Rajoy y Mas abren una vía de diálogo

 
EXTRACTO GRATUITO

MADRID.- Después de un año de esquivarse, el presidente español, Mariano Rajoy, y el jefe del gobierno de Cataluña, Artur Mas, reconstruyeron ayer los puentes para que plantea el de esa rica región del noreste del país.Lejos estuvieron de exhibir un acuerdo. Mas ratificó su "voluntad irrevocable" de convocar una consulta soberanista para el próximo 9 de noviembre y Rajoy insistió en que esa votación "no tiene ni tendrá cobertura legal".Actuaron como dos jugadores de póquer dispuestos a esconder su jugada hasta el final. Se saludaron sin sonrisas, en la entrada del Palacio de la Moncloa. Y al terminar las dos horas y cuarto de reunión se mantuvieron inmutables en el guión.Pero la primera reunión oficial que mantuvieron este año dejó la sensación de que los dos empezaron a preparar el terreno para poner un límite a la crisis."Hay un clima de diálogo abierto. Hoy no es el final de nada, no se cerraron todas las puertas", dijo Mas, en una declaración que llevaba escrita, antes de empezar una larga conferencia de prensa en la sede madrileña de la Generalitat catalana.Mas aclaró que hay "un desacuerdo grande respecto de la consulta", pero puso énfasis en un mensaje de cautela: "Todos debemos ser inteligentes para que esto no lo rompa todo". En ese sentido, dijo que le dejó a Rajoy expedientes con 23 temas relacionados con la gestión cotidiana que quiere discutir con él y no tienen que ver con el plan separatista.Rajoy se comprometió a estudiarlos y envió señales conciliadoras, al reconocer en un comunicado "la contribución de Cataluña al progreso en general del país". Alertó allí que el proceso secesionista puede "poner en riesgo" la recuperación económica del Estado.La reunión en la Moncloa encontró a Mas en uno de los momentos más delicados de su carrera, justo cuando su padre político, el histórico presidente catalán Jordi Pujol, cayó en desgracia al confesar que mantuvo dinero negro en Suiza durante 34...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA