Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vii, 19 de Febrero de 2021, expediente CNT 040903/2016/CA001

Fecha de Resolución19 de Febrero de 2021
EmisorCámara Nacional de Apelaciones del Trabajo - Sala Vii

Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

- SALA VII

CAUSA Nº 40903/2016

SENTENCIA DEFINITIVA Nº 55984

CAUSA Nº 40903/2016 - SALA VII – JUZGADO Nº 30

En la Ciudad de Buenos Aires, a los 19 días del mes de febrero de 2021, para dictar sentencia en los autos: “PRUNOTTO, NICOLAS ENRIQUE

c/ ARCOS DORADOS ARGENTINA S.A. s/ DESPIDO” se procede a votar en el siguiente orden:

EL DOCTOR N.M.R.B. DIJO:

  1. El pronunciamiento de grado que hizo lugar a la demanda incoada, viene apelado por la accionada mediante el recurso glosado a fs.

    297/305 y por el accionante mediante el recurso glosado a fs. 306/308.

    Asimismo, la demandada critica los estipendios fijados a la representación letrada del accionante y a los peritos intervinientes por considerarlos elevados (fs.304vta.).

    Por motivos de estricto orden metodológico abordaré los agravios deducidos de acuerdo a la incidencia que tienen los mismos sobre los temas debatidos.

  2. Causa agravio a la demandada el pronunciamiento en la medida que consideró acreditado que las tareas realizadas por el actor encuadraban en las descriptas en el art. 40 CCT 329/00, cat. 24 “Oficial de mantenimiento”, por lo que concluyó que el despido en que se colocó el trabajador devino justificado, ante la falta de pago de los adicionales convencionales y rubros reclamados.

    Refiere que la solución alcanzada en primera instancia derivó de un análisis parcializado y arbitrario de la prueba rendida en la causa, en especial señala la falta de consideración de la prueba pericial contable y documental,

    así como la errónea ponderación de la testimonial.

    Analizadas las constancias de la causa, adelanto que, en mi opinión,

    el recurso no podrá prosperar.

    En primer lugar, habré de referirme al argumento de la demandada respecto de la falta de reclamo del actor desde su ingreso (01/03/2013),

    hasta el inicio del intercambio telegráfico (25/11/2015), destacando que el silencio mantenido durante el periodo señalado, en modo alguno puede perjudicarlo a la luz de lo normado por los arts. 12 y 58 de la Ley de Contrato de Trabajo.

    Sentado lo expuesto, luego de la valoración del plexo probatorio,

    advierto -al igual que la magistrada a quo-, que las tareas que desarrolló el actor a las órdenes de ARCOS DORADOS ARGENTINA S.A. encuadran en Fecha de firma: 19/02/2021

    Firmado por: N.R.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.B.Q., SECRETARIA DE CAMARA

    Firmado por: B.E.F., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

    - SALA VII

    CAUSA Nº 40903/2016

    las previsiones del art. 40 CCT 329/00, cat. 24 “Oficial de mantenimiento”,

    por lo que no se advierte motivo válido que justifique que hubiera sido registrado como personal fuera de convenio.

    En ese sentido, la prueba testimonial obrante en autos, me conduce a considerar que las funciones del actor se asemejaban a las de un “Oficial de mantenimiento” (cfr. cat. 24), y no a “Tecnico de local” como pretende aducir la accionada.

    Vale recordar que al definir la categoría 24, la norma colectiva establece que dicha categoría corresponderá al personal con conocimientos técnicos e idóneos para atender el cuidado, funcionamiento y mantenimiento en servicio de los equipos, maquinarias e instalaciones del establecimiento (fs. 255 vta.).

    Asimismo, considero acertado el análisis efectuado por el Sr. Juez a quo respecto de que la circunstancia de que el actor tuviera dos o tres personas a su cargo no hace más que confirmar el encuadramiento convencional, dado que el art. 41 del mismo convenio contempla la existencia de la “Categoría 25 – Ayudante de mantenimiento: es la persona que secunda en sus tareas al Oficial de mantenimiento” (ver fs. 255 vta.).

    A mayor abundamiento, cabe destacar que las declaraciones de los testigos Queiro (fs. 181), A. (fs. 197), R. (fs. 222) y S.S. (fs. 224) fueron contestes al describir las tareas que realizaba el accionante, como ser el mantenimiento de los equipos, tanto preventivo como correctivo, así como también de las instalaciones y de la infraestructura del mismo. Ahora bien, por el contrario, la accionada no produjo prueba alguna que resulte idónea para acreditar que dichas tareas no se adecúan a lo establecido por el convenio colectivo anteriormente citado.

    Así pues, comparto la apreciación practicada en primera instancia respecto del valor probatorio de los testimonios, en tanto se revelan objetivos, concordantes entre sí y con suficiente razón de los hechos sobre los que declararon, dando cuenta de las circunstancias de modo tiempo y lugar en las que tomaron conocimiento de los sucesos, por haber compartido el ambiente de trabajo con el actor (cfr. art. 90 LO y 368 CPCCN).

    Destaco en el punto, que el hecho de que algunos de los deponentes tengan juicio pendiente con lo accionada no invalida sus dichos “per se”, ya que la ley procesal vigente no entra en el juego de las tachas absolutas y relativas.

    Fecha de firma: 19/02/2021

    Firmado por: N.R.B., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: G.C., JUEZ DE CAMARA

    Firmado por: M.B.Q., SECRETARIA DE CAMARA

    Firmado por: B.E.F., JUEZ DE CAMARA

    Poder Judicial de la Nación CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO

    - SALA VII

    CAUSA Nº 40903/2016

    En el art. 427 del CPCCN se enuncian cuáles son los testigos excluidos y allí no se menciona a los que tienen juicio pendiente contra la demandada, por lo que era la accionada quien debía demostrar la sinrazón de sus dichos, lo que no se advierte en el caso, en tanto a fs. 226/228 se limita a señalar la existencia de causa judicial en su contra y una supuesta intención de generarle un perjuicio, que no se observa en los dichos de ninguno de los testigo, los cuales se notan objetivos (art. 90 LO y 386

    CPCCN).

    A todo evento, no puedo dejar de mencionar que los argumentos que trae la recurrente a consideración de la alzada, mediante los cuales pretende controvertir las afirmaciones de los testigos y su apreciación, se revelan como meras apreciaciones subjetivas y transcripciones sesgadas y descontextualizadas, que no pueden considerarse idóneas para modificar lo actuado.

    En función de lo señalado, sólo cabe concluir que del análisis de los testimonios no se advierten las circunstancias que invocó la demandada para excluir al actor de la aplicación del convenio colectivo que rige la actividad (CCT 329/00), por lo que propongo confirmar lo actuado en primera instancia, en la medida que las funciones cumplidas por el actor encuadran con las descriptas para la categoría descripta en el libelo inicial.

    Siendo así, la denuncia del contrato de trabajo producida por el actor,

    luce justificada ante la falta de reconocimiento de su categoría y consecuente falta de pago de los adicionales que le correspondían, por lo que le asiste derecho al cobro de las indemnizaciones derivadas del despido (art. 232, 233

    y 245 LCT).

    Ahora bien, en lo que hace al agravio vertido por el actor en relación al monto de cuantificación de las diferencias salariales, el cual sostiene que resulta insuficiente, adelanto que el mismo no prosperará.

    En efecto, más allá de las consideraciones expuestas a lo largo del relato, el cuestionamiento se encuentra desierto en los términos del art. 116

    L.O. toda vez que, si bien cuantifica su pretensión, lo cierto es que lo hace de forma genérica y sin efectuar un cálculo detallado y...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR