A pura contundencia, Rafaela goleó a Lanús

 
EXTRACTO GRATUITO

A veces, la rotación no garantiza resultados. En tiempos de calendarios apretados y competencias internacionales, los entrenadores suelen apelar a jugadores poco habituales para dosificar energías. O incluso, a esquemas novedosos. Guillermo Barros Schelotto, DT de Lanús, hizo ambas cosas para el partido frente a Rafaela. Sólo cuatro titulares ante la Crema se repitieron con respecto al partido frente a O'Higgins, de Chile, jugado en la semana por la Copa Libertadores: Marchesín, Velázquez, Izquierdoz y Ayala. El resto, nuevos. Incluso el esquema, que mutó del histórico 4-3-3 a un 4-3-1-2 con el uruguayo Alejandro Silva improvisado como enlace entre los mediocampistas y los delanteros.Enfrente, Atlético llegaba con el cuentakilómetros en cero, y sin la necesidad de economizar esfuerzos. Traía, sobre todo, a dos delanteros con peso específico: el uruguayo Diego Vera y la revelación del Inicial, Lucas Albertengo.Lanús se sintió obligado a demostrar que era más; a ganar el partido casi desde los vestuarios. Comenzó con más vigor e iniciativa. Rafaela se replegó como un boxeador sagaz, esperando su oportunidad para dar un golpe que tumbara al rival. Burruchaga, su entrenador, es un viejo zorro de la pelota, graduado con honores en la ciencia de hurgar en los errores del rival.Atlético jugó con los nervios de Lanús, que no pudo ponerse en ventaja con dos argumentos sencillos: la pegada del paraguayo Ayala y los arranques eléctricos de Jorge Pereyra Díaz. De a poquito, y conforme el local se desinflaba, los visitantes enseñaban su arma: el contragolpe y las triangulaciones entre Canhué, Albertengo y Vera. Este último fue el encargado de anotar el primer gol, luego de cabecear a la red un córner bien ejecutado por Depetris. No se había jugado ni media hora.Lejos de serenarse, Lanús fue puro vértigo. Prisa, en lugar de pausa. Sudor, más que neuronas. Al combo letal le sumó errores defensivos, que se hicieron horrores en el segundo gol de Rafaela, conseguido en otra pelota parada: Eluchans buscó con un tiro libre desde la mitad de la cancha a la cabeza calva de Vera. Otra vez sin marca, este trotamundos uruguayo -jugó en China, Colombia y México- inventó otro cabezazo que ingresó por arriba de Marchesín.En el entretiempo, Barros Schelotto aceptó su error y quitó de la cancha a Silva. Lanús volvió al 4-3-3 y por dos veces tuvo el gol: Vides... al palo. El mismo Vides, en un mano a mano tras una brillante asistencia de Barrientos... y ahora el que salvó fue Conde. El...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA