Sentencia Definitiva de SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA, 17 de Julio de 2003, expediente P 69075

PresidenteSoria-Kogan-Salas-Negri-Genoud
Fecha de Resolución17 de Julio de 2003
EmisorSUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA PROVINCIA

Dictamen de la Procuración General:

La Sala Tercera de la entonces Cámara de Apelación en lo Criminal y Correccional de S.M. condenó a C.A.Q. a la pena de tres años y seis meses de prisión accesorias legales y costas por considerarlo autor responsable de robo calificado por escalamiento; arts.40, 41, 45 y 167 inciso 3ro. del Código Penal (v.fs. 171/176 vta.).

Contra este pronunciamiento se alza el defensor oficial del procesado, quien interpone recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley (v. fs. 180/182 vta.).

Denuncia la violación del art. 42 del Código Penal.

Cuestiona el encasillamien-to legal. Impetra la subsunción del caso en el supuesto de la tentativa.

Practica una recreación de la prueba para concluir que el imputado no tuvo la libre disponibilidad de los objetos sustraídos, quedando así el delito en grado de conato.

Sostiene lo anterior afirmando que la prueba testimonial, pericial e indiciaria citada por el fallo en crisis no fue objeto, a su criterio, de un análisis correcto, afirmando que su representado jamás tuvo la posibilidad de disponer de lo sustraído.

Entiendo que el agravio no puede prosperar.

Atento la particular vinculación que señala la defensa entre los hechos y su pertinente prueba, lo cierto es que no ha denunciado las normas verificantes atingentes que actuó la Cámara al establecer cómo ocurrió el hecho de autos.

Al respecto, ha decidido V.E. que “es insuficiente el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley si el recurrente, no obstante reclamar un cambio de calificación, incursiona en terreno probatorio no citando norma procesal alguna como violada” (conf. doctrina causa P.47.882 del 26-6-92).

Esta omisión impide considerar el pretenso quebranto de la norma de fondo que señala como vulneradas el impugnante.

Finalmente, haciendo referencia a las mismas circunstancias atenuantes y agravantes sostenidas por el “a quo”, la agraviada considera que -de prosperar su planteo- la pena debe disminuirse conforme las normas ajustadas a la tentativa.

A la vista de la suerte adversa corrida por el empeño recursivo en lo relacionado con el reclamo principal, no corresponde emitir opinión con respecto al planteo precedente.

Por lo expuesto, solicito que V.E. rechace el recurso traído.

Así lo dictamino.

La Plata, 31 de marzo de 2000 -J.A. De Oliveira

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 17 de julio de dos mil tres, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR