Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Sala G, 27 de Octubre de 2014, expediente CIV 061055/2004/CA002

Fecha de Resolución27 de Octubre de 2014
EmisorSala G

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G “R. DE G., A.M. C/ T. A. R. S.A. (T.) Y OTROS S/ DAÑOS Y PERJUICIOS”

EXPTE. Nº 61.055/2004 JUZG. 49 En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los días del mes de Octubre de Dos Mil Catorce, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados:“ “R. DE G., A.M. C/ T.

A.R. S.A. (T.) Y OTROS S/ DAÑOS Y PERJUICIOS ”, respecto de la sentencia de fs. 538/550, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿ES JUSTA LA SENTENCIA APELADA?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: Señores Jueces de Cámara Doctores B.A. -CARLOSC.C. -C.A.B.-

A la cuestión planteada la Señora Juez de Cámara Doctora Areán dijo:

  1. La sentencia de fs. 538/550 hizo lugar parcialmente la demanda, condenando a ambos demandados y a su aseguradora, a abonar a la actora, la suma de $108.000, con más sus intereses, costos y costas.

    Reguló los honorarios a los profesionales intervinientes.

    Contra dicho pronunciamiento se alzaron la accionante a fs. 555, la parte demandada a fs. 558 y la citada en garantía a fs. 560, siendo concedidos los respectivos recursos a fs. 557, 559 y fs. 574.

    La primera expresó agravios a fs. 611/619, los que no fueron respondidos. Se queja porque el juez a-quo rechazó la procedencia del pedido de desvalorización monetaria y las partidas por daño estético, Fecha de firma: 27/10/2014 Firmado por: B.A. -CARLOSC.C. -C.A.B.-

    lucro cesante, perdida de chance, gastos o daños futuros y por la escasez otorgada en concepto de daño físico y psíquico, daño moral y gastos médicos; además, ignoró la partida peticionada como valor de la mujer en su papel dentro del hogar.

    La segunda expuso sus quejas a fs. 622/628, los que merecieron la réplica de fs. 638/646. Ataca los montos fijados por incapacidad psicofísica, tratamiento psicológico y daño moral y la tasa activa.

    La última se agravia a fs. 632/636, con respuesta a fs.

    647/658. Protesta por la franquicia y por la cuantía de las sumas otorgada en concepto de incapacidad física, daño psíquico y su tratamiento, daño moral y gastos y por la tasa de interés fijada.

  2. Según se relata en el escrito de demanda, el 23 de julio de 2002, la actora viajaba en el interno 0241 de la línea 134, al llegar a destino cuando intentaba consumar la maniobra de descenso, fue despedida del micro al arrancar, existiendo allí una profunda zanja con agua y habiéndose producido la detención muy lejos del cordón de la acera.

  3. Como la responsabilidad no ha sido motivo de controversia en esta alzada, analizaré de inmediato las distintas partidas cuestionadas por los apelantes.

    Comenzaré entonces por tratar el agravio de la actora y demandada y citada en garantía, obviamente en situaciones opuestas, relacionado con la indemnización por incapacidad física y psíquica sobreviniente.

    Según el perito médico le han quedado secuelas determinantes de una merma de la capacidad parcial y permanente del 12 %

    de la total. Desde el punto de vista psíquico presenta en la actualidad un desarrollo reactivo moderado sobre una personalidad neurótica, con rasgos histéricos y depresivos. La relación con el hecho de autos es concausal indirecta y representa una incapacidad del 15 %. Sugiere la experta un tratamiento por un año con una frecuencia de una sesión semanal.

    La incapacidad sobreviniente comprende cualquier disminución física o psíquica que afecte tanto la capacidad laboral del Fecha de firma: 27/10/2014 Firmado por: B.A. -CARLOSC.C. -C.A.B.-

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G individuo, como la que se traduce en un menoscabo en cualquier tipo de actividad que desarrollaba antes del hecho lesivo con la debida amplitud y libertad. Para fijar la cuantía de este perjuicio es menester considerar la naturaleza de las lesiones sufridas, cómo éstas habrán de influir negativamente en las posibilidades de vida futura del damnificado, la específica disminución de sus aptitudes laborales, la edad, su estado civil y demás condiciones personales (Conf. K. de C. en Belluscio, Código Civil y leyes complementarias comentado, anotado y concordado, tomo 5 págs. 219 y 220)

    Es decir que para establecer el quantum de la indemnización por incapacidad sobreviniente, debe quedar comprendida la incidencia del hecho dañoso, cualquiera sea su naturaleza, en todos los aspectos de la personalidad de la víctima, tanto en lo laboral como en lo social, en lo psíquico como en lo físico. Es decir que, a los fines de establecer el monto que debe resarcirse por este concepto, deben tenerse en cuenta las condiciones personales de la víctima, así como las familiares y socio-económicas, sin que el grado de incapacidad comprobado científicamente por el perito médico, traduzca, matemáticamente, una cierta cuantía indemnizatoria. Sólo constituye un parámetro de aproximación económica que debe ser conjugado con las múltiples circunstancias vitales que contribuyen a definir razonablemente el monto de la reparación (conf.

    esta S.G., 27/08/2007, Real, R. c.M.S.S., La Ley Online id. 27/08/2007, “Real, R. c.M.S.S. y otro”, La Ley Online¸ id. 23/03/2007, “B., C.A. c.D.S., F.G. y otros”, DJ 22/08/2007, 1227; “Jurado, P.G. c. La Vecinal de la Matanza S.A. y otros”, 26/09/2008, AR/JUR/10682/2008; “F., G.F. c.B., J.H. y otros”, 06/10/2010, DJ 09/03/2011, 65; “Rivero, Nélida Felicia c.

    Narducci, D.”, 27/09/2010, La Ley Online; AR/JUR/54549/2010 “Soste, A.D. c.O., J.J.”, 11/05/2011; La Ley Online; AR/JUR/21747/2011, en muchos otros).

    La Corte Suprema de Justicia de la Nación sostiene reiteradamente que: " Cuando la víctima resulta disminuida en sus aptitudes Fecha de firma: 27/10/2014 Firmado por: B.A. -CARLOSC.C. -C.A.B.-

    físicas o psíquicas en forma permanente, esta incapacidad debe ser objeto de reparación, al margen de lo que pueda corresponder por el menoscabo de la actividad productiva y por el daño moral, pues la integridad física tiene por sí misma un valor indemnizable y su lesión comprende, a más de aquella actividad económica, diversos aspectos de la personalidad que hacen al ámbito doméstico, cultural o social con la consiguiente frustración del desarrollo pleno de la vida” (Conf. CSJN, 28/04/1998, Fallos, 321:1124; 06/03/2007, Fallos, 330:563; 11/07/2006, Fallos, 329:2688; 29/06/2004, Fallos, 327:2722, entre muchos otros).

    Por otra parte, “El grado de incapacidad mencionado en el dictamen pericial médico no traduce matemáticamente una cierta cuantía indemnizatoria, sino que constituye un parámetro de aproximación económica que debe ser conjugado con las múltiples circunstancias vitales que, comprobadas en el proceso, contribuyen a establecer adecuadamente el monto de la reparación pretendida” (conf. esta S., 8/4/98, elDial - AA41; id. 27/09/1994, P.D.C., G. y otro c. Sosa, R., G., La Ley Online; id. 03/11/1993, L., J.B. c.D., A.M., LL, 1994-C, 50).).

    Cuando se trata de la determinación del quantum indemnizatorio del rubro incapacidad sobreviniente no sólo puede considerarse el porcentual de incapacidad estimado por el experto ni establecerse el valor como si se tratara de una indemnización tasada sino que deben valorarse las pruebas producidas y las repercusiones económicas que la incapacidad proyecta tanto en el presente como en el futuro de la víctima, considerándose sus particulares circunstancias como son la edad, situación laboral, posibilidades de progreso, tiempo restante para la jubilación, estado civil y estudios realizados, entre otras (Conf. CNCiv., Sala C 22/02/2007, La Ley Online, AR/JUR/2978/2007). Los porcentuales de incapacidad que se determinan en los dictámenes periciales no constituyen un dato rígido sobre el cual deben establecerse las indemnizaciones pues estas no son tarifadas, sino que dichas incapacidades deben ser meditadas por el juzgador en función de pautas razonablemente generales, siempre con un criterio flexible, para que el resarcimiento pueda Fecha de firma: 27/10/2014 Firmado por: B.A. -CARLOSC.C. -C.A.B.-

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G ser la traducción lo más real posible del valor verdadero y concreto del deterioro sufrido (Conf. C.N.. Civ., sala H, 28/02/2011, Lexis Nº

    1/905).

    La actora es una mujer que tenía unos 60 años de edad a la fecha del hecho, es de estado civil casada, tiene un nivel terciario de educación, trabajó durante 30 años en una empresa industrial, siendo abruptamente despedida.

    En cuanto a la condición de ama de casa de la víctima esgrimida por la actora como omitida por el sentenciante al parecer en su pretensión de configurar un rubro autónomo, se ha sostenido que no puede equipararse al supuesto del trabajador desocupado o en paro. Por el contrario, el trabajo domiciliario de la mujer constituye una profesión y posee un valor económico propio, además de producir beneficios patrimoniales indirectamente, al permitir que los demás adultos del hogar se dediquen a la recaudación directa del salario del grupo familiar. Así, la privación o perturbación disvaliosa de tales actitudes, destruye o condiciona el orden patrimonial de la familia, ocasionando un perjuicio susceptible de apreciación pecuniaria, que debe computarse dentro de la incapacidad sobreviviente (Conf. CNCIV, S.M., 12-3-1996, elDial - AEC17).

    La dirección del hogar, además de las múltiples tareas...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba