"Quiero estar entre los 50 mejores"

 
EXTRACTO GRATUITO

Máximo González ahora está feliz y la sonrisa no le cabe en el rostro. Algo tiene que ver esa camiseta de River firmada por todo el plantel, que guarda en el raquetero como tesoro recién obtenido. En semanas consecutivas ganó dos torneos Challenger de la gira Copa Petrobras; el primero, en Montevideo, y el segundo, anteayer, en el Vilas Club. Las dos veces tuvo enfrente al uruguayo Pablo Cuevas, 71° del ranking mundial.La gran historia se esconde detrás. Estar 66° en el ranking mundial de la ATP y romperse el ligamento cruzado anterior de la pierna derecha jugando al fútbol no parece ser una combinación alentadora; sobre todo cuando se tienen 26 años y se llegó a ese lugar a pura lucha contra las propias limitaciones, haciendo del esfuerzo un dogma. Machi González jugaba entre amigos, en diciembre del año pasado. Estaba de vacaciones, encima. Pero el choque fortuito con un compañero fue fatal. Debió operarse. Y desde entonces tuvo que esperar seis meses para volver a subir en el edificio del ATP World Tour desde los pisos de abajo.Volvió a jugar en junio de este año, con ranking 188°. Hace dos semanas se ubicó 238°; así empezó a jugar la gira Petrobras. En dos semanas escaló 96 posiciones. Desde hoy es el 144° y todavía le queda paño para subir. "Quiero terminar dentro del top 100 para poder entrar directamente en el Abierto de Australia. Y el año que viene me quiero meter y estar entre los 50 mejores y mantenerme todo lo que pueda", dice Machi con ilusión.- Imagino cómo debés sentirte después de dos títulos consecutivos.-La semana pasada y ésta fueron increíbles. Llegar a las dos finales, ganarlas y ante un jugador con nivel ATP como Pablo Cuevas es fantástico.- ¿Te arrepentís de haber jugado aquel partido con amigos?-El fútbol siempre me gustó y lo practiqué junto con el tenis durante mucho tiempo, hasta que me incliné por el tenis definitivamente. Yo estaba de vacaciones y, en un partido, uno de ellos, sin intención, me chocó. La pierna se me fue para adentro. Al mes me dijeron que me tenía que operar. Y recién pude volver a jugar en junio.- ¿Y qué sentiste en esos momentos?-Mucha incertidumbre. Pero me puse las pilas, porque quería recuperar mi nivel. Por eso estas dos semanas fueron muy especiales. Cuevas tiene nivel ATP y le gané las dos finales. Y ganar en Buenos Aires también es especial, porque jugás ante tu gente. Para ellos también es este triunfo, mi familia, mi novia, mis amigos... Son los que siempre te apoyan a la distancia y ahora pudieron...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA