Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala J, 7 de Junio de 2023, expediente CIV 011270/2023/CA001

Fecha de Resolución 7 de Junio de 2023
EmisorCamara Civil - Sala J

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J

11270/2023

R., N. B. c/ T., E. Y OTRO s/DAÑOS Y PERJUICIOS

DERIVADOS DE LA VECINDAD

Buenos Aires, 07 de junio de 2023.- APE

Y VISTOS

Y CONSIDERANDO:

  1. Vienen estos autos a conocimiento de este Tribunal en virtud del recurso de apelación interpuesto por la parte actora el día 18 de abril de 2023, que fue incorporado al sistema informático con fecha 21 de dicho mes y año, contra la resolución judicial del 11

    de abril de 2023 en cuanto rechaza el embargo preventivo y la prueba anticipada solicitadas.

    La apelante funda su recurso mediante el memorial presentado el día 2 de mayo de 2023, que fue incorporado al sistema de gestión judicial con fecha 10 del mismo mes y año. Se agravia, en primer término, de que el sentenciante de grado considerara que no se encuentran configurados los requisitos de procedencia de la medida cautelar peticionada. Destaca -en somera síntesis de sus argumentos-

    que de las actuaciones conexas surge que el inmueble del demandado ha generado filtraciones en su propiedad, subrayando que en la resolución dictada en aquellos obrados el 17 de abril de 2023 se impusieron las costas al demandado. Asimismo, señala lo que surge de los informes periciales y agrega que las medidas cautelares no deben interpretarse con criterio restrictivo a fin de que no resulten inocuas las resoluciones judiciales. P. que, en caso de revocarse la resolución en crisis, se disponga una contracautela juratoria.

    Asimismo, cuestiona también la denegatoria de la prueba anticipada requerida, fundando su pretensión en la deplorable situación de habitabilidad de su vivienda, por lo que resalta que debe considerarse su revocación en función de la afectación de sus derechos humanos. Precisa que no se efectuó una pericia sobre la pared medianera y que de haberse efectuado, lo fue del lado de los demandados y no así desde su dormitorio.

    Fecha de firma: 07/06/2023

    Alta en sistema: 08/06/2023

    Firmado por: G.M.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.L.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA

  2. En primer lugar, cabe recordar que medida cautelar es el medio mediante el cual la jurisdicción asegura el cumplimiento de sus resoluciones cuando, antes de incoarse el proceso o durante el curso de éste, una de las partes demuestra que su derecho es verosímil y que la demora que demanda la sustanciación del proceso configura el peligro de que la decisión jurisdiccional sea incumplida como consecuencia de actos de disposición física o jurídica realizados por la otra parte (conf. Highton, Elena

    I.-Areán, B.A., Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Concordado con los códigos provinciales. Análisis doctrinal y jurisprudencial”, T° 4, pág. 3, Ed.

    H..

    Existe un mecanismo para asegurar la satisfacción eventual de la condena a recaer desde que, durante el lapso transcurrido entre la iniciación del proceso y el pronunciamiento definitivo, pueden sobrevenir circunstancias que dificulten o impidan la ejecución forzada.

    A fin de evitar tales riesgos, se ha diseñado el denominado “proceso cautelar” tendiente a asegurar el efectivo cumplimiento de la sentencia que debe recaer en otro proceso. Se trata de impedir la frustración del derecho de quien acciona, como forma de anticipar la garantía jurisdiccional.

    Las medidas cautelares se dictan inaudita parte, lo cual implica que el conocimiento del juez se limita y por lo tanto se funda en los hechos afirmados y acreditados por el peticionario en forma unilateral, son provisionales y tienen un doble objeto consistente en defender los derechos subjetivos garantizando su eficacia y en consolidar la seriedad de la función jurisdiccional. Su característica principal es la de ser provisorias ya que su efecto y su necesidad cesan cuando se resuelve sobre la controversia esencial y se tratan de medidas accesorias, no teniendo un fin en sí mismas sino que sirven a un proceso principal.

    Asimismo, es dable señalar que se ha definido al embargo preventivo como la medida cautelar en virtud de la cual se individualizan y afectan uno o más bienes a un proceso de conocimiento o de ejecución, con el fin de asegurar la eficacia Fecha de firma: 07/06/2023

    Alta en sistema: 08/06/2023

    Firmado por: G.M.S., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.L.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: B.A.V., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA J

    práctica del resultado de tales procesos. Su objeto es la inmovilización de aquéllos para que el acreedor pueda hacer efectivo su crédito una vez que le sea reconocido por sentencia. Participa de todos los caracteres y requisitos de las medidas cautelares y la ley contempla casos específicos que lo hacen procedente (arts. 209 a 212

    del CPCC) (conf. Highton, Elena

    I.-Areán, B.A., Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Concordado con los códigos provinciales. Análisis doctrinal y jurisprudencial”, T° 4, pág. 261, Ed.

    H..

    Los requisitos de procedencia de las medidas cautelares son la verosimilitud del derecho, el peligro en la demora y el otorgamiento de contracautela suficiente.

    La verosimilitud del derecho es la apariencia del “buen derecho”, no resultando imprescindible la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR