Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala A, 25 de Marzo de 2019, expediente CIV 008479/2014/CA001

Fecha de Resolución25 de Marzo de 2019
EmisorCamara Civil - Sala A

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

8479/2014

R., L.F.c.O.,

I.

V. y otro s/ daños y perjuicios

Expte. N° 8.479/2014

En la Ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los días del mes de marzo del año dos mil diecinueve, reunidos en acuerdo los señores jueces de la S. “A” de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en los recursos de apelación interpuestos en los autos caratulados: “R., L.F.c.O., I.

  1. y otro s/ daños y perjuicios”, respecto de la sentencia de fs. 273/279 el tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

    ¿SE AJUSTA A DERECHO LA

    SENTENCIA APELADA?

    Practicado el sorteo resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: señores jueces de cámara doctores: H.M. - S.P. -

    RICARDO LI ROSI

    A la cuestión propuesta el Dr. HUGO

    MOLTENI dijo:

    1. - El pronunciamiento dictado a fs.

    273/279 admitió parcialmente la acción entablada por L.F.R. y condenó a

    I.

  2. O. y a la citada en garantía, “Paraná S.A. de Seguros “,

    a abonarle al actor la suma de $ 173.800, en orden a los perjuicios experimentados con motivo del accidente de tránsito ocurrido el día 13 de octubre de 2013, a las 18:30 hs., aproximadamente, oportunidad en la que el actor conducía su motocicleta, marca Yamaha YBR 125

    cc., dominio 733-HUC. Afirma el demandante, que en esa circunstancia, circulando por la calle R. de Escalada, de esta Fecha de firma: 25/03/2019

    Alta en sistema: 26/04/2019

    Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA

    ciudad, al llegar a la intersección con la avenida G.. F.F. de la Cruz, fue violentamente embestido desde atrás por la parte frontal del vehículo marca Chevrolet, modelo Corsa, dominio BAS-951, conducido en la ocasión por

    I.

  3. O., que transitaba por la misma calle y con igual sentido de circulación, sufriendo una serie de lesiones y daños materiales, por los que promovió la presente acción.-

    Para arribar a esa conclusión, el anterior sentenciante consideró que el demandado y su aseguradora no demostraron la eximente legal esgrimida (culpa de la víctima), a fin de desvirtuar la presunción de responsabilidad que en el caso les fuera impuesta.-

    Contra dicho decisorio, se alza en grado de apelación el actor, quien presentó sus quejas a fs. 288/293, donde cuestionó los montos reconocidos en concepto de “incapacidad sobreviniente”, “gastos de reparación de la moto” y “daño moral”, por considerarlos reducidos. Esta presentación no mereció réplica de la contraria.-

    Por su parte, la demandada y la citada en garantía, introdujeron sus críticas a fs. 295/303, las que tampoco obtuvieron respuesta. Dichos apelantes se agravian de la responsabilidad que se les atribuyó por el siniestro de autos, de la procedencia da las partidas reconocidas en concepto de “incapacidad sobreviniente”, “tratamiento psicológico”, “reparación del rodado” y “privación de uso”, y por considerar elevados los montos fijados por “gastos médicos, de farmacia y traslados” y “daño moral”. Además,

    cuestiona la tasa de interés aplicable al monto de la condena.-

    1. - Creo menester poner inicialmente de resalto que, si bien a partir del 1° de agosto de 2015 ha entrado en vigor el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, la obligación ventilada en el sub lite ha acaecido durante la vigencia del Código Civil derogado, por lo que la cuestión debe juzgarse a la luz de la Fecha de firma: 25/03/2019

      Alta en sistema: 26/04/2019

      Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA

      Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

      legislación derogada, que mantiene ultraactividad en este supuesto (art. 7, Código Civil y Comercial de la Nación; vid. R., P., Le droit transitoire. C. des lois dans le temps, D., Paris, 2008, p.

      188/190; K. de C., A., La aplicación del Código Civil y Comercial a las relaciones y situaciones jurídicas existentes,

      Rubinzal-Culzoni, Santa Fe, 2015, p. 158).-

    2. - Con el objeto de determinar el encuadre jurídico de esta acción, corresponde señalar que la situación del conductor del automóvil se encuentra alcanzada por la presunción establecida por el artículo 1113, párrafo segundo “in fine”, del Código Civil anterior, que regula lo atinente a la responsabilidad civil por el riesgo de las cosas, porque se ha entendido que esa norma es de estricta aplicación a los accidentes en que la colisión se produce entre un vehículo y una motocicleta de escaso porte, tal como sucedió en la especie (conf. esta S., voto de la Dra. A.M.L. en Libres nº 54.180 del 19/10/89; id. nº 96.658 del 30/9/92; id. 293.808 del 3/8/2000; mi voto en Libre nº 231.506 del 2/2/98, voto del Dr. J.E.P. en Libre nº 317.633 del 15/6/2000, entre otros). Así,

      pues, el solo hecho de haberse demostrado que el rodado de mayor porte -en el caso, el automóvil guiado por la emplazada- tomó

      contacto con la motocicleta, determinó que la víctima tuviese a su favor una presunción de responsabilidad que alcanza al dueño y guardián de la cosa riesgosa, quien, para eximirse de tal atribución,

      debía demostrar que el evento acaeció por culpa de la víctima, la de un tercero por quien no debía responder, o la existencia de un caso fortuito, que fracture el nexo de causalidad.-

      En tal sentido, la doctrina plenaria dictada in re: “V., E.F.c./ El Puente S.A.T. y otro s/ Daños y Perjuicios” del 10 de noviembre de 1994, se entiende excluida en los supuestos en que uno de los rodados que protagoniza el accidente sea de escaso porte, lo que obliga a extremar el rigor con que deben Fecha de firma: 25/03/2019

      Alta en sistema: 26/04/2019

      Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA

      aplicarse las disposiciones de tránsito que atañen a los automotores (conf. esta S. en Libre nº 74.818 del 21/12/90; id. nº 96.658 del 30/9/92; entre muchos otros). Estas precisiones son las que permiten sostener que, en efecto, a la víctima le bastaba con acreditar el daño y el contacto con la cosa de que provino, mientras que corría por cuenta de la otra parte la obligación de aportar las pruebas que configuren algunos de aquellos eximentes legales.-

      Sentadas estas pautas, cabe recordar que el art. 265 del Código Procesal exige que la expresión de agravios contenga la crítica concreta y razonada de las partes del fallo que el apelante considera equivocadas. En este sentido, el contenido de la impugnación se relaciona con la carga que le incumbe a quien recurre de motivar y fundar su queja, señalando y demostrando, punto por punto, los errores en que se hubiere incurrido en el pronunciamiento,

      o las causas por las cuales se lo considera contrario a derecho (conf.

      Fenochietto-Arazi, “Código Procesal Civil y Comercial, Anotado,

      Comentado y Concordado”, tº I, pág. 835/7; C.. esta S., libres nº 37.127 del 10/8/88, nº 33.911 del 21/9/88, entre muchos otros). En tal orden de ideas, sin embargo, bien vale destacar que la mera disconformidad con la interpretación judicial sin fundamentar la oposición, ni concretar en forma detallada los errores u omisiones del pronunciamiento apelado no constituye la crítica para la que prescribe la norma (conf. C.., esta S., 15.11.84, LL1985-B-394; íd. S. D, 18.5.84, LL 1985-A-352; íd. S. F 15.2.68 LL 131-1022; íd. S.G., 29.7.85, LL 1986-A-228, entre muchos otros).-

      Debo entonces señalar que "criticar"

      es muy distinto de "disentir", pues la crítica debe significar un ataque directo y pertinente de la fundamentación, procurando la demostración de los errores fácticos o jurídicos que pudiere contener,

      mientras que el disenso es la mera exposición del desacuerdo con lo Fecha de firma: 25/03/2019

      Alta en sistema: 26/04/2019

      Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA

      Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA A

      sentenciado (conf. esta S., voto del Dr. E.P. en libre n°

      414.905 del 15-4-05).-

      Ahora bien, en el caso sometido a estudio,

      debo remarcar que la demandada se limita a manifestar que es el actor quien debió demostrar como ocurrieron los hechos. Pero como ya se ha explicado, una vez demostrada la ocurrencia del accidente, es la accionada quien debió probar la existencia de algún supuesto exonerativo del deber de responder, estipulado en el citado art. 1113,

      segundo párrafo, del derogado Código Civil.-

      En ese sentido, corresponde señalar que la parte demandada no produjo elementos de prueba tendientes a demostrar la culpa de la víctima en el siniestro que nos convoca. En efecto, la única prueba producida en autos que pudo haber esclarecido como ocurrieron los hechos, para de ese modo deslindar responsabilidades, es la pericia mecánica agregada a fs. 229/230. Sin embargo, el experto señaló en el referido informe que no le es posible ser concluyente en cuanto al modo en que se produjo el siniestro, toda vez que no cuenta con evidencia suficiente para dar respuesta a dicho requerimiento.-

      De tal suerte, la orfandad de los agravios que pongan de resalto la existencia de medidas probatorias que desvirtúen aquella presunción legal, determinan que deba adoptarse la solución tendiente a declarar desierta la vía recursiva intentada por el demandado, en lo que a este aspecto medular de la sentencia recurrida concierne.-

    3. - Por otro lado, el actor se queja del reconocimiento de la partida en concepto de “incapacidad sobreviniente” ($ 100.000), tras sostener que no se ha teniendo en cuenta en la sentencia recurrida, sus condiciones personales y el elevado porcentaje de incapacidad física determinado por el experto en su informe pericial.-

      Fecha de firma: 25/03/2019

      Alta en sistema: 26/04/2019

      Firmado por: S.P., JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: RICARDO LI ROSI, JUEZ DE CAMARA

      Firmado por: H.M., JUEZ DE CAMARA

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR