Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V, 18 de Diciembre de 2017, expediente CNT 036025/2013/CA001

Fecha de Resolución:18 de Diciembre de 2017
Emisor:Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala V

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA V Expte. Nº CNT 36025/2013/CA1 SENTENCIA DEFINITIVA 81169 AUTOS: “RAMÍREZ, C.J.C./ SERVICIOS ARGENTINOS DE SEGURIDAD EMPRESARIA S.A. S/ DESPIDO” (JUZG. Nº 41).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, capital federal de la República Argentina, a los 18 días del mes de diciembre de 2017 se reúnen los señores jueces de la Sala V, para dictar la sentencia en esta causa, quienes se expiden en el orden de votación que fue sorteado oportunamente; y EL DOCTOR E.N.A.G. dijo:

  1. La sentencia definitiva de primera instancia (fs.

    310/313 vta.) ha sido apelada por la parte actora a tenor del memorial que luce anejado a fs. 315/325. La demandada contestó agravios (v. fs. 327/334 vta.).

  2. El señor juez a quo rechazó la pretensión al considerar que el actor no había logrado probar las dos causas del auto despido pues, según sostuvo, no demostró haberse desempeñado como “vigilador principal” en los términos del art. 15 inc. d) del CCT 507/2007 ni tampoco las horas extras reclamadas por los días sábados después de las 12 y por trabajar los días domingos.

    Contra esa decisión se alza el accionante. Sostiene que el sentenciante efectuó una valoración errónea de la prueba testimonial rendida y del peritaje contable pues, afirma, ambos medios probatorios demuestran que se desempeñó

    como encargado de vigilancia. Cuestiona, también, el rechazo del reclamo por horas extras. Señala que resulta de aplicación lo normado en el art. 6 de la ley 11.544.

    Manifiesta que la demandada no le otorgó los francos compensatorios correspondientes y exigidos por el CCT 507/07 por lo que tuvo un día de descanso promedio por semana y que, por ello, resulta acreedor a las horas extras reclamadas. Apela el rechazo de la multa prevista en el art. 80 de la LCT. Por último, apela los honorarios regulados a los profesionales intervinientes por considerarlos elevados.

  3. En lo que respecta a la categoría, discrepan las partes porque mientras el actor sostiene que debía estar encuadrado como “vigilador principal”, la demandada sostiene que era correcta su categorización como “vigilador general”, de conformidad con lo normado en el CCT aplicable (507/07).

    El CCT 507/07 dispone en el artículo 15 que: “Se establecen las siguientes categorías:

    1. vigiladores en general.

    2. vigilador bombero: es el vigilador debidamente capacitado que desempeñe la función específica de prevención, detección y lucha contra el fuego.

      Fecha de firma: 18/12/2017 Alta en sistema: 20/12/2017 1 Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA #20124884#196190441#20171218103713845 c) Administrativo: es aquél empleado que en forma permanente e inequívoca realiza tareas administrativas en la sede de la empresa de seguridad, sea en el caso de seguridad física o electrónica, quedando estas tareas expresamente excluidas de las que puedan realizar los que ostentan otras de las categorías profesionales previstas en el presente.

    3. vigilador principal: es el vigilador que cuando necesidades del servicio así lo requieren, haya sido designado expresamente por el empleador para ser responsable del turno.

      Las categorías enunciadas precedentemente, son excluyentes unas de otras. Sin perjuicio de las categorías enunciadas, de conformidad con la valoración de las tareas a realizar, se podrán pactar escalas diferenciales y variables en los contratos individuales de trabajo”.

      En el escrito de inicio, el actor invocó que el día 10 de diciembre de 2009 el supervisor de vigilancia señor F.G. lo designó como encargado de guardia, revistiendo entonces la categoría de vigilador principal. Aclaró que desde entonces “tenía a mi cargo cinco vigiladores y mi puesto de trabajo era la recepción de Z..

      Allí realizaba tareas administrativas, como recepción de correspondencia, atención telefónica, control de personal, control de ingreso y egreso, entrega de llaves de las oficinas administrativas, recepción de mails, pedido de remises, etc….controlaba las tareas de los distintos puestos de vigilancia, como también ejercía el control sobre el personal externo a la empresa (contratistas), recorridas por toda la planta” y detalla otras tareas cumplidas (v. en especial fs. 5/vta.).

      A mi entender, de la lectura de la norma convencional y del relato efectuado por los testigos que declararon en autos se desprende que el actor no se encontraba correctamente categorizado porque surge claro que era el encargado de turno en el sector recepción y, por lo tanto, sus tareas encuadran en la categoría de “vigilador principal” en cuanto éste debe ser responsable de turno.

      Así, el testigo M. (fs. 245/246) afirmó que hace 19 años que trabaja en la empresa Z. en limpieza y señaló que el actor estaba encargado de seguridad.

      Explicó que el accionante estaba en la recepción y que debía organizar a la gente, recibir planillas, atendía los teléfonos. Agregó que en la fábrica había 7 u 8 vigiladores y que el actor era responsable de esa gente. Al dar razón de sus dichos, si bien señaló que sólo concurría a la recepción cuando tenía que pedir una llave o que cada dos o tres horas pasaba por la recepción para pedir algo, agregó que “sabe que el actor era encargado porque él estaba 12 horas ahí adentro y siempre le decían anda a pedir esto al encargado, a la seguridad. Que los mismos compañeros lo mandaban con el encargado”. Manifestó, además, que siempre iba un supervisor que se llamaba G., en coincidencia con lo invocado por el actor en el escrito de inicio.

      Fecha de firma: 18/12/2017 Alta en sistema: 20/12/2017 Firmado por: E.N.A.G., JUEZ DE CÁMARA Firmado por: L.M.D.'ARRUDA, SECRETARIO DE CAMARA Firmado por: G.E.M., JUEZ DE CÁMARA #20124884#196190441#20171218103713845 Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

      SALA V En forma coincidente, el testigo I. (fs. 248/249) relató

      que el actor estaba en la parte de portería, en la recepción y que se desempeñaba como encargado de portería “que tenía que darte autorización cuando vos ibas a pedir autorización para retirar algo, que el actor te deba la autorización”. Al dar razón de sus dichos manifestó que “los sabe porque si él llegaba tarde tenía que pasar por ahí para que el actor le autorice la entrada de la llegada tarde, que el actor le autorizaba la entrada, que le ponía el horario. Agregó que todo pasaba por el actor y que si el accionante no lo autorizaba no podía retirar las cosas. Agregó que había entre 5 y 6 vigiladores y reiteró que “el actor estaba en el puesto de recepción, que él se encargaba de todo, como para darte autorización y para controlar a los compañeros, darle sus tareas, que todo dependía de él…que lo sabe porque lo veía”. Explicó que los otros vigiladores estaban en distintos puestos de cabina que hay en su trabajó y que había cabinas cada una cuadra más o menos y que había un vigilador por cabina. Si bien dijo que a veces lo veía una sola vez al actor y otras todo el día, lo cierto es que agregó que “para ir a recursos humanos también lo tenía que autorizar el actor, fuera del horario de trabajo el dicente para entrar a la planta también tenía que pasar por recepción y también lo tenía que autorizar el actor”.

      Estos testimonios resultan convincentes porque tuvieron un conocimiento directo de los hechos sobre los cuales deponen e independientemente del tiempo que permanecieran en la recepción, lo cierto es que dan cuenta de las tareas cumplidas por el actor que exceden las de un vigilador general porque lo cierto y concreto es que el actor estaba encargado de la recepción y debía autorizar no sólo el retiro de mercadería sino también el ingreso a la fábrica y controlar a los demás vigiladores (conf. art. 90 L.O.). R. que del relato de I. surge que los otros vigiladores estaban en cabinas que estaban dispuestas cada una cuadra a lo largo de toda la fábrica, lo que demuestra la diversidad de tareas respecto del actor a los fines de estar...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba