Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala G, 2 de Diciembre de 2022, expediente CIV 054473/2017/CA001

Fecha de Resolución 2 de Diciembre de 2022
EmisorCamara Civil - Sala G

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G

R.N.F.c.A., S. s/LIQUIDACION DE REGIMEN DE

COMUNIDAD DE BIENES

.

EXPTE. Nº CIV 54473/2017 - JUZG.: 8

LIBRE/HONOR. Nº CIV/ 54473/2017 /CA1

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 2 días del mes de diciembre de dos mil veintidós, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: “R.N.F.c.A., S.

s/LIQUIDACION DE REGIMEN DE COMUNIDAD DE

BIENES”, respecto de la sentencia de fs. 222, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿ES JUSTA LA SENTENCIA APELADA?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: Señores Jueces de Cámara Doctores CARLOS A. CARRANZA CASARES – GASTON M. POLO

OLIVERA.-

A la cuestión planteada el Juez de Cámara Doctor C.C. dijo:

I.La sentencia apelada El pronunciamiento de fs. 222 del registro digital declaró disuelta la comunidad de bienes habida entre N. F. R. y S. A.

al primer día del mes de junio de 2012, rechazó la demanda de Fecha de firma: 02/12/2022

Firmado por: C.C.C., JUEZ DE CAMARA

Firmado por: G.M.P.O., JUEZ DE CAMARA

reconocimiento del carácter ganancial del inmueble de la calle A.M.C.X.U. 5 de esta ciudad, reconoció

el veinte por ciento del valor de ese bien en recompensa a la comunidad de bienes; declaró el carácter ganancial del inmueble de la calle B.M.X. depto. 2 de esta ciudad y el de la suma de treinta mil pesos del producido del pago de la póliza por la destrucción total del automóvil Ford Fiesta XXX; rechazó la demanda de reconocimiento ganancial de bienes en cuentas bancarias en el Banco de la República Oriental del Uruguay, de dividendos y aporte inicial de C.S.S., y, asimismo, del automotor Ford Ecosport XXX; impuso las costas al actor y declaró la ganancialidad de las máquinas bordeadoras Toyota 820, una máquina borda gorra y herramientas e insumos para el bordado.

  1. Los recursos El fallo fue apelado por ambas partes.

    El actor en su memorial de fs. 241/246, contestado a fs. 255/258, cuestiona lo decidido en torno al inmueble de la calle A.M.C., al pago de la póliza del Ford Fiesta, a las cuentas bancarias en el extranjero y a las costas.

    La demandada (y promotora de reconvención) en su escrito de fs. 247/253, respondido a fs. 259/260, objeta lo determinado sobre ambos inmuebles y reclama por el carácter ganancial del pago del seguro o venta del automóvil Mitsubishi XXX.

    A fs. 263 se desestimó la apertura a prueba requerida por las dos partes por haberla formulado en forma extemporánea.

  2. La ley aplicable La sentencia consideró disuelta la comunidad de bienes al 1° de junio de 2012 (art. 480 del Código Civil y Comercial de la Nación) y expresó que por estar vigente a la sazón el Código Fecha de firma: 02/12/2022

    Firmado por: C.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.P.O., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G

    Civil era por su normativa que se debía decidir la calificación de los bienes. Tal consideración no ha merecido agravios de las partes.

  3. La liquidación La liquidación del régimen de comunidad se produce en el proceso dirigido a fijar la masa patrimonial que será

    objeto de la partición, en cuyo trámite se saldan las deudas, se ajustan las cuentas entre los esposos y finalmente se realiza la operación que distribuye y transforma el remanente de los bienes comunes en bienes de propiedad exclusiva del cónyuge adjudicatario poniéndose fin a la indivisión1. La masa partible se integra con la suma de los activos gananciales líquidos de uno y otro cónyuge2.

    De conformidad con lo dispuesto por el art. 1271

    del Código Civil, pertenecen a la llamada sociedad conyugal, con el carácter de gananciales, los bienes existentes a la fecha de su disolución, salvo que se pruebe su pertenencia a uno de los cónyuges al tiempo de celebrarse el matrimonio o que los adquirió después por herencia, legado o donación; previsión a la que cabe agregar el supuesto de subrogación real, contemplado en el art. 1266 del mismo código: los bienes adquiridos con dinero habido de la disposición de bienes propios o comprado con dinero que tenga tal carácter o permutado con un bien del mismo origen3.

    Es así que son gananciales los bienes que cada uno de los cónyuges o ambos adquieren durante el matrimonio (art. 1272

    del Código Civil; ver art. 465 del Código Civil y Comercial de la Nación).

    El supuesto implícito de esta normativa es la solidaridad familiar, que supone la realización de esfuerzos comunes 1

    Ver F., El régimen patrimonial del matrimonio, Rubinzal Culzoni Editores, Santa Fe, 2017,

    p. 265.

    2

    Así también lo indica en la actualidad el art. 497 del Código Civil y Comercial de la Nación.

    3

    C.N.Civ., esta sala, L. 437.717 del 21/6/06; ver asimismo arts. 464 y 465 del Código Civil y Comercial de la Nación.

    Fecha de firma: 02/12/2022

    Firmado por: C.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.P.O., JUEZ DE CAMARA

    convergentes encaminados al mantenimiento y desarrollo de la comunidad de vida.

    De allí que se ha sostenido que el fundamento de la ganancialidad es, precisamente, el esfuerzo común de los cónyuges 4,

    la cooperación que se deben y la solidaridad familiar5.

    En el caso interesa destacar que las partes de este juicio contrajeron matrimonio el 12 de octubre de 1990, se divorciaron por pronunciamiento del 7 de septiembre de 2016 y se habían separado de hecho al 1° de junio de 2012.

    a. El inmueble de A.M.C. La sentencia en sus considerandos dice que corresponde declarar el carácter ganancial de este inmueble, pero en la parte dispositiva rechaza la demanda de reconocimiento del carácter ganancial del bien.

    Ambas partes apelaron este aspecto de la sentencia.

    El actor sostiene que es un bien ganancial y la demandada (que reconvino) que es propio.

    La cuestión a mi juicio no admite duda pues en la escritura traslativa de dominio acompañada por el mismo demandante,

    la entonces cónyuge manifestó que el bien adquirido era de carácter propio y el marido, presente en el acto, “presta su expresa conformidad con la manifestación precedente efectuada por su cónyuge respecto del origen del dinero utilizado para la compra, y reconoce que el inmueble pasa a ser propio de ella” (fs. 138).

    Puesto que el actor no ha invocado -ni mucho menos probado- la existencia de algún elemento obstativo de la voluntad manifestada ante el escribano ni ha redargüido de falso este instrumento ni acreditado un vicio del acto jurídico, debo darle pleno 4

    Ver Basset, G., Régimen patrimonial del matrimonio, El Derecho, Buenos Aires, 2016, p.

    165; B., Derecho Civil. Familia, La Ley, Buenos Aires, 2018, p. 141.

    5

    Ver G. de G., en Bueres, Código Civil y Comercial de la Nación, H., Buenos Aires, 2016, t. 2, p. 235; A., Régimen de bienes en el matrimonio, H., Buenos Aires,

    2018, p. 68).

    Fecha de firma: 02/12/2022

    Firmado por: C.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.P.O., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G

    valor (arts. 993 del Código Civil; ver art. 296 del Código Civil y Comercial de la Nación).

    No puede admitirse, evidentemente, un intento de volver contra sus propios actos. Con arreglo al principio cardinal de la buena fe, nadie puede ponerse en contradicción con sus propios actos,

    ejerciendo una conducta incompatible con otra anterior deliberada,

    jurídicamente relevante y plenamente eficaz6.

    El pronunciamiento, asimismo, dispone “reconocer el veinte por ciento del valor de dicho bien en recompensa a la comunidad de bienes”, sin embargo, este reconocimiento no tiene sustento probatorio alguno.

    Es cierto que la demandada manifestó “con generosidad” que su marido había aportado el veinte por ciento del valor (fs. 48vta.), pero lo fue respecto del otro inmueble (calle B.M..

    De allí que postulo dejar sin efecto el reconocimiento de esta recompensa sobre el inmueble de la calle M.C. que es de carácter propio de la ex cónyuge.

    b. El inmueble de B.M. La sentencia declara el carácter ganancial de este bien y ello es cuestionado por la demandada.

    Es cierto que la circunstancia de que la cónyuge, en el acto de adquisición no haya dejado constancia acerca del origen de los fondos con los que realizaba la operación -como ocurre en el caso-, no impide que ella, no gozando por ende de la presunción iuris tantum que el art. 1246 establece, acredite la calidad de propio del inmueble en cuestión7.

    En un afín orden de ideas, se ha indicado que las manifestaciones que el art. 1246 del Código Civil exige en la escritura 6

    Fallos: 326:3734; 329:755, entre muchos otros.

    7

    C.N.Civ., sala E, L. 231.617, del 25/3/98 y sus citas; ídem sala F, “Y., R.E.c.S., S.V.”, del 28/12/84, en La Ley 1985-B, 224.

    Fecha de firma: 02/12/2022

    Firmado por: C.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.P.O., JUEZ DE CAMARA

    pública respecto del origen de los fondos con que se adquiere el bien,

    y de cómo el dinero le pertenece al cónyuge que aporta los fondos,

    sólo son requeridas para la oponibilidad a terceros, sin...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR