La prueba testimonial y el Código Civil y Comercial

Autor:Juan M. Converset (h.)

Page 01

La prueba testimonial y el Código Civil y Comercial *

Por Juan M. Converset (h.)

1. Concepto y caracteres

Etimológicamente el término “testigo” proviene de testibus, que significa testificar la verdad de un hecho1. En cambio, Alsina enseña que dicho término deriva de testando, que significa referir, narrar2.

Enseña Chiovenda que el testigo es la persona distinta de los sujetos procesales llamada a exponer al juez las propias observaciones de hechos acaecidos que tienen importancia en el pleito, o bien, es quien depone sobre percepciones sensoriales concretas, relativas a hechos o circunstancias pretéritas.

De esta definición, surgen las siguientes características de la prueba testimonial:

a) El testigo debe responder sobre hechos pasados que han sido percibido por alguno de sus sentidos.

b) Debe tratarse de una persona física, puesto que las personas jurídicas carecen de aptitud para percibir o deducir un hecho.

c) Debe ser hábil, en consideración a los recaudos legales que condicionan su

declaración.

d) Debe tratarse de una persona ajena al proceso.

2. El testigo y el Código Civil y Comercial

En el Código Civil y Comercial aparece mencionado “el testigo”, y ello adquiere trascendencia, teniendo en cuenta la importancia de ese medio probatorio en relación al derecho procesal.

3. El testigo y la edad

El art. 426 del Cód. Proc. Civil y Comercial, dice que “Toda persona mayor de catorce años podrá ser propuesta como testigo y tendrá el deber de comparecer y declarar, salvo las excepciones establecidas por ley”.

La edad se debe tener en cuenta al momento de producirse la declaración, consecuentemente el testigo se encontraría habilitado para declarar en relación a hechos ocurridos cuando el menor no contaba con la mencionada edad.

* Extraído del artículo publicado en “Derecho Civil Argentino”, www.facebook.com/groups/ Der.Civ.Arg/. Bibliografía recomendada.

1Castro, Máximo, Curso de procedimientos civiles, Bs. As., Ariel, t. I, 1931, p. 334.

2Alsina, Hugo, Tratado teórico práctico de derecho procesal civil y comercial, 2ª ed., Bs. As., Ediar, t. III, 1958, p. 536.

Converset (h.), La prueba testimonial y el Código Civil y Comercial 1

Page 02

Ahora, para considerar la edad mínima del testigo, se tuvo en cuenta que más allá de la carga procesal de comparecer, el testimonio en sí mismo, es un acto voluntario lícito que como tal, exige que aquel que lo formule cuente con discernimiento, intención y voluntad (art. 897, Cód. Civil de Vélez Sársfield).

En este orden de ideas, con el nuevo Código Civil y Comercial la edad ha variado, pues el art. 25 del mencionado ordenamiento legal, denomina adolescente a la persona menor de edad que cumplió 13 años.

Ello así, el discernimiento para los actos voluntarios lícitos ahora se adquiere, en general, a partir de los trece años (arts. 260 y 261, inc. c); en tanto el discernimiento para los actos voluntarios ilícitos se sigue adquiriendo a los diez años (art. 261, inc. b) del Cód. Civil y Comercial.

La edad que establece el Código Procesal Civil y Comercial de la Nación se estableció en razón de que se consideraba que los 14 años era la entrada en la pubertad, por lo que se puede entender que se ha producido una modificación en este aspecto.

4. Testigos necesarios en el proceso de familia: parientes, allegados y menores

El art. 427 del Cód. Proc. Civil y Comercial dice que “no podrán ser ofrecidos como testigos los consanguíneos o afines en línea directa de las partes, ni el cónyuge, aunque estuviere separado legalmente, salvo si se tratare de reconocimiento de firmas”, pero en algunos casos en particular y en virtud de la apreciación judicial, teniendo en consideración que suelen ser las únicas personas que tienen conocimiento del hecho, se permite su declaración, máxime en procesos de familia3.

El art. 711 del Cód. Civil y Comercial, dice que “los parientes y allegados a las partes pueden ser ofrecidos como testigos. Sin embargo, según las circunstancias, el juez está facultado para no admitir la declaración de personas menores de edad, o de los parientes que se niegan a prestar declaración por motivos fundados”.

En relación a estos artículos, es preciso resaltar que si bien el art. 711 no clarifica a qué tipo de parientes se refiere, se debe entender que son los mencionados en el art. 427 del Cód. Proc. Civil y Comercial de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba