Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil - Camara Civil - Sala G, 18 de Noviembre de 2022, expediente CIV 077153/2016/CA001

Fecha de Resolución18 de Noviembre de 2022
EmisorCamara Civil - Sala G

Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G

R., C. J. c/ DE A., A. Y OTROS s/DAÑOS Y PERJUICIOS

.

EXPTE. Nº CIV 77153/2016- JUZG.: 40

LIBRE/HONOR. Nº CIV/77153/2016/CA1

En la Ciudad de Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 18 días del mes de noviembre de dos mil veintidós, reunidos en Acuerdo los Señores Jueces de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, para conocer en el recurso de apelación interpuesto en los autos caratulados: “R., C. J. c/ DE A., A.

Y OTROS s/DAÑOS Y PERJUICIOS”, respecto de la sentencia de fs. 486, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿ES JUSTA LA SENTENCIA APELADA?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía realizarse en el siguiente orden: Señores Jueces de Cámara Doctores CARLOS A. CARRANZA CASARES – GASTON M. POLO

OLIVERA.-

A la cuestión planteada el Juez de Cámara Doctor C.C. dijo:

  1. La sentencia apelada El 25 de julio de 2016, cerca de las 15.00, en la Av.

    C.R. Obligado altura 1200 de esta ciudad, C.J.R. que viajaba en calidad de acompañante en el Volkswagen Gol xxx de C. S.R.L., sufrió daños al chocar con el Fiat Fiorino xxx de A.

    De A., que a su vez había entrado en contacto con el colectivo de la línea 69 de Autotransporte S.J.S.A de Mar del Plata.

    Fecha de firma: 18/11/2022

    Firmado por: C.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.P.O., JUEZ DE CAMARA

    La sentencia dictada a fs. 486 en el juicio promovido por el primero, rechazó la demanda interpuesta contra los dueños de los automóviles y sus respectivas aseguradoras; a la par que admitió la entablada contra a la empresa de transporte, con extensión a E. Seguros S.A. en los términos del art. 118 de la ley 17.418, a quienes condenó al pago de $ 531.200 más intereses y costas.

    Asimismo, hizo lugar a la excepción de falta de legitimación pasiva opuesta por P. Aseguradora de Riesgos del Trabajo S.A., con costas.

  2. Los recursos El fallo fue apelado por el actor; por la demandada vencida y su aseguradora; y por P. Aseguradora de Riesgos del Trabajo S.A.

    El primero, en su escrito de fs. 591/601, no contestado, se agravia de lo establecido por incapacidad, daño moral e intereses.

    Las segundas, en su memorial de fs. 587/590,

    respondido a fs. fs. 603/610, cuestionan la responsabilidad atribuida;

    lo determinado para incapacidad, tratamiento, daño moral y gastos; así

    como la tasa de interés fijada.

    El recurso de la última, fue declarado desierto a fs.

    613.

  3. Responsabilidad El art. 1769 del Código Civil y Comercial de la Nación prescribe que los artículos referidos a la responsabilidad derivada de la intervención de cosas (arts. 1757 y 1758), se aplican a los daños causados por la circulación de vehículos; lo que invariablemente sostenía la doctrina y la jurisprudencia en relación con el art. 1113 del Código Civil.

    El art. 1757 dispone que toda persona responde por el daño causado por el riesgo o vicio de las cosas, o de las actividades Fecha de firma: 18/11/2022

    Firmado por: C.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.P.O., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G

    que sean riesgosas o peligrosas por su naturaleza, por lo medios empleados o por las circunstancias de su realización. La responsabilidad es objetiva. No son eximentes la autorización administrativa para el uso de la cosa o la realización de la actividad, ni el cumplimiento de las técnicas de prevención.

    En tanto que el art. 1758 establece que el dueño guardián son responsables concurrentes del daño causado por las cosas, salvo si prueban que la cosa fue usada en contra de su voluntad expresa o presunta.

    Como el factor de atribución es objetivo, la culpa del agente es irrelevante a los efectos de atribuir responsabilidad; pero el responsable se libera demostrado la causa ajena, excepto disposición legal en contrario (art. 1722).

    En este sentido, la responsabilidad puede ser excluida o limitada por la incidencia del hecho del damnificado en la producción del daño (art. 1729), del hecho de un tercero (art. 1731), o por caso fortuito o fuerza mayor (art. 1730).

    Por lo tanto, como reiteradamente se señalaba a la luz del código sustituido, al estar en juego un factor de atribución objetivo, no pesa sobre la parte actora la carga de demostrar la culpabilidad del agente dañoso, sino que es la demandada quien para eximirse de responsabilidad, debe probar la ruptura del nexo causal,

    esto es, la culpa de la víctima o la de un tercero por el que no debe responder civilmente o el caso fortuito1.

    Al respecto, la Cámara Civil en el conocido fallo plenario dictado el 10 de noviembre de 1994 ha establecido que la responsabilidad del dueño o guardián emergente de accidentes de tránsito producidos como consecuencia de una colisión plural de automotores en movimiento, no debe encuadrarse en la órbita del art.

    1109 del Código Civil (“V., E.F.c./ El Puente S.A.T. y 1

    Fallos: 321:3519; C.N.Civ., esta sala, L.468.763, del 16/2/07 y sus citas Fecha de firma: 18/11/2022

    Firmado por: C.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.P.O., JUEZ DE CAMARA

    otro”) y la Corte Suprema de Justicia ha dicho ya en Fallos: 310:2804

    y lo ha reiterado en numerosos precedentes, que la sola circunstancia de la existencia de un riesgo recíproco no excluye la aplicación de lo dispuesto en el art. 1113, segundo párrafo, del Código Civil, que regula lo atinente a la responsabilidad civil por el hecho de las cosas y,

    de tal suerte, en supuestos como el sometido a la consideración del tribunal, se crean presunciones de causalidad concurrentes como las que pesan sobre el dueño o guardián, quienes deben afrontar los daños causados a otros salvo que prueben la existencia de eximentes.

    En el caso, la empresa demandada vencida atribuye la responsabilidad en el siniestro (choque en cadena) al conductor del vehículo en el que circulaba el actor.

    De todos modos, no rebate los argumentos brindados por el juez en torno a la prueba pericial mecánica producida en el expediente, las denuncias de siniestro agregadas y lo establecido por los arts. 39 inc. b, 50, 64 y concs. de la Ley 24.449.

    El perito ingeniero en su dictamen de fs. 401/407

    informó que “las velocidades relacionadas con el presente siniestro no resultan determinantes de responsabilidades dado el carácter no elevado de las mismas. En cambio, resultan relevantes las distancias mantenidas entre los rodados partícipes del evento, durante su circulación, y con relación a las distancias adecuadas de percepción y reacción”.

    Seguidamente estableció que el Fiat Fiorino presentaba daños en el sector frontal con mayor intensidad de deterioros hacia el sector izquierdo, así como en el sector trasero derecho; el colectivo en el paragolpes delantero derecho, parabrisas derecho y panel frontal; mientras que el VW Gol en su portón trasero,

    paragolpes trasero derecho, faro trasero derecho y guardabarros trasero derecho y probables daños en el tren delantero producto de su caída a la alcantarilla.

    Fecha de firma: 18/11/2022

    Firmado por: C.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.P.O., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CAMARA CIVIL - SALA G

    Concluyó que el accidente se había producido en los siguientes términos: “Al intentar el Gol, eludir una alcantarilla sin tapa o zanja, resultó impactado sobre su sector trasero derecho, por el frente de un Fiat Fiorino, luego de haber sido éste, encontrándose detenido, contactado sobre su sector trasero, por un micrómnibus, y desplazado contra el Gol” y que “el rodado embistente originario, es decir, el que habría originado el primer impacto en la secuencia temporal de los hechos, fue el microómibus”.

    Frente a la impugnación de la aseguradora recurrente (fs. 409/410), explicó a fs. 412/413 que si por las velocidades reducidas desarrolladas no resultaba posible respetar las distancias mínimas de circulación entre los rodados, “en tal caso, debe extremarse la atención a los efectos de minimizar los intervalos psicofísicos de percepción y reacción, pero no a un grado tal de que esa reducción impida una colisión en cadena interminable, si todos los rodados sostienen esa manera de conducción”.

    Como ha señalado esta sala en muchas oportunidades, la eficacia probatoria del dictamen ha de estimarse de conformidad con las reglas de la sana crítica (art. 386 del Código Procesal), teniendo en cuenta la competencia del perito, los principios científicos o técnicos en que se funda, las observaciones formuladas y los demás elementos de convicción que la causa ofrezca (art. 477 del citado cuerpo legal).

    A pesar de que en nuestro sistema el peritaje no reviste el carácter de prueba legal, si el experto es una persona especialmente calificada por su saber específico y se desempeña como auxiliar judicial distinto de las partes, la prudencia aconseja aceptar los resultados a los que haya llegado, en tanto no adolezca de errores manifiestos, o no resulte contrariado por otra probanza de igual o parejo tenor2.

    2

    Fallos: 331:2109

    Fecha de firma: 18/11/2022

    Firmado por: C.C.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.M.P.O., JUEZ DE CAMARA

    Aun cuando las conclusiones del dictamen pericial no obligan a los jueces en la ponderación de la prueba, para prescindir de ellas se requiere, cuanto menos, que se les opongan otros elementos no menos convincentes3. Si no se observan razones que desmerezcan sus asertos, corresponde asignarle suficiente valor probatorio4, tal como ocurre en el caso, ya que no se arriman en argumentos que habiliten a descalificar el peritaje y la contestación a la impugnación de fs. 412/413 no ha logrado ser refutada por las apelantes.

    Tal descripción coincide sustancialmente con las versiones del hecho brindadas en las denuncias de siniestro de fs. 44,

    113 y 146.

    Por otro lado, la circunstancia por la cual el colectivo embistió con su parte delantera la trasera del Fiat, de por sí

    da cabida a la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR