Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala B, 2 de Diciembre de 2019, expediente CIV 088258/2014/CA001

Fecha de Resolución 2 de Diciembre de 2019
EmisorCamara Civil - Sala B

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B RACITI, NICOLÁS EDUARDO C/ TRANSPORTES AUTOMOTORES CALLAO S.A. Y OTROS S/ DAÑOS Y PERJUICIOS (ACC. TRAN. C/ LES.

O MUERTE) (EXPTE N° 88.258/2014) - JUZGADO NACIONAL DE PRIMERA INSTANCIA EN LO CIVIL N° 22.-

En Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de diciembre de dos mil diecinueve, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, S. “B”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados: “R., N.L. c/

Transportes Automotores Callao S.A. y otros s/ daños y perjuicios (acc. tran.

c/les. o muerte)” (EXPTE N° 88.258/2014), respecto de la sentencia de fs.

285/297, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden; Señores Jueces Doctores: R.P.-.C.R.F.-.O.D.S..-

A la cuestión planteada, el Dr. P. dijo:

I.N.L.R. demandó a “Transportes Automotores Callao S.A.” y citó en garantía a “Escudo Seguros SA”, pretendiendo el resarcimiento de los daños y perjuicios que dijo haber sufrido a raíz del accidente de tránsito sucedido el día 23 de julio de 2014. Según narró, aquél día, cerca de las cuatro de la tarde, conducía la camioneta F.S., dominio NMF-606 propiedad de su empleador, en dirección este-oeste, a velocidad reglamentaria por el carril central de la Av. Corrientes, de esta Ciudad. Cuando llegó a la intersección con la calle G., observó que el semáforo estaba en rojo y disminuyó la velocidad para luego frenar. En dichas circunstancias, el colectivo dominio GMF-344, de la línea 124 interno nro. 244, propiedad de “Transportes Automotores Callao S.A.”, embistió la parte trasera de la camioneta y, a raíz de ese impacto, sufrió un fuerte latigazo cervical y dolores intensos en el cuello y en la muñeca izquierda.

A su turno, la aseguradora citada en garantía “Escudo Seguros S.A.”

(ver fs. 43/58) y la empresa demandada (ver fs.68/72) negaron que hubiese sucedido el accidente.

Fecha de firma: 02/12/2019 Alta en sistema: 03/12/2019 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. R.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: DR. O.L.D.S., SUBROGANTE #24520457#246567675#20191202130732438

  1. En la sentencia obrante a fs. 285/297, el Sr. Juez hizo lugar a la demanda y condenó a “Transportes Automotores Callao S.A.” y “Escudo Seguros SA”- con relación a esta última declaró inoponible al actor la franquicia que acordara con su asegurada- a pagarle a R. $248.200, más intereses y costas del proceso.

  2. Contra dicho pronunciamiento se agraviaron “Transportes Automotores Callao SA” (ver fs. 307/311); R. (ver fs.312/315) y “Escudo Seguros SA” en el escrito agregado a fs. 317/328, contestado a fs. 330/332.

    El apoderado de R. se agravió procurando un incremento de los distintos rubros de la cuenta indemnizatoria.

    De su lado, “Transportes Automotores Callao SA”, impugnó la condena, porque a su entender no se probó que hubiese sucedido el accidente. Además, cuestionó la procedencia del resarcimiento por incapacidad sobreviniente y daño moral, así como la tasa de interés aplicada.

    Finalmente, la apoderada de “Escudo Seguros S.A”, dirigió los agravios a la cuenta indemnizatoria, los intereses y a lo resuelto en punto a la inoponibilidad al actor de la franquicia contenida en el contrato de seguros.

  3. No hay debate en punto a que, este caso, relativo a un accidente de tránsito, donde participaron dos vehículos en movimiento, debe juzgarse -como lo decidiera el Sr. Juez de la anterior instancia- a la luz de lo dispuesto en el art.

    1113, 2° párr., 2° parte, del Cód. Civil, texto según dec-ley 17.711 – aplicable al caso (cfr. art. 7 CCyC)- sin que la existencia de un riesgo recíproco obste a ese encuadre jurídico (cfr. CSJN, Fallos 310:2804 y esta Cámara, en pleno, in re, “V.E.F.c./ El Puente S.A.T. y otro” de fecha 10 de noviembre de 1994, publicado en E.D., del 3-2-95, fallo n° 92.833).

    De manera que probándose que sucedió el choque entre vehículos, la demandada sólo podrá eximirse de responder por los daños causados, acreditando que el hecho se produjo por culpa de la víctima, el hecho de un tercero por quien no deba responder, o el caso fortuito.

    Como adelanté, la apoderada de la empresa de transportes demandada se agravió porque el Sr. Juez condenó a su representada, con base la declaración del testigo G.C.. Señaló que este último no recordaba cuándo había sucedido el accidente, equivocó la hora al decir que fue al mediodía y no precisó a que línea pertenecía el colectivo. Explicó que dicho testigo no presenció el accidente ya que dijo haber escuchado un impacto y luego de ello haberse bajado Fecha de firma: 02/12/2019 Alta en sistema: 03/12/2019 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. R.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: DR. O.L.D.S., SUBROGANTE #24520457#246567675#20191202130732438 Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA B de su vehículo y al ver detrás de la camioneta del actor un colectivo “dedujo que lo que escuchó fue un choque”. Dijo que esa deducción es “extraña” porque, al mismo tiempo, el mismo testigo declaró que “al colectivo no le pasó nada” y explicó “Es claro que si el colectivo que vio en plena avenida Corrientes detrás de la camioneta no tenía nada, ese colectivo no había entrado en contacto con la camioneta. De haber entrado en contacto, tendría “algo”. Si tenía “nada” es porque no hubo contacto”. Aseveró que existía un trato frecuente entre el testigo y el actor porque este último se enteró del cambio de domicilio del primero llamándolo por teléfono y que esa circunstancia descalificaba el testimonio (ver f.307 vta y f.308).

    El agravio no puede prosperar.

    Aunque cambie las palabras y la forma de su presentación, los agravios no son más que una nueva edición de las impugnaciones que la recurrente realizara a f. 155 y que el Sr. Juez se ocupó de examinar en forma minuciosa señalando que “es verdad lo que refiere la parte demandada en cuanto al argumento defensivo ensayado en razón de que el testigo no habría visualizado el impacto, sino que, únicamente, al escucharlo tomó conocimiento de lo sucedido y luego de ello relató la situación. Sin embargo, el testigo expuso que se encontraba en la misma situación que el actor, es decir, a bordo de su vehículo, detenido por la señal lumínica del semáforo que indicaba la detención en la Avda. Corrientes, esquina G., siendo aún más importante la descripción que aquél dio en relación al rodado en el que circulaba la accionante, quien indicó

    que se trataba de una camioneta marca Fiat de color blanca con la inscripción de Covelia. Ello coincide con lo relatado por el actor en su demanda al indicar que circulaba en el vehículo F.S. de su empleador, debiendo agregar que la citada en garantía al contestar demanda ofreció prueba informativa al empleador del accionante identificandolo como Covelia SA (ver f.56) dato que podría considerarse corroborado mediante la contestación de oficio de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo… Se agrega también que, al describir la situación posterior al impacto, hizo referencia a un choque trasero, es decir que la camioneta estaba adelante y el colectivo detrás, y dijo que el vehículo al mando del actor presentaba daños en la parte trasera. Es decir que, de acuerdo a los fundamentos recién destacados no resulta dudosa la idoneidad del testigo, en forma contraria a lo que fue señalado por la demandada” y agregó “ es de toda evidencia que el transcurso del tiempo desde la ocurrencia del hecho que presenciara el testigo va borrando de su memoria gran parte de los detalles; esto Fecha de firma: 02/12/2019 Alta en sistema: 03/12/2019 Firmado por: DR. CLAUDIO RAMOS FEIJOÓ, JUEZ DE CÁMARA Firmado por: DR. R.P., JUEZ DE CAMARA Firmado por: DR. O.L.D.S., SUBROGANTE #24520457#246567675#20191202130732438 sucede especialmente en juicios derivados de accidentes, pues el hecho mismo se concreta...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR