Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii, 16 de Diciembre de 2022, expediente CNT 026434/2021/CA001

Fecha de Resolución16 de Diciembre de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Ii

SALA II

Expediente Nro.: 26434/2021 (J.. Nº 55)

AUTOS: “RAGUSA CHRISTIAN MARTIN C/ SANTIAGO FLORIO SRL S/

DESPIDO”.

En la Ciudad de Buenos Aires, luego de deliberar, a fin de considerar los recursos deducidos en autos y para dictar sentencia definitiva en estas actuaciones, los integrantes de la Sala II, practicado el sorteo pertinente, en la fecha de firma indicada al pie de la presente proceden a expedirse en el orden de votación y de acuerdo con los fundamentos que se exponen a continuación.

VISTO

Y CONSIDERANDO:

El Dr. J.A.S. dijo:

I- Contra la sentencia de primera instancia, que hizo lugar a la USO OFICIAL

demanda interpuesta, se alza la demandada en presentación replicada por la parte actora.

La accionada se agravia porque la Sra. juez a quo tuvo por acreditada la prestación de servicios en relación de dependencia en el periodo denunciado. Critica la forma en que ha sido valorada la prueba, puntualiza que no fue considerada la impugnación sobre la prueba testimonial. Cuestiona la jornada laboral,

las horas extras, la fecha de ingreso y el salario determinado en el fallo. Apela la condena a entregar el certificado del art. 80 y la multa que deriva de ella.

Finalmente, mantiene la apelación que fue presentada sobre el proveido que dispuso los autos en Secretaria para alegar y que el juzgado tuvo presente en los términos del art. 110 LO.

II- Los términos de los agravios imponen señalar que la actora en el escrito inicial dijo que “…La demandada explota un taller mecánico de automotores sito en serrano 745 CABA en el cual se venden neumáticos, se ajusta tren delantero,

se brinda servicio de alineación y balanceo y mecánica integral, con el nombre de fantasia "SERVlClO FLORIO". Me desempeñaba en las tareas de mecánico (medio oficial CCT 27/88) habiendo ingresado el día 05.03.2012, laborando de lunes a viernes, de 08 a 19 hs percibendo una remuneración de $29.000 cuando, en realidad,

debia percibir una suma de $38.000 con más $4.189 en concepto de rubro antigüedad, más las horas extras…”. Agregó la actora que “…La relación no estaba registrada. Mis reclamos verbales eran permanentes para que me registrasen pero no tenia respuesta concreta. El 07-09-2020 a las 08 horas me presento a mis labores como todos los días y, personal de la empresa, no me permite ingresar,

manifestándome que no había más trabajo para mí…”.

Por su parte, al contestar demanda, la accionada negó la existencia del contrato trabajo esgrimido en el inicio.

Fecha de firma: 16/12/2022

Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA 1

Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

La sentenciante de anterior instancia, analizó los testigos aportados por la parte actora -Manelli y P.- y determinó que “…los testimonios supra examinados, y que lucen claros, precisos y concordantes y no se ven desvirtuadas por las restantes pruebas de la causa, que referiré seguidamente (arts. 90 L.O.; 456

C.P.C.C.N.). Además, provienen de personas que han trabajado junto con el actor dentro del lapso temporal denunciado en el inicio y, por tal motivo, conocen los pormenores del servicio, tanto más cuando no han merecido observaciones ni impugnaciones (art. 90 citado; art. 386 C.P.C.C.N.)….”. Seguidamente, ante la presunción dispuesta por el art. 23 LCT sostuvo que el accionante acreditó la prestación de servicios para otro y que, por su lado, la demandada no ha ofrecido prueba alguna con entidad suficiente como para avalar su postura.

Le asiste razón a la demandada en tanto en la sentencia de grado no se analizó la impugación presentada sobre la declaración de P..

Concuerdo con la objeción.

En efecto, el testigo P. expresó “…que CRISTIAN

trabajaba en el taller de la calle SERRANO pero no recuerda la altura, que el taller se llamaba algo como SERVIOBOX o algo así que no recuerda bien, que las tareas eran de mecánica que no se bien exactamente que tareas porque el testigo no trabajaba en la empresa pero que siempre lo vio en ese sector, en la parte del taller,

que lo veía estima que todos los días, porque es un taller que abre todos los días, que no tenía todos los días entregas de repuestos ahí…”, “…que se imagina que le pagaba el sr FLORIO pero que desconoce sobre la parte interna de la empresa…” y luego refirió que “…desconoce por qué dejó de trabajar el actor…”.

Desde esta perspectiva, los dichos del testigo reseñado no corroboran la versión inicial que la actora denunció.

Distinto es el testimonio de M., que sí ha dado cuenta que la actora prestó servicios en favor de la accionada, por lo que se torna operativa la presunción del art. 23 LCT y en orden a ello es la demandada quien debe desvirtuar los alcances de aquella, extremo éste que, a mi juicio, no ha logrado.

Hago esa afirmación porque el testigo aportado por la actora dijo que “…conoce a C.M.R., que conoce a SANTIAGO FLORIO

S.R.L. amigo de conocido de ambos uno era mi empleador y otro era mi compañero…”, indicó que “…a RAGUSA lo conozco porque fuimos compañeros de trabajo, en el taller FLORIO SRL, que fuimos compañeros casi 5 años más o menos.

El actor hacia tareas de mecánico, oficial mecánico que lo se porque nosotros en categoría de instancias de compañeros sabemos el rango que tenemos cada uno el conocimiento que tiene él es de oficial mecánico, que el actor ingresó calculo en 2012…”, “…Que el horario era de 8 a 19 tal vez menos tal vez mas, pero en ese Fecha de firma: 16/12/2022

Firmado por: A.E.G.V., JUEZA DE CAMARA

Firmado por: J.S.R., SECRETARIO DE CAMARA 2

Firmado por: J.A.S., JUEZ DE CAMARA

rango…”; seguidamente expresó que “…Que el taller queda en SERRANO 745. Que no se por que dejó de trabajar…”.

A mi ver los dichos del testigo único pueden admitirse para acreditar los hechos sobre los que declara, de su testimonio debe surgir suficiente fuerza convictiva. El mencionado testigo ha sido preciso a lo que agrego que no ha sido objeto de observación, circunstancia que le otorga solidez y fuerza convictiva (art. 90

de la ley 18345 y art. 386 del Códico Procesal).

En otros términos, ningún elemento de juicio aportó la demandada que haga a su postura y por el contrario, la actora arrimó prueba que sustenta su pretensión.

Del testimonio transcripto, valorado conforme las reglas de la sana USO OFICIAL

crítica (conf. art. 90 LO), se desprende que la actora prestó sus servicios en beneficio de la demandada en el período denunciado por ella.

Todo lo cual me lleva a compartir el criterio adoptado en grado.

Por otra parte, y en atención a lo dilucidado -que mediaba entre los litigantes el típico contrato de trabajo y que, no obstante ello, no se encontraba el accionante registrado en los libros- cabe señalar que cobra operatividad lo normado por el art. 55 LCT, resultando preciso al respecto recordar que las registraciones laborales deben ser llevadas por todos los empleadores sin excepción cualquiera sea el número de empleados que ocupen y para tener eficacia deben tener respaldo documental. Ante la falta de exhibición del libro, registro, planilla u otro elemento de contralor previsto en los arts. 52 y 54 LCT, corresponde hacer efectivo lo normado en el art. 55 LCT y tener como presunción a favor del denunciante las circunstancias que debían constar en tales asientos -fecha de ingreso, egreso y remuneración-, lo que me lleva a descartar los agravios de la quejosa pues al tratarse de una relación que se desarrolló en forma clandestina deviene aplicable lo previsto en la mentada presunción que en modo alguno fue desvirtuada por la accionada mediante prueba en contrario.

En síntesis, considero que más allá del esfuerzo desplegado por la apelante en su memorial, no se advierten razones que...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR