Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X, 26 de Abril de 2022, expediente CNT 073294/2015/CA001

Fecha de Resolución26 de Abril de 2022
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala X

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

SALA X

SENT.DEF. EXPTE. Nº: 73.294/2015/CA1 (58.328)

JUZGADO Nº: 48 SALA X

AUTOS: “QUIROZ LEONARDO MATIAS C/ BERKLEY INTERNATIONAL ART

S.A. Y OTRO S/ ACCIDENTE – LEY ESPECIAL”

Buenos Aires,

El DR. DANIEL E. STORTINI dijo:

  1. ) Llegan las presentes actuaciones a conocimiento de esta alzada a propósito de los recursos que contra el pronunciamiento de fecha 19/11/2021, interpusieron las codemandadas B. International ART S.A. y Comercial Americana S.A. en fechas 24/11/2021 y 29/11/2021, respectivamente, que recibieron réplica por parte del actor en fecha 24/11/2021. A su vez el perito médico (en fecha 23/11/2021) y apela los emolumentos que le fueron asignados por considerarlos reducidos y la codemandada Comercial Americana S.A. la regulación de los honorarios a la totalidad de los profesionales intervinientes por estimarla elevada.

  2. ) De comienzo es menester destacar que arriba firme la consideración que hizo la magistrada que me precedió en cuanto entendió que si bien los autos se encuentran caratulados como “accidente – ley especial” y que al practicar liquidación el trabajador invocó las pautas de la Ley 24557, del análisis integral del escrito de inicio se evidenció

    que, en el caso, perseguía la reparación integral del daño con fundamento en el incumplimiento a los arts. 75 LCT y 1074 del Código Civil –vigente al momento de los hechos-.

    Fecha de firma: 26/04/2022

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

  3. ) Por razón de método iniciaré por el tratamiento de la apelación deducida por codemandada Comercial Americana S.A. respecto de la condena impuesta a su parte con fundamento en el art. 75 de la LCT.

    Anticipo que el contenido del memorial recursivo no posibilita apartarse de la solución adoptada en la anterior instancia.

    me explico. A fin de clarificar la cuestión suscitada, considero menester destacar que el actor relató en el escrito de inicio que ingresó a prestar tareas en favor de Comercial Americana S.A. en fecha 1/02/2012 en una jornada de 12 horas diarias de lunes a sábados con un franco semanal. Asimismo manifestó que realizaba el manejo de máquinas que le exigían implementar esfuerzos, debiendo subir y bajar objetos de gran peso por escalera sin contar con elementos mecánicos de ayuda, ni de seguridad y protección.

    La coaccionada Comercial Americana S.A. negó tanto la fecha de inicio de la relación laboral, manifestando que recién comenzó el 30/12/2013 y se limitó a expresar que las tareas que desempeñaba el actor consistían en el corte de perfiles de aluminio con una sierra.

    Ahora bien, no advierto rebatida mediante una crítica razonada la expresa consideración del “a quo” en la que da cuenta que mediante la prueba testimonial aportada por el actor resultó corroborado que las tareas que desempeñaba el accionante conllevaban realizar esfuerzos físicos al levantar y trasladar por escaleras objetos de pesaje considerable sin elementos de protección y que desarrollaba sus labores de pie durante una jornada de 12horas. Tampoco encuentro objetado en los términos exigidos por el art. 116 LO, que los Fecha de firma: 26/04/2022

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA X

    deponentes son contestes en que Sr. Q. ingresó a laborar para la codemandada en el año 2012 y no en diciembre de 2013 como afirmó en oportunidad del conteste (ver declaraciones de fs. 184 y 185).

    En efecto, las aludidas declaraciones testimoniales, revisten valor convictivo al provenir de compañeros de trabajo del demandante que han efectuado un relato debidamente circunstanciado del desarrollo de las labores que compartían en el mismo ámbito (arts. 386 del CPCCN y art. 90 LO).

    Es que el valor y fuerza probatoria de un testimonio depende que su análisis integral, realizado conforme a los principios de la sana crítica, autorice a formar convicción sobre los hechos que interesan al proceso y que, a mi juicio, no existen elementos que me lleven a afirmar que los dichos de los testigos estuvieren condicionados por un especial interés en beneficiar al actor, lo cual me lleva a desechar las impugnaciones formuladas por la demandada y manifestaciones articuladas en su memorial recursivo tendientes a restarle validez. Ello es así, toda vez que reitera aspectos ya tratados por la magistrada que me precedió en punto a la calidad de amigo de uno de los testigos -que en efecto no invalida sus dichos y requiere mayor estrictez en su análisis, tal como fuera abordado en la instancia anterior- así como la manifestación de olvido del nombre de la empresa coaccionada por parte del testigo R.A.J., cuando en la misma declaración ratificó que era justamente el de la empresa codemandada. A su vez no ninguna mención hace la apelante en cuanto a la consideración que hiciere de ello la Sra. jueza de la instancia anterior, al especificar que el testigo además referenció a sus dueños y el apellido que mencionó resulta Fecha de firma: 26/04/2022

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

    coincidente con el del Presidente de la sociedad, conforme surge del poder obrante a fs.

    63/63 vta. (art. 116 L.O.).

    Por lo demás tampoco se advierte la existencia en la causa de elementos de juicio eficaces que desvirtúen las declaraciones precitadas (art. 386 del CPCCN).

    Lo hasta aquí expuesto, adunado a que ninguna probanza aportó la parte tendiente a restarle eficacia probatoria a los elementos de prueba merituados (386 del CPCCN), conlleva sin más a desechar este tramo del recurso y a confirmar el pronunciamiento apelado en cuanto decide en relación.

  4. ) Los agravios de la coaccionada Comercial Americana S.A. en lo concerniente al déficit laborativo considerado en el fallo anterior para la determinación del monto de la reparación, serán abordados en forma conjunta por los articulados por la aseguradora demandada.

    Sobre el punto el perito médico designado en base a los antecedentes de la causa, estudios complementarios y examen clínico practicado al actor, hizo saber en el informe de fs. 144/147 que el accionante presenta secuela postraumática de limitación a nivel de columna lumbar, 2% (capacidad restante: 98%); várices unilaterales no complicadas, 10% de 98% = 9,8% (capacidad restante: 88,2%); RVAN con manifestación depresiva, 10% de 88,2% = 8,82%; SUBTOTAL = 20,62% + factores de ponderación:

    dificultad intermedia para realizar tareas habituales, 0-15% = 1,55%; amerita recalificación,

    10% = 2,06%; edad, 0-2% = 1%. “limitación de la movilidad de la columna lumbosacra con Fecha de firma: 26/04/2022

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.P.S., SECRETARIO DE CAMARA

    Firmado por: D.E.S., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO -

    SALA X

    alteración clínica y radiológica” que lo incapacita en un 5,5% de la t.o. Asimimo señaló que las dolencias guardan relación causal con las tareas descriptas en el inicio.

    En definitiva, asignó el perito médico un 25,23% de la t.o.

    Al respecto es menester destacar que la magistrada que me precedió al admitir las impugnaciones formuladas por las coaccionadas, desestimó la asignación de incapacidad por la estimación de los factores de ponderación merituados por el experto médico al reparar en el marco normativo por el cual accionó el actor y desechó la aplicación de denominado método de capacidad restante al tratarse de un único infortunio; aspectos que arriban firme a esta instancia revisora.

    Por otra parte, la Sra. juez “a quo”, redujo a un 5% de la t.o. el déficit psíquico asignado por el perito médico.

  5. ) Puntualizado lo anterior, memoro que el art. 477 del CPCCN establece que la fuerza probatoria del dictamen pericial debe ser estimada teniendo en cuenta la competencia del perito, los principios científicos o técnicos en que se funda, la concordancia de su aplicación con las reglas de la sana crítica, las observaciones formuladas por los letrados y los demás elementos de convicción que la causa ofrezca (art. 386 del CPCCN).

    Asimismo es criterio de esta Sala que el juez sólo puede y debe apartarse del asesoramiento pericial cuando éste adolezca de deficiencias significativas, sea por errores en la apreciación de las circunstancias de hecho...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR