el mes de enero del 2013. Previo análisis de las constancias de la causa y conforme los resultados de la pericia médica, se determinó que el reclamante portaba una merma funcional del 10% de la T.O. a razón del evento que dañó su salud. Por todo ello, la anterior magistrada, en base al salario que surge de los datos informados por la AFIP fijó el monto de la prestación dineraria reclamada conforme la aplicación del art.14 ap.2 a) de la ley 24.557 en $87.961,66, con más intereses desde el momento del accidente (25.01.2013), hasta su efectivo pago,

    conforme las tasas establecidas en las Actas de Cámara N° 2601, 2630 y 2658.

  3. La ART se agravia en primer término porque se omitió descontar el pago efectuado al reclamante en sede administrativa por el evento dañoso reclamado en autos. Asimismo, invoca que no se aplicó el método de la capacidad restante. Por otro lado, discute la evaluación efectuada en grado respecto a la pericial médica, entiende que el profesional de la salud no pudo brindar elementos científicos de envergadura para justificar la minusvalía sugerida. Impugna la fecha en que comienzan a devengarse los accesorios de condena y también la tasa establecida en origen. Solicita la aplicación del decreto 669/2019. Finalmente, apela por elevados los honorarios regulados al perito médico y a la asistencia letrada del accionante.

    El trabajador a su turno objeta que en origen se retaceó su minusvalía sin fundamento alguno. Peticiona que se aplique las previsiones contenidas en el decreto Fecha de firma: 05/05/2023

    Firmado por: E.C., JUEZ DE CAMARA 1

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.V.Z.V., SECRETARIA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

    SALA I

    669/2019 como así también la fijación de intereses compensatorios y moratorios. En último término, refuta los emolumentos de su representación letrada por entenderlos reducidos.

  4. Por una cuestión metodológica, atenderé en forma conjunta los agravios de ambos recurrentes dirigidos a cuestionar la valoración de la pericial médica.

    No comparto el análisis y razonamiento que la magistrada de la anterior instancia realizó en el fallo que se intenta cuestionar para desestimar la merma física bajo el fundamento que no fueron reclamadas en el inicio “…no describe haber sufrido ninguna cuestión vinculada con el segundo y tercer dedo de la mano izquierda sino que especifica que fueron especialmente en el rostro y torso…”.

    En efecto, si bien el trabajador invocó en el escrito de demanda que el evento dañoso, padecido el 25 de enero del 2013, le provocó “…traumatismo de cráneo,

    traumatismo nasal con lesión grave y dificultad respiratoria, fractura de tabique cartilaginoso con desplazamiento, pérdida de piezas dentarias, cicatriz superciliar derecha, traumatismos en dedo pulgar derecho e izquierdo y R.V.A.N. Grado III…”, lo cierto es que, dadas las características del siniestro sufrido por el Sr. R.M. –

    robo seguido de violencia física- y las lesiones invocadas, considero que exigirle un detalle minucioso de cada una de ellas resultaría un excesivo rigor formal y atentaría contra el espíritu reparador que establece la normativa en estudio.

    En tal sentido, me permito destacar que el legista fue contundente en concluir,

    en su informe, luego de examinar al reclamante y cotejar los estudios complementarios (Ecografía dedo índice mano izquierda, RX cráneo, tabique nasal y RMN de mano izquierda) que: “…presenta sintomatología compatible con secuela traumatismo de mano izquierda con repercusiones en arco de movilidad de segundo y tercer dedo (10%)…existiendo nexo de causalidad verosímil desde el punto de vista médico legal entre los hechos invocados en el escrito de inicio y estado actual…”.

    Al momento de dar acabada respuesta a las impugnaciones formuladas por la aseguradora, el profesional de la salud ratifico su labor al sostener que “…en relación al estado del segundo y tercer dedo de la mano izquierda del reclamante, remite a evaluación semiológica consignada en informe pericial elevado. Habiendo solicitado estudios de partes blandas del reclamante, no le consta hallazgo radiológico alguno. -

    El actor exhibe alteración en partes blandas de segundo y tercer metacarpiano, que el especialista en diagnóstico por imágenes califica como secundaria a tratamiento quirúrgico. -No le consta pre-existencia aludida….el suscripto ha fijado incapacidad del accionante en función del resultado de la evaluación semiológica llevada adelante, en concordancia, por otro lado, con resultados de imágenes ordenadas oportunamente…”.

    Fecha de firma: 05/05/2023

    Firmado por: E.C., JUEZ DE CAMARA 2

    Firmado por: G.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.V.Z.V., SECRETARIA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

    SALA I

    En tal inteligencia, dado que observo que la labor pericial han sido confeccionada con arreglo a lo normado por el art. 472 del CPCCN, la misma reviste suficiente valor probatorio (conf. art.386 y 477 del CPCCN).

    Cabe memorar que atañe a la persona que ejerce la medicina pronunciarse sobre la posibilidad de vincular una afección con una etiología laboral o extra laboral. Si bien es cierto que quien juzga posee la atribución privativa de establecer la causalidad/

    concausalidad, también lo es que para apartarse de valoraciones especializadas, debe encontrar sólidos argumentos toda vez que se trata de un campo del saber ajeno al pensamiento jurídico,

    A raíz de los argumentos esgrimidos, propicio modificar el fallo y receptar el agravio sobre el tema, en tanto considero acreditado que padece una merma física parcial y permanente en orden al 10% de la T.O. vinculada con el hecho denunciado y reconocida por la entidad aseguradora, conforme se explicitara anteriormente.

    En la plano psicológico, estimo que las conclusiones brindadas por la colega de la anterior instancia resultan suficientes para encuadrar esta disminución conforme los parámetros del baremo del decreto 659/96 en una “reacción vivencial anormal neurótica de Grado II” (10% T.O.) y no como lo sugirió la licencia en la materia en su labor pericial en un grado superior.

    Por ello resulta acreditado que el Sr. R.M. presenta en la actualidad una incapacidad funcional del 22.40% de la T.O. (10% física + 10% psicológica +

    2.40% factores de ponderación -10% por dificultad por tareas habituales + 2% por edad: total 12% sobre el 20% de incapacidad, lo que arroja un 2.40%) por lo tanto, se deberá recalcular la prestación dineraria correspondiente con ajuste a dicho guarismos.

  5. En otro orden de ideas, con relación al pedido de la aplicación del decreto 659/96, estaré a la doctrina aplicada en el precedente “M., en el cual sostuve su empleo, aun en casos anteriores a su entrada en vigencia. En tal inteligencia, de conformidad con los datos informador por la AFIP se desprende que el promedio salarial actualizado por el índice RIPTE del año anterior a la fecha del siniestro alcanza la suma de $ 7.333 (v. cuadro agregado), el porcentaje de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR