Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala M, 28 de Octubre de 2020, expediente CIV 088281/2015/CA001

Fecha de Resolución28 de Octubre de 2020
EmisorCamara Civil - Sala M

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

ACUERDO. En Buenos Aires, a los días del mes de octubre del año dos mil veinte, hallándose reunidas las señoras jueces de la S. “M” de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Dras. G.A.I. y M.I.B., a fin de pronunciarse en los autos “R., Juan Carlos c/

B.R.S. s/ daños y perjuicios”, expediente nº

88281/2015, la Dra. I. dijo:

I.J.C.R. demandó a “B.R.S.” por los daños y perjuicios ocasionados a raíz del accidente ocurrido el 9 de diciembre del 2014, a las 13:45 hs. aproximadamente.

Del escrito de postulación surge que el siniestro se produjo cuando el actor se encontraba transitando, al mando de su automóvil, marca Chevrolet, modelo Spin, dominio MMF-705 -afectado al servicio de taxímetro-,

por la Av. F.L. de esta ciudad, y al arribar a la intersección conformada por la mencionada arteria y la Av. Corrientes, éste resultó embestido en su lateral delantero izquierdo por el ómnibus, transporte público de pasajeros,

dominio GQY-889 (interno 148 de la línea 63), el cual circulaba a la izquierda del automotor y “giró abruptamente para acceder a la parada”.

Solicitó la citación en garantía de “Garantía Mutual de Seguros del Transporte Público de Pasajeros”, quien al presentarse en autos reconoció la cobertura y la póliza que la ligaba a la empresa de transportes demandada y opuso la franquicia allí pactada.

Ahora bien, tanto la demandada como la aseguradora rechazaron la mecánica del siniestro descripta en el escrito de inicio y proporcionaron su versión. En ese sentido , sostuvieron que el día 5 de diciembre de 2014 (fecha que difiere de la denunciada en el escrito de inicio pero que coincide con la informada por el propio accionante al efectuar la denuncia ante su aseguradora como se remarcó en la sentencia de grado), a las 13:40 hs., el interno 148 de la línea 63 circulaba a baja velocidad por las contingencias del tránsito y cuando se hallaba deteniéndose en la parada situada en Av. F.L., el automóvil del accionante intentó sobrepasarlo sobre su mano derecha, y en esas circunstancias se produjo un leve rozamiento entre los rodados.

En la sentencia de fs. 170/175 la Sra. Juez de grado admitió la demanda e hizo extensiva la condena contra “Garantía Mutual de Seguros del público de Pasajeros” en los términos del art. 118 de la ley 17.418.

Fecha de firma: 28/10/2020

Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: A.P.R., SECRETARIO INTERINO

Firmado por: G.A.I., JUEZ DE CAMARA

El fallo fue apelado por la actora (fs. 176), la citada en garantía (a fs. 179) y la empresa de transporte demandada (a fs. 180).

El accionante, mediante la presentación digital incorporada el 12/08/2020,expresó agravios y cuestionó los montos fijados en concepto de “desvalorización del rodado” y “lucro cesante” por considerarlos exiguos.

Por su parte, la citada en garantía, mediante la presentación del 11/03/2020, cuestionó lo resuelto en torno a la franquicia; y por último, la empresa de transporte demandada, (v. presentación del 25/08/2020), se quejó por la atribución de responsabilidad civil, los montos admitidos por “daño material”,

desvalorización venal del rodado

, “lucro cesante” y el temperamento adoptado en materia de intereses.-

Las réplicas obran incorporadas el 25/08/2020

(presentación de la demandada) y el 08/09/2020 (presentación de la actora).

  1. Aplicación de la ley en el tiempo Los recurrentes no formularon ninguna crítica en relación al marco legal con sujeción al cual la señora jueza de la instancia anterior resolvió

    la cuestión, lo que me exime de abundar en consideraciones acerca de ese tema.

    Sin perjuicio de ello, habré de aclarar que, como el hecho ilícito que dio origen a estos autos tuvo lugar con anterioridad a la sanción del nuevo C.igo Civil y Comercial, será juzgado -en sus elementos constitutivos y con excepción de sus consecuencias no agotadas- de acuerdo al sistema del anterior C.igo Civil,

    interpretado, claro está, a la luz de la Constitución Nacional y de los Tratados Internacionales de Derechos Humanos ratificados por nuestro país porque así lo impone una correcta hermenéutica en respeto a la supremacía constitucional (cfr.

    art. 7, C.. Civil y Comercial, S.L., “E., Naiara Belén c/ Guerra,

    C.A. y otros s/ daños y perjuicios”, 17/3/2016, expte. N° 87.204/2012;

    C., V.E.c.M., J.A. y otro s/ cumplimiento de contrato

    , 26/4/2016, expte. N° 38.543/2013; “D., Odina Elizabeth c/

    Cencosud S.A. s/ daños y perjuicios”, 12/5/2016, expte. N° 59.298/2011; entre muchos otros).

  2. La cuestión de la responsabilidad Como premisa, diré que no se encuentra discutido en esta instancia que el hecho tuvo lugar el 05/12/2014 cuando el actor se desplazaba en su rodado por la Av. F.L. y el transporte público de pasajeros hacía lo propio a la izquierda de aquél, en igual sentido de circulación, y que en circunstancias en que el colectivo hizo una maniobra hacia su derecha,

    Fecha de firma: 28/10/2020

    Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.P.R., SECRETARIO INTERINO

    Firmado por: G.A.I., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA M

    procurando arrimarse a la parada de ómnibus existente en la intersección conformada con la mentada arteria y la Av. Corrientes, se produjo el accidente de narras.

    En ese contexto fáctico, resulta oportuno recordar que el choque de dos vehículos en movimiento queda regido por lo dispuesto en el art.

    1113 del C.igo Civil sustituido en lo que se refiere a la teoría del riesgo o vicio de la cosa, doctrina que es de aplicación obligatoria en el fuero a partir del plenario del 10 de noviembre de 1994 (CNCiv., en pleno, autos “Valdez c/El Puente SAT” LL, 1995- A, págs. 136/145 y art. 303 del C.igo Procesal Civil y Comercial de la Nación, introducido por el art. 3° de la ley N° 27.500). Cuando sólo uno de los protagonistas deduce la pretensión frente al otro, el demandado carga con la afirmación y prueba de la eximente. Al actor sólo le basta con probar el contacto de sus bienes dañados con la cosa riesgosa (art. 377 C.igo Procesal;

    K. de C. en Belluscio, "C.igo Civil Comentado, Anotado y Concordado", t. 5 p. 393 ap. f y fallos citados en notas 33 a 35). Para eximirse de responsabilidad o disminuir la que se le atribuye, el emplazado -como dueño o guardián de la cosa- deberá demostrar la culpa de la víctima, la de un tercero ajeno o el caso fortuito que pongan en evidencia la ruptura del nexo causal,

    porque la ley presume que es el único responsable (conf. L.,

    "Obligaciones", t. IV-A, p. 598, Nº 2626, "Estudio de la reforma del C.igo Civil", p. 265 y "C.igo Civil Anotado", t. II-B, p. 462; B., "Obligaciones", t.

    II, p. 254, Nº 1342, T.R. en Cazeaux-T.R., "Derecho de las obligaciones", t. III, p. 443; K. de C. en Belluscio-Zannoni,

    "C.igo Civil Comentado, Anotado y Concordado", t. 5, p. 461, Nº 14;

    B.A., "Teoría general de la responsabilidad civil", p. 265, Nº 860;

    M., "Responsabilidad por daños", t. II-B, p. 34 y sigtes.; O., "La culpa", p. 176 y "El daño con y por las cosas", en LL 135- 1595; AlteriniAmeal-

    López Cabana, "Derecho de obligaciones civiles y comerciales", p. 780, Nº

    1729).

    Cabe destacar, además, que las excepciones, como todas las de su género, deben ser interpretadas en forma estricta, de manera que no corresponde admitirlas en caso de duda.

    Debe tenerse presente también que la inversión de la carga probatoria a la que hice referencia implica que el emplazado tendrá un rol activo y dinámico en la producción de la prueba desde que está precisado a alegar y acreditar los hechos que obsten a su responsabilidad (conf. SC Justicia Mendoza,

    Fecha de firma: 28/10/2020

    Firmado por: M.I.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: A.P.R., SECRETARIO INTERINO

    Firmado por: G.A.I., JUEZ DE CAMARA

    sala 1ª, 27-12-91, del voto de la Dra. K. de C., en "M.,

    J.c.V.C.C. JA 1993-I-333, esta S. en autos “R., C.A.c. s/daños y perjuicios”, del 21-3-18, entre muchos otros).-

    En el caso, la empresa accionada y su aseguradora invocaron la culpa de la víctima como causa de liberación de responsabilidad que la a quo no consideró probada.

    Pues bien, cuando de juzgar la culpa de la víctima se trata, es preciso verificar que guarda relación de causalidad adecuada con los daños experimentados. Al respecto, la Corte S.rema de Justicia de la Nación ha sostenido que la culpa de la víctima, con aptitud para cortar el nexo de causalidad a que se refiere el artículo 1113 del C.igo Civil, debe revestir las características de imposibilidad e inevitabilidad propias del caso fortuito o fuerza mayor (CSJN,

    Fallos 310:2103; 316:912; T.R., F., "Régimen legal aplicable en materia de accidentes de automotores", en "Responsabilidad Civil en materia de accidentes de automotores", p. 107 y sigts., Ed. Rubinzal Culzoni, Santa Fe,

    1985). Si ésta se prueba, facilitará la averiguación de las causales de exoneración previstas en la citada norma.

    En esta instancia, la demandada sostuvo -replicando de manera literal lo expuesto en el punto III de su alegato de fs. 167- que se efectuó

    una valoración inadecuada de las probanzas arrimadas, que no se ha producido prueba testimonial para comprobar la mecánica del accidente y que el informe pericial de ingeniería mecánica obrante en autos contiene sólo conjeturas.

    Al respecto, el perito ingeniero designado de oficio D.C. se expidió a fs. 132/135 sobre la base de los elementos glosados en autos.

    Señaló que el accidente se produjo en circunstancias en que el móvil 1 (automóvil de la parte actora) fue impactado en su parte lateral izquierda por el lateral derecho del móvil 2 (colectivo de la empresa demandada), cuando ambos móviles avanzaban por la avenida F.L., estando el móvil 1

    circulando a baja velocidad, próximo a la intersección con la arteria avenida Corrientes, mientras el móvil 2 lo hacía a mayor velocidad aproximándose a la parada. En ese contexto, agregó el experto que los daños que observó en las...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba