Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala G, 23 de Septiembre de 2021, expediente CIV 066720/2010/CA001

Fecha de Resolución23 de Septiembre de 2021
EmisorCamara Civil - Sala G

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G

R., M.F. Y OTRO C/ R., E. Y OTROS S/ DAÑOS Y

PERJUICIOS (ACC.TRAN. C/LES. O MUERTE)

E.. nro. 66.720/2010

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 23 días de septiembre de Dos mil veintiuno,

reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en el recurso de apelación interpuesto en los autos “R., M.F. Y OTRO C/ R., E. Y OTROS S/

DAÑOS Y PERJUICIOS (ACC.TRAN. C/LES. O MUERTE)”

E.. nro. 66.720/2010, respecto de la sentencia de fecha 08.03.2021, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿ES JUSTA LA SENTENCIA APELADA?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía realizarse en siguiente orden: Señores Jueces de Cámara Doctores GASTÓN M. POLO OLIVERA - CARLOS ALBERTO CARRANZA

CASARES.

El señor Juez de Cámara Doctor C.A.B. no interviene por encontrarse recusado (conf. fs. 535 y 536 del registro digital).

A la cuestión planteada, el señor Juez de Cámara Doctor Polo Olivera dijo:

  1. El 29 de junio de 2009 colisionaron una motocicleta G.T. 110 cc., conducida por M.F.R. y una camioneta marca Chevrolet S10, dominio …, en la calle General A., antes de su intersección con la avenida Santa Fe, en la localidad de M.,

    partido de San Isidro, provincia de Buenos Aires.

    Se expuso en la demanda que R. venía al comando de la motocicleta por la calle General A., y –antes de arribar a la Fecha de firma: 23/09/2021

    Firmado por: C.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.P.O., JUEZ DE CAMARA

    intersección con la avenida Santa Fe- como consecuencia de una maniobra hacia la derecha efectuada por E.R. –conductor de la camioneta, que circulaba en el mismo sentido que el coactor R., a la par y a su izquierda- fue “encerrado” y embestido en el lateral izquierdo. Añadió que sufrió diversas lesiones y fue trasladado al Hospital Perón de Sarandí.

    El accionado y Caja de Seguros S.A. contestaron la acción entablada (cfr. fs. 24/34 y 74/76).

    Ambos sostuvieron la improcedencia de la pretensión.

    Brindaron su versión de los hechos: la colisión se produjo cuando el demandado circulaba por la calle General A. y, antes de arribar a la intersección con la avenida Santa Fe, una motocicleta que circulaba detrás de él intentó sobrepasarlo por la derecha y se “enganchó” en el paragolpes trasero derecho de su vehículo; el motociclista cayó en el asfalto. Invocaron la culpa de la propia víctima como eximente de responsabilidad.

    Cumplido el período probatorio, se dictó sentencia el 08.03.2021. En ese pronunciamiento, el juez a quo rechazó la demanda.

    Para así decidir, consideró que la actora no probó

    debidamente su versión de los hechos.

    Se impusieron las costas a los actores vencidos, y se regularon los honorarios de los profesionales intervinientes.

    Los demandantes apelaron la sentencia en fs. 517,

    recurso concedido libremente en fs. 520.

    Plantearon sus agravios en fs. 537/542, los cuales lucen contestados por la contraria en fs. 544/546.

  2. Preliminarmente, en razón de la entrada en vigencia del Código Civil y Comercial de la Nación, evaluaré cuál resulta la ley aplicable a la cuestión traída a decisión judicial.

    Fecha de firma: 23/09/2021

    Firmado por: C.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.P.O., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G

    El CCCN:7 predica que “a partir de su entrada en vigencia, las leyes se aplican a las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas existentes. Las leyes no tienen efecto retroactivo,

    sean o no de orden público, excepto disposición en contrario. La retroactividad establecida por la ley no puede afectar derechos amparados por garantías constitucionales. Las nuevas leyes supletorias no son aplicables a los contratos en curso de ejecución,

    con excepción de las normas más favorables al consumidor en las relaciones de consumo”.

    Si bien la normativa de incumbencia establece la aplicación inmediata de sus disposiciones con posterioridad al 1.8.2015 (t.o. ley 26.994), esto no implica la retroactividad de la norma, específicamente vedada por la disposición positiva, en análogo sentido a lo dispuesto por el Código Civil en su artículo 3, que ha sido su fuente (arg. K. de C., La Aplicación del Código Civil y Comercial a las Relaciones y Situaciones Jurídicas Existentes,

    pág. 16, ed. R.–.C., año 2015). Introduce sí cierta novedad respecto de las normas protectorias del consumidor,

    estipulando que cuando las nuevas leyes supletorias sean más favorables al consumidor, las mismas serán aplicables a los contratos en curso de ejecución.

    Distinguida doctrina explica que la aplicación inmediata importa que la ley toma a la relación ya constituida o a la situación en el estado en que se encontraba al tiempo en que la ley nueva es sancionada, pasando a regir los tramos de su desarrollo aún no cumplidos. Los cumplidos, en cambio, están regidos por la ley vigente al tiempo en que se desarrollaron. Es decir, las consecuencias producidas están consumadas, pues respecto de ellas existe el llamado consumo jurídico. Por el contrario, las otras caen bajo la nueva ley por aplicación inmediata, sin retroactividad (K. de C.,

    Fecha de firma: 23/09/2021

    Firmado por: C.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.P.O., JUEZ DE CAMARA

    A., La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes, ed. R.C., ps. 29 y ss.).

    En consecuencia, teniendo en cuenta las particularidades del caso traído a decisión judicial, resulta aplicable la normativa vigente con anterioridad al 1.8.2015.

    Ello sin perjuicio de las implicancias del nuevo sistema de fuentes que se incorpora al Código Civil y Comercial de la Nación,

    diverso del que imperaba respecto del Código Civil de V., y lo dispuesto particularmente por el CCCN:2 y 3: el nuevo código Civil y Comercial de la Nación ha mutado el sistema de fuentes (con preponderancia de la Constitucional Nacional y normas convencionales), el particularismo aplicativo y del rol de los jueces como concretizadores y ponderadores de derechos que el Código debe garantizar pero no estructurar, dejando pues los magistrados la mera función de meros subsumidores silogísticos de normas (ver G.D., El art. 7 del Código Civil y Comercial y los procesos judiciales en trámite. Una mirada desde el sistema de fuentes constitucional y convencional, Revista Código Civil y Comercial, La Ley, año 1, nro. 1, julio 2015, pág. 16/18).

    Por otro lado, el Código Civil y Comercial de la Nación resulta, asimismo, una pauta interpretativa extremadamente valiosa respecto de cuestiones sujetas a la normativa derogada. Ello en su carácter de síntesis de rumbos y matices que el Derecho Privado argentino ha ido adquiriendo, aun en la vigencia de los Códigos Civil y Comercial anteriores, en virtud del laborioso enriquecimiento derivado de los pronunciamientos judiciales y del aporte de la Doctrina.

    También debe recordarse que el Juzgador no tiene la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR