Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III, 31 de Mayo de 2017, expediente CNT 024008/2015/CA001

Fecha de Resolución:31 de Mayo de 2017
Emisor:CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO - SALA III

Poder Judicial de la Nación SENTENCIA DEFINITIVA EXPEDIENTE CNT 24008/2015/CA1 “RAMBO AURORA ALCIRA C/ GALENO ART S.A. S/ ACCIDENTE-

LEY ESPECIAL” - JUZGADO Nº 56.

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a 31/05/2017, reunidos en la S. de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso deducido contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación.

La Dra. D.R.C. dijo:

La sentencia definitiva de fs.

176/180, que hizo lugar a la demanda, suscita la queja que interpone la actora a fs. 181/185, sin réplica de la contraria.

Previo a adentrarme en el análisis del recurso interpuesto, haré una breve reseña de los hechos invocados en los escritos introductorios.

A fs. 5 se presentó A.A.R. iniciando demanda contra Galeno Aseguradora de Riesgos del Trabajo S.A., reclamando la indemnización a raíz del accidente de trabajo “in itinere” sufrido.

Señaló que el día 13/07/1996, ingresó a prestar tareas para COTO C.I.C.S.A. cumpliendo servicios en distintas sucursales, con un horario de trabajo variable y una jornada de 48 horas semanales.

Sostuvo que durante toda la vigencia de la relación laboral, prestó tareas de cocinera, encargándose de la preparación de alimentos tanto para el público como para el personal del establecimiento y fue categorizada como “operario especializado”.

Manifestó que el 29/09/2012 aproximadamente a las 5:20 horas, mientras aguardaba en la parada del colectivo para dirigirse a su trabajo, fue víctima de un robo.

Producto del cual, luego de un brusco forcejeo y de sufrir violencia física por parte del asaltante, resultó dañado su hombro derecho.

Expresó que tras ser intervenida quirúrgicamente en la Corporación Médica Laboral el día 14/12/2012 y de someterse durante un período de ocho meses a rehabilitación kinesiológica, el día 05/08/2013 obtuvo el alta médica por parte de la ART.

Dijo que con motivo del siniestro referido, se instruyeron actuaciones administrativas ante la Comisión Fecha de firma: 31/05/2017 Alta en sistema: 21/06/2017 Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.S.S., SECRETARIA #26879688#180235314#20170531133006518 Poder Judicial de la Nación Médica la que emitió dictamen, otorgándole una incapacidad del 9,25%

y en base a ello, la accionada le abonó la suma de $30.595,46.

Finalmente, expresó que promueve la presente demanda, tendiente a que se condene a la accionada al pago de la diferencia que le corresponda percibir en concepto de la prestación dineraria prevista por el artículo 14 inc. 2 a) de la L.R.T. en virtud del reducido grado de incapacidad estimado, y de que la suma liquidada ha sido a su valor nominal, sin la aplicación del índice R..

A fs. 36 se presentó a contestar demanda Galeno Aseguradora de Riesgos del Trabajo S.A.

Señaló que a raíz del dictamen de la Comisión Médica, le abonó a la actora la suma de $30.595,46, conforme lo acredita con el comprobante acompañado.

Sostuvo que la suma mencionada se otorgó en concepto de pago total, único y definitivo de las prestaciones dinerarias a las que se encontraba obligada, de acuerdo lo establece la L.R.T. por incapacidad laboral permanente parcial y definitiva.

Reconoció el contrato de afiliación, delimitó

vigencia, objeto y ámbito de cobertura. Contestó demanda en subsidio.

Impugnó la liquidación.

Luego de esta breve reseña, corresponde analizar si cabe confirmar o modificar lo decidido en el anterior grado.

La parte actora se agravia por el grado de minusvalía asignado, en tanto se omitió computar la incapacidad psicológica, y se agravia también porque considera errónea la forma de descontar el monto parcial abonado por la demandada.

El Sr. J. fijó la incapacidad en un 11,2% de la T.O.

Para así decidir, y en cuanto a la incapacidad física determinada por el experto, asignó a la pericial médica plena eficacia convictiva, habida cuenta de la seriedad científica que consideró

contiene, destacando que la misma no fue objeto de observaciones por ninguna de las partes.

Respecto de la incapacidad psicológica determinada, destacó que la perito indicó que el pronóstico se encuentra sujeto a evolución y que se hace necesario realizar tratamiento psicoterapéutico para lograr una remisión parcial del cuadro. Destacó que tales extremos, no fueron tachados por la parte interesada ni observados en modo alguno.

Por ello, decidió no hacer lugar al porcentaje de incapacidad psicológica indicado por la perito, y fijó la incapacidad total de la actora en el 11,2% de la T.O.

Pues bien, ante todo corresponde señalar que la perito dijo que tal como lo indica el estudio psicodiagnóstico, la actora presenta altos montos de ansiedad, con expresión somática y re experimentación del hecho.

Fecha de firma: 31/05/2017 Alta en sistema: 21/06/2017 Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.S.S., SECRETARIA #26879688#180235314#20170531133006518 Poder Judicial de la Nación Asimismo, señaló que del estudio mencionado ut supra surge que presenta síntomas relativos a la rememoración vivida y no deseada del acontecimiento, con pensamientos de contenido ansioso y perturbador que se le imponen a su pesar, siendo desencadenados por diversos elementos, tales como lugares, imágenes, sonidos o situaciones asociadas a los diferentes detalles del episodio original.

Agregó que presenta síntomas de irritabilidad que inciden en forma negativa en su vida de relación global, signos de una inhibición de la capacidad de relación social, como así también algunos signos leves de depresión anímica, que no integran un cuadro de depresión mayor.

Expresó que la actividad mental perturbadora incide en forma negativa en sus posibilidades de gratificación por medio del uso del área vital de la fantasía, al tiempo que no logra obtener satisfacciones adecuadas a partir del contacto interpersonal.

Por último, concluyó que la actora presenta un cuadro de estrés postraumático compatible con RVAN grado III, otorgándole una incapacidad parcial y permanente del 20% .

Pues bien, con respecto al daño psicológico, cabe señalar que: “Médicamente, se entiende al daño psicológico como aquél que emerge como consecuencia de una situación traumática vivida por un sujeto, con motivo de un accidente de cualquier índole.

Así, puede definirse tal como “toda perturbación, trastorno, enfermedad, síndrome o disfunción que, a consecuencia de un hecho traumático sobre la personalidad del individuo acarrea una disminución de la capacidad de goce, que afecta su relación con el otro, sus acciones, etc.”. (PUHL, S.M., SARMIENTO, A.J., IZCURDIA, M.A. y VARELA, O.H., "Daños a las personas en el discurso psicológico jurídico", páginas 55-69, "La psicología en el campo jurídico", Ed. E.C.U.A. -2005).”

Por lo tanto, para la psicología “existirá un daño psicológico en el ámbito jurídico, siempre que un sujeto presente un deterioro o disminución en las distintas esferas de su personalidad (volitiva, intelectual o afectiva) que produzcan una disminución de su capacidad de goce individual, familiar, laboral, social y/o recreativa”.

(“PUHL, S.M., SARMIENTO, A.J., IZCURDIA, M.A. y VARELA, O.H., op. citado)”

Asimismo, se ha señalado que el daño psicológico “comprende tanto las enfermedades mentales como los desequilibrios pasajeros, sea como situación estable o bien accidental y transitoria que implica en todo caso una faceta morbosa, que perturba la normalidad del sujeto y trasciende su vida individual y de relación"(K. De C./Aída, "Breves reflexiones sobre la Fecha de firma: 31/05/2017 Alta en sistema: 21/06/2017 Firmado por: D.R.C., JUEZ DE CAMARA Firmado por: V.A.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: N.M.R.B., JUEZ DE CAMARA Firmado por: S.S.S., SECRETARIA #26879688#180235314#20170531133006518 Poder Judicial de la Nación prueba del llamado daño psíquico. Experiencia jurisprudencial", Revista Derecho de Daños, Nº 4, Ed. Rubinzal- Culzoni)”.

Ante todo, corresponde destacar que queda claro que la incapacidad atribuida es producto del accidente de marras en tanto la perito señaló que el trastorno que presenta la actora sin patología previa psicológica ni psiquiátrica, con una personalidad de base normal, tiene nexo causal con el hecho violento que sufrió en el robo en circunstancias que estaba yendo a su trabajo, y las consecuencias psicofísicas que este hecho le trajo.

Asimismo, cabe recalcar que el porcentaje de incapacidad psicológica atribuido no fue impugnado por ninguna de las partes.

Por otra parte, corresponde mencionar que la perito dijo que el pronóstico se encuentra sujeto a evolución, no obstante lo cual informó que considerando las manifestaciones clínicas que presenta la actora son consecuencia y expresión de un trauma psíquico y no de una neurosis estructural.

Por lo cual consideró necesario realizar un tratamiento psicoterapéutico para lograr una remisión parcial del cuadro, entendiendo que “remisión parcial”, es un término técnico que refiere a que la actora puede presentar recidivas de su cuadro.

Asimismo, acerca de la necesaria lectura causal entre la incapacidad física, y psíquica, para la existencia de esta última, tengo dicho, en la causa “B.E.R. C/

PROVINCIA ART S.A S/ ACCIDENTE- LEY ESPECIAL

, SD Nº 94089, del 18/07/14, entre otras, que:

De la misma forma en que el daño moral no debe confundirse necesariamente con el psicológico, por entender que no son una y la misma cosa, el daño psicológico no debe confundirse con el daño físico. Este criterio, lo vengo sosteniendo como titular del juzgado Nacional del Trabajo N.. 74, (“Lazarte, C.D. c/

Asociart S.A. ART. s/ accidente

, sentencia N.. 2427, del 30 de noviembre del 2.007)”.

A su vez, resulta correcto afirmar que el daño psíquico es también físico, aunque requiere de un mayor...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba