¿Se puede prevenir el genocidio? Algunas consideraciones teóricas

Autor:Thomas Cushman
Páginas:7-26
 
EXTRACTO GRATUITO
7
¿Se puede preveni r el genocidio?
El prevencionismo en los estudios
sobre genocidio
Desde la Segunda Guerra Mundial, el
campo de los estudios sobre genocidio ha
evolucionado como un campo interdiscipli-
nario y acadé mico inde pendiente. Como
camp o inte lectua l autó nomo, el es tudio
del gen ocidio ha alc anzado un nivel en e l
cual es necesario desarrollar modelos para
el aná lisis del campo p ropiamente d icho.
Además de analizar el fenómeno del geno-
cidio, t ambién se debe analizar el estudio
del ge nocidio. El espíritu teórico que rige
esta tarea proviene de la sociología del co-
nocimiento, qu e considera q ue el conoci-
miento so bre el genocidio es un producto
cultur al de div ersos acad émicos con sus
particulares visiones del mundo, biografías,
tenden cias ideoló gicas e int ereses mate -
riales , sistema s de vinc ulación, q ue con-
forman y afectan la estruct ura de lo que se
sabe acerca de l genocidio. Esto no quiere
deci r, desd e lueg o, que el ge nocidio es
una construcción social. Es absolutamente
real, lo cual constituye, en principio, la ver-
dadera raison d’être (razón de s er) de los
estudios sobre genocidio. Sin embargo, la
producción de conocimiento sobre este fe-
nómeno es e sencialmente un proc eso so-
cial. El gen ocidio es una realidad o bjetiva,
pero una realidad que la gente enfoca con
una variedad de te ndencias person ales,
ideológicas y disciplina rias que dan forma
a lo que sabemos acerca de este fenóme-
no absolutamente real. Un signo de madu-
rez en la evolución de un campo de estudio
es cuando todos los que trabaja n en ese
campo participan en proyectos ref lexivos,
con una mirada crítica no sólo sobre el fe-
nómeno que estudian, sino también sobre
sí mi smos como generad ores acti vos de
conocimiento.
Este artículo representa un primer paso
hacia lo que podría denominarse “la socio-
¿Se puede prevenir el genocidio?
Algunas consideraciones teóricas*
Thomas Cushman1
* Este artículo fue extraído del Jou rnal of Genocide Resear ch, (Vol.5, Nº 4, dic iembre, 2003. Págs. 52 3-542) con el
derecho no exclusivo de edi ción en español otorgado como parte del intercambio de cooperación entre el Journ al
of Genocide Res earch y la Revista de E studios sobre Genocidio . Se agradece al Journa l of Genocide Research la
cesión de derechos. Traducción: Mariana Dematteo.
1 Se han presentado ve rsiones de e ste trabajo en numerosos ámbitos acad émicos, entre ellos el Ce ntro Carr de
Políticas para los Der echos Humanos de la Universidad d e Harvard, la Asociación Norteame ricana de Sociología,
la Universidad de Connecticut, el Centro Danés para el Estudio del Genocidio y el Holocausto, el Instituto de Inves-
tigación para la P az Internacional en Oslo y el Departamento de Filosof ía de la Universidad de Osl o. Agradezco a
estas instituciones por invitarme a compartir, depurar y precisar las ideas aquí presentadas y agradezco las críticas,
las preguntas y los comentarios de la audiencia en estos l ugares. También agradezco a Michael N. Barnett, Rhoda
Howard-Hassmann, Bridget Conley, John Torpey, Arne Johan Vetlesen, Rally Ferry, Michael Kaus, Israel Charny, Je-
rry Fowler y Eric Markusen por sus atentos y constructivos comentarios sobre distintas versiones del ensayo. T ales
comentarios no implican de modo alg uno una coincidencia absoluta con las ideas aquí pres entadas, pero me han
ayudado a profundizar mis consideraciones sobre estas complejas cuestiones.
8
Revista de Estudi os sobre Genocidio
logía de los estud ios sobre g enocidio”. A
pesar de los muchos aspecto s que atañen
a la organización de este ca mpo y en lo s
que uno podría co ncentrarse, lo que sigue
es un anál isis de la idea de prevenci ón en
los est udios sobre g enocidio, adem ás de
algu nas ref lexiones teóric as y e mpíricas
acerca de los pro blemas y la s posibilida -
des de la prevenc ión del genocidi o en los
inicios del siglo XXI.
Aunque los enfoques teóricos y meto-
dológicos del estudio del genocidio varía n
entre los académicos de este c ampo, in-
cluso u n rápido aná lisis del mismo rev ela
la exi stencia de u na creencia muy firme y
difundi da que sostiene lo siguiente: ( 1) el
genoc idio es p revenible y (2) un objetivo
fundamental de los estudios sobre genoci-
dio es ofrece r interpretaciones del genoci-
dio que serán útiles y, en realidad, necesa-
rias para la prevención de l genocidio. Las
teorí as s obre el genocidi o están vincula-
das, tanto implícita como explícitamente, a
la práctica de la prevención. El estudio del
genoc idio no es como l a “cien cia pura”,
que en g eneral es “desi nteresada”. Por el
contrario, éste se caracter iza por una firme
convicción ideológica de que el genocidio
es prevenible y que los conocimientos so-
bre el genoci dio contribuirán al logr o de la
prevención. Denominaremos pre vencionis-
mo a est a creencia en l a prevención, ésta
ideología fundamental en lo s estudios so-
bre geno cidio le otorga legitim idad y rele-
vancia al campo y también le proporciona
una c ierta legi timidad p olítica. E l preven-
cionismo no se limita exclusivamente al es-
tudio del geno cidio: es una ideología que
impregna el proyecto liberal de la moderni-
dad y las ciencias sociales que forman par-
te de ese proyect o. La premisa fundamen-
tal que su stenta este p royecto modern o
es la idea de p rogreso y el mejoram iento
social a través del conocimiento y el enten-
dimiento. En realid ad, el pr evencionis mo
es una id eología q ue ha propor cionad o
legitimid ad a la ciencia s ocial/las ciencias
social es desde tiempos i nmemoriale s: el
conoci miento de la sociedad generado a
través de la investigación científica consti-
tuye e l primer pas o hacia la prevención o
disminución de los problemas sociales.
Como experimento intelectual para de-
mostrar la preponderancia del prevenci o-
nismo en los estudios sobre genocidio, po-
dríamos considerar cuál es la probabilidad
de h allar a alguie n dentro del c ampo de
estudio del genocidio que haya estudiado
el genocidio po r la mera satisfacción cien-
tífica de saber sobre el tema. De hecho, en
casi todos los tr abajos relevant es sob re
genocidio hay una idea implícita o explícita
de que quizás el p rincipal obje tivo de en-
tender el genocidio sea tratar de evitarlo. El
prevenc ionismo es un a suerte de lengua-
je comparti do o, en tér minos d e Ludw ig
Wittgenstein, un “juego del lenguaje” qu e
identifica y u nifica a los que participa n en
el campo. Como tal, el compromiso con la
prevención es proba blemente tan impor-
tante para e l presti gio den tro del campo
como la erudic ión y la tray ectoria e n una
determin ada disciplina . Al considera r que
el preve ncionismo es u na especie de len-
guaje, no me refiero a infe rir que la función
unifica dora del le nguaje de la prevención
presupon e un cierto grado de solida ridad
o ac uerdo e n cuant o a mo prevenir el
genocidio. En rea lidad, como hemos esta-
do viendo durante estos últimos años en el
caso de Bosnia, Kosovo y, actualmente, la
guerra norteamericana contra el terrorismo,
existen enormes difere ncias entre lo s dis-
tintos enfoques de la prevención: desde los
que proponen enfoques no violentos hasta
aquellos que sostienen que la prevenci ón
debe resultar d e la intervenci ón militar . A
pesar de que existen distintas teorías sobre
cómo prevenir eficazmen te el ge nocidio,
hay un consenso gener al en cuanto a que
el genocidio puede y debe prevenirse y que
la producción de una cierta clase de cono-
cimiento ci entífico sobre el ge nocidio está
esencialmente relacionada con esa tarea.
Este ensayo cumple dos propósitos. El
primero es establecer las conexiones entre

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA