Cortaderia pilosa (d'urv.) Hack. En la provincia de Mendoza.

Autor:Roig, Fidel A.
Cargo:Notas Agrostologicas II
 
EXTRACTO GRATUITO

RESUMEN

Se estudia la variación del largo de espiguillas y glumas en materiales colectados en el sur de Mendoza y se comparan con los de otras localidades argentinas. Se extiende el área de distribución de Cortaderia pilosa hasta el sur de Mendoza, donde estaña el límite septentrional de distribución.

CORTADERIA PILOSA (D'URV.) HACK. IN THE MENDOZA PROVINCE

SUMMARY

The variation in length of spikelets and glumes of materials collected in the South of Mendoza was studied and compared with data from other Argentine localities. The distribution area of Cortaderia pilosa extends up to the South of Mendoza, where the boundary of distribution would lie.

**********

En diversos viajes botánicos realizados a la zona del volcán El Azufre y de Las Loicas, en el departamento de Malargüe, se colectó a Cortaderia pilosa (d'Urv.) Hack. Esta pequeña cortadera crece en el margen de vegas o en laderas rocosas muy sueltas próximas a ellas, al pie del mismo volcán. La vega está dominada por Juncus arcticus Willd., Trifolium repens L., Carex atropicta Steudel, etc.

Cortaderia pilosa (Basónimo: Arundo pilosa dÙrv, Kurtz, 1900) es común en las Islas Malvinas, donde es frecuente en vastas áreas exceptuando zonas pantanosas y suelos secos superficiales, en la Isla Grande de Tierra del Fuego, islas del sur de Chile y también luego en el continente siguiendo el cordón andino hasta el sur de Mendoza.

Conert (1961) describe a C. minima y fundamenta esta nueva especie en dos ejemplares, uno proveniente de Villarica, en el sur de Chile (holotypus) y otro procedente de Pino Hachado, en la provincia de Neuquén en Argentina.

Ningún carácter cualitativo separa a C. pilosa de C. minima, diferenciándose sólo por caracteres cuantitativos como tamaño de plantas y largo de espiguillas y glumas.

Nicora (1973) supone que mientras C. pilosa sería característica de las islas, C. minima tendría distribución continental y considera a esta última como una variedad de la primera. Connor & Edgar (1974) transfieren C. minima a la sinonimia de C. pilosa. Posteriormente, Nicora (1978) conserva el estatus varietal de C. pilosa var. minima (Conert) Nicora, separándola de la var. pilosa. Sin embargo, observa que entre los materiales estudiados hay ejemplares intermedios que no pueden atribuirse a ninguno de los dos taxones.

Moore (1968, 1983) al considerar C. pilosa, primero para las Islas Malvinas y luego para Tierra del Fuego, da rangos para las espiguillas y para las glumas que incluyen a...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA