Cómo pudo Mauro Martín burlar el derecho de admisión

 
EXTRACTO GRATUITO

En el fútbol argentino nada es lo que parece. Si el domingo, minutos antes del comienzo del superclásico, la agencia oficial Télam distribuía las fotos de los efectivos policiales retirando del estadio a Mauro Martín, el líder de la barra de Boca sobre el que pesa el derecho de admisión, dos días después, otras fotos desmienten el accionar de las fuerzas de seguridad. En varias redes sociales circularon ayer fotos y videos que muestran a Martín en las entrañas del Monumental. Eso sí, Martín se cambió la indumentaria: en lugar del buzo oficial del seleccionado argentino que portaba al ser expulsado del estadio por la policía, para ocupar su lugar en el corazón de la hinchada optó por una remera de Boca. Un ejemplar del modelo nuevo, azul oscuro, con vivos amarillos y las letras del auspiciante principal en el centro. Y cambió un gorrito blanco por uno azul. Mismas zapatillas blancas y negras; ídentico pantalón.¿Cómo logró el líder de la barra burlar un dispositivo de 1200 policías que costó cerca de un millón de pesos? La reconstrucción de los hechos empieza cuando Martín se prestó al Sabed, la herramienta impulsada desde el Ministerio del Interior para erradicar la violencia de los estadios que se basa en los datos biométricos de las personas. Al poner sus dedos en la primera computadora, Martín fue identificado. Negó ser él. Los policías le pidieron repetir la prueba, en otro dispositivo. Sus dedos volvieron a delatarlo. Esta vez, no se negó.Eran las 13.45 del domingo cuando la policía le labró el acta correspondiente ?a la que accedió LA NACION?. Luego, el momento fue inmortalizado, aunque sólo las lentes de la agencia Télam tuvieron el privilegio de las instantáneas. En ellas, Martín aparece retratado con el subcomisario De Feo y el comisario Roberto Brondo, jefe del área de prevención de la violencia en el fútbol. Ante las reiteradas consultas de LA NACION en esa dependencia, se informó que Brondo estaba ocupado, y que toda la información al respecto (lo sucedido en el superclásico) sería canalizada a través del área de prensa de la Policía Federal. "No le podemos brindar información", fue la escueta respuesta. Ante la requisitoria periodística sobre su retrato junto a Mauro Martín y su ingreso en el estadio, la respuesta fue idéntica: "No le podemos brindar información". Hubo varios intentos posteriores para hablar con el funcionario, todos fallidos.Lo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA