La punta del iceberg

 
EXTRACTO GRATUITO

Todo empezó con una transferencia bancaria. A las autoridades de la Administración Federal de Ingresos Brutos les llamó la atención que River pidiera autorización para mandar US$ 1,7 millones a un banco con sede en Miami para adquirir a Jonathan Bottinelli. Los sabuesos fueron más allá: era un jugador argentino de 29 años, sin poder de reventa, que iba a ser adquirido a un club chileno (Unión San Felipe), luego de haber quedado libre de San Lorenzo. Algo no les cerró.La página web de la Superintendencia de Valores y Seguros de Chile, algo así como la Inspección General de Justicia argentina, aporta más luz al asunto. Del otro lado de los Andes, la mayoría de los clubes son sociedades anónimas, por lo que están obligados a publicar sus balances. Para que todo el mundo pueda acceder a sus cuentas, como sucede con cualquier empresa multinacional que cotiza en Bolsa. Las últimas cuentas presentadas por Unión San Felipe, manejado por Raúl Delgado ?ex secretario de medios de Carlos Menem? y su hijo Sebastián describen las transacciones con una empresa inscripta en las Islas Vírgenes. Se trata de Old Oask Investment Limited, a la que, según los libros contables, San Felipe le debe cerca de un millón de dólares. "La sociedad, constituida en las Islas Vírgenes Británicas con el objeto de desarrollar inversiones deportivas, es dueña de los derechos y beneficios económicos derivados de los derechos federativos de jugadores profesionales que integran el plantel de Unión San Felipe. El saldo [474.263.668 pesos chilenos, casi un millón de dólares de acuerdo con el cambio usado en el balance] representa la obligación con dicha sociedad extranjera por el reconocimiento de tales derechos, surgidos de la venta o préstamos de jugadores a otros clubes", dice el balance.En otro apartado de la presentación, Unión San Felipe declara haber facturado US$ 810.818 por la venta de jugadores sólo en 2011, un número que algunos clubes argentinos envidiarían. Gracias a ese número, San Felipe, al que un gol del argentino Omar Merlo (ex River y Colón, de Santa Fe) mantuvo en Primera, mostró un balance superavitario: el año pasado ganó US$ 125.979.De todas maneras y pese al detalle que aportan los números del club, Raúl Delgado desmintió tener vínculos con las Islas Vírgenes y los paraísos fiscales: "No evadimos, no sabemos de Islas Vírgenes, no lavamos dinero y no somos delincuentes", aseguró el empresario argentino en declaraciones al diario El Mercurio. Sobre la polémica transferencia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA