Prueba

AutorLuis R. Carranza Torres
Cargo del AutorAbogado (U.N.C.). Doctor en Ciencias Jurídicas (U.C.A.)
Páginas207-228
CAPÍTULO 12
PRUEBA
A) ASPECTOS GENERALES
§ 1. Concepto. CARNELUTTI conceptualiza a la prueba, a partir
del lenguaje común, como la “comprobación de la verdad de una
proposición, por lo que sólo se habla de prueba a propósito de
alguna cosa que ha sido afirmada”, para concluir que las partes
afirman y el juez comprueba.198 Por su parte, COUTURE sostiene
que probar es demostrar la certeza de un hecho o la verdad de
una afirmación, resultando para tal autor la prueba civil una
“[…] comprobación, demostración, corroboración de la verdad o
falsedad de las proposiciones formuladas en el juicio”.199
La prueba en un sentido estricto refiere a la obtención del
cercioramiento judicial acerca de los hechos indispensables
para la resolución del conflicto procesal, y en un sentido am-
plio comprende todas las actividades que se realizan a fin de
198 CARNELUTTI, Francesco, La prueba civil, Depalma, Buenos Aires, 1982, p.37.
199 COUTURE, Eduardo J., Fundamentos del Derecho Procesal Civil, Depalma, Bue-
nos Aires, 1977, p. 215.
208 LUIS R. CARRANZA TORRES
obtener dicho cercioramiento con independencia de que este se
obtenga o no.200
Toda parte que pretende que se ha verificado en la reali-
dad, la situación de hecho descripta por la norma o normas
que invoca como fundamento de su pretensión o defensa debe,
por regla, asumir la carga de afirmar la existencia de esa situa-
ción.201
§ 2. La prueba en el proceso. La fase probatoria en el pro-
ceso, tiene una estructura y una función compleja, conteniendo
en sí a diversas etapas y a una multiplicidad de actividades
posibles. Su necesidad se halla justificada en que el juzgador,
concluida la fase postulatoria, sólo tiene un conocimiento par-
cial y subjetivo de cada una de las posiciones de las partes con-
trapuestas en el proceso. En tal punto del desarrollo procesal,
el juzgador solamente conoce la opinión personal respecto al
litigio que le presenta tanto el actor como el demandado. Por
ello es indispensable e imprescindible que se ingrese al trámi-
te un conocimiento objetivo sobre la controversia de intereses.
Este conocimiento lo obtendrá el juez mediante la actividad
aprobatoria que se desenvuelve en la fase homónima, en la
cual el juzgador va a recibir de las partes y para el proceso, la
recepción de las probanzas que apoyen, corroboren, o sosten-
gan sus respectivas posiciones contrapuestas. El juez tiene
necesidad de recibir todos los datos suficientes y necesarios
por los cuales venga a constatar, corroborar y confirmar la po-
sición o posiciones de las partes en el proceso.202
200 CARRANZA TORRES, Luis R., Técnica de la prueba judicial y administrativa, ob.
cit., p. 48.
201 PALACIO, Lino Enrique, Manual de derecho procesal civil, t. I, ob. cit., p. 427.
202 CARRANZA TORRES, Luis R., Técnica de la prueba judicial y administrativa, ob.
cit., ps. 47-48.

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba

VLEX utiliza cookies de inicio de sesión para aportarte una mejor experiencia de navegación. Si haces click en 'Aceptar' o continúas navegando por esta web consideramos que aceptas nuestra política de cookies. ACEPTAR