Otra protesta contra dos torres en el predio de la Villa Roccatagliata

 
EXTRACTO GRATUITO

La construcción de dos torres dentro del predio de la Villa Roccatagliata, en Coghlan, provocó descontento y una nueva movilización de algunos vecinos de ese barrio, de Saavedra y de Belgrano. Se oponen al desarrollo del emprendimiento inmobiliario en torno de la centenaria casona porque consideran que la obra impactará de manera negativa en la zona.

"No podemos confundir modernidad con una intervención de este estilo, que es fea a la vista e incumple las normas establecidas", se quejaban ayer las personas reunidas para protestar en la intersección de Balbín y Roosevelt, donde se erige la propiedad.

El proyecto ya estuvo paralizado tres años atrás, luego de que las asociaciones vecinales presentaran un recurso de amparo, pero la obra volvió a avanzar luego de que la Ciudad otorgara los permisos correspondientes.

Actualmente, cursa en la Justicia un pedido para que se interponga una medida cautelar urgente contra el avance de la construcción de las torres; la principal tendrá 28 pisos, en los que habrá alrededor de 350 unidades, y la segunda, 13 pisos. El legislador Gustavo Vera, de Bien Común, presentó una demanda que quedó radicada en el juzgado en lo contencioso administrativo y tributario N° 8, a cargo del magistrado Osvaldo Otheguy, que deberá expedirse próximamente.

"Estamos cuestionando los permisos de obra que otorgó el gobierno porteño porque atentan contra el Código de Planeamiento Urbano (CPU)", explicó a LA NACION el abogado Jonatan Baldiviezo, habitual litigante contra la Ciudad, que acompaña la demanda.

Según el letrado, "la construcción supera el factor de ocupación del terreno (FOT) permitido por el CPU, una de las torres tiene más altura que la autorizada y, además, se ocupa en gran proporción el pulmón de manzana, algo que también está prohibido".

Fuentes del Ministerio de Desarrollo Urbano porteño respondieron a LA NACION que la Justicia se expidió en tres instancias distintas a favor del desarrollo de la obra y que se avaló, así, la autorización expedida por la Dirección General de Interpretación Urbanística para darle el visto bueno al proyecto.

"Para evitar estos problemas, en diciembre enviaremos a la Legislatura el proyecto de reforma del Código de Planeamiento Urbano para que sea discutido", agregaron los voceros.

Además de los cuestionamientos a las características técnicas del megaproyecto, los vecinos más movilizados se...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA